Activos golpeados

Los mercados cayeron fuerte, pero los bonos argentinos pudieron rebotar tras ocho bajas al hilo

El miedo al Tapering llevó a los índices norteamericanos a cerrar con pérdidas de hasta 2,85 por ciento. No obstante, los bonos globales de la Argentina tuvieron una recuperación y el Merval avanzó en forma marginal. Los ADR sí la pasaron mal y tuvieron caídas casi generalizadas.

Que los activos argentinos están desacoplados de lo que sucede en el mundo es una realidad de hace años.

Pero, en esta ocasión, tal desenganche fue positivo: mientras las bolsas del mundo cerraron con importantes caídas, el Merval mostró un avance marginal y los bonos globales recuperaron algo después de ocho caídas al hilo.

De todas formas, el riesgo país cedió tan solo dos puntos y se ubicó en 1629 puntos.

Distinta suerte tuvieron los ADR de empresas locales, que cerraron con pérdidas en la gran mayoría de los casos. 

En tanto, los dos principales unicornios de propietarios argentinos (Mercado Libre y Globant) cayeron fuerte por segunda rueda consecutiva. 

En tanto, en Estados Unidos el Nasdaq retrocedió 2,83% y el índice que mide la volatilidad de los mercados (el VIX) se disparó un 23,93%, dejando a las claras el temor de los operadores a que empiece pronto el retiro progresivo de incentivos a la economía por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed). 

"Los mercados ya están priceando el tapering de la Fed", sostuvo Matías Roig, director de Portfolio Personal Inversiones (PPI). 

Roigo recordó que que la semana pasada el organismo anticipó que en noviembre podría comenzar con la retirada de los estímulos económicos y señaló que "las acciones tecnológicas son las que más sufren". 

"Es un contexto complicado, que, a su vez, termina teniendo un efecto derrame en el resto de los mercados del mundo", indicó Roig. 

Más allá de esta situación, también habrían impactado negativamente los temores de que Estados Unidos no pueda afrontar sus deudas por faltas de acuerdo legislativos en cuestiones presupuestarias. 

Los bonos argentinos, al revés del mundo

Luego de ocho ruedas al hilo perdiendo valor y subiendo el rendimientos, los instrumentos argentinos emitidos bajo jurisdicción norteamericana cerraron alcistas a lo largo de la toda la curva.

La suba principal en Wall Street la ostentó el GD38, que avanzó 1,15 por ciento. En tanto, el GD30 subió 0,73%, pero aún su tasa interna de retorno (TIR) sigue por encima del 20 por ciento. 

En cuanto a los ley local, la planilla de ByMA mostró movimientos dispares. El AL41D lideró las subas (1,3%), seguido por el AL35D (1,2 por ciento). En tanto, el AL30D cayó 0,2 por ciento.

"Este rebote no se sustenta en ninguna noticia particular ni en un cambio de percepción por parte de los inversores con respecto a estos activos", consideró Joaquín Candia, analista de Banco CMF. 

Y agregó: "Luego de tanta caída, se abren oportunidades de compra principalmente para trades más de corto plazo y especulativos. La volatilidad seguirá siendo constante en el corto plazo mientras el mercado espera indicios de cambios estructurales".

En relación a la suba de los bonos globales, el economista jefe de Grupo SBS, Juan Manuel Franco, aclaró que los instrumentos venían de fuertes caídas desde los máximos post PASO, por lo que posiblemente el avance de hoy se deba "a compras de oportunidad por parte de inversores con apetito por el riesgo y no a una cuestión asociada al panorama mundial".

El Merval sostuvo la cotización, pero se derrumba en volumen

El índice bursátil porteño, a contramano de lo que sucedió en gran parte del mundo, tuvo un acotado avance. Subió 0,2% y se colocó en 75.808,43 unidades. Medido en dólares contado con liqui se encuentra en 387 puntos. 

El panel líder se mostró mixto, con mitad de velas rojas y mitad de velas verdes. La suba principal la mostró Ternium (1,22%), seguida por Holcim (0.95%), Transportadora Gas del Sur (0,94%) e YPF (0,91 por ciento).

Entre las caídas, la más fuerte la sufrió Cablevisión Holding (2,8%), seguida por Central Puerto (2,39%) y Sociedad Comercial del Plata (-1,38 por ciento). 

El dato más negativo es que se sigue derrumbando el volumen operado. Los papeles locales movieron solo $ 606 millones y fueron sextuplicados por los montos de los Cedear ($ 3370 millones).

ADR a la baja 

Entre las acciones argentinas en Wall Street predominaron las velas rojas, con muy pocas excepciones. Se destacó un retroceso de Edenor (-4,64%), seguida por Irsa (-3,6%) y Cresud (-3,3 por ciento).

El dato positivo es que, entre las más representativas, YPF ganó un 0,66%, aunque Galicia retrocedió 0,93 por ciento. 

Por otro lado, hubo un interesante desenvolvimiento de Transportadora Gas del Sur, que subió 1,5 por ciento. 

Entre los unicornios fundados por argentinos continuó la baja iniciada ayer: Mercado Libre perdió un 4,87% y Globant bajó 3,29 por ciento.

Fuertes pérdidas en Wall Street

Las acciones de Wall Street cerraron el martes con una fuerte caída, por un aumento de los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos, la preocupación por la persistente inflación y las difíciles negociaciones sobre el límite de endeudamiento en Washington, según informó la agencia de noticias Reuters. 

El Dow Jones cayó un 1,63%, a 34.299,99 unidades, mientras que el S&P 500 perdió un 2,04%, a 4.352,63 unidades. El Nasdaq retrocedió un 2,83%, a 14.546,68 unidades.

"El mercado viene muy bien, lo de hoy es una corrección que, lejos de quitarnos el sueño, debería ser vista como sana", consideró Camilo Cisera, estratega de Cohen Aliados Financieros.

Cisera remarcó que las que más caen son las tecnológicas y que "esto tiene que ver con que están subiendo las tasas de bonos del Tesoro a 10 años en Estados Unidos, superando el umbral de 1,5%". 

Por otro lado, enfatizó que "se viene el tapering", lo que implica una normalización de estímulos fiscales y monetarios y eso lleva a compresión de múltiplos "y las tecnológicas son las más caras".

Por su parte, Santiago Ruiz Guiñazú, head de equity sales & trading de AdCap indicó: "En Estados Unidos hay nerviosismo debido a que tanto Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal, como Janet Yellen, secretaria de Hacienda, advirtieron acerca de un potencial incumplimiento de Estados Unidos, a raíz de que no se elevó el techo de la deuda y hay un estancamiento en el Congreso entre republicanos y demócratas para abordar la situación"

Tags relacionados

Compartí tus comentarios