Cresud subió más de 12% en Wall Street y apuntaló al S&P Merval

Los bonos argentinos, en tanto, volvieron a sufrir  y el riesgo país trepó hasta los 1416 puntos. 

En una jornada marcada por una nueva mejora de los comodities a nivel global, el papel de Cresud se llevó todas las miradas de los inversores. 

La acción de la agropecuaria saltó 17% sobre el cierre del mercado y apuntaló hacia arriba al índice S&P Merval, que consiguió cerrar en positivo tras dos ruedas en baja. Así, el principal índice de la bolsa porteña ganó 0,5% y volvió a ubicarse por encima de las 51.200 unidades. 

"Entre idas y vueltas durante todas estas últimas jornadas, la renta variable local vuelve a posicionarse con variaciones positivas durante el día, aunque sin una tendencia clara y definida, en falta de señales sólidas que permitan a los inversores evaluar y plasmar sus expectativas en base de un rumbo específico", afirmó el analista Javier Rava. 

La suba de Cresud se explica por un nuevo aumento de los precios internacionales de la soja - que trepó 3%-,  el trigo y el maíz. En Wall Street, su ADR ganó 12,5% y se ubicó en el podio de los papeles argentinos con mejor rendimiento en el día. En la vereda opuesta, terminó el ADR de YPF , que volvió a bajar 5,4% y acumula un rojo de 10,5% en lo que va del mes, empuajdo por una mala calificación de la consultora Fitch y en un contexto de prudencia de los inversores. 

La petrolera presentó una oferta a sus acreedores y fue rechazada, lo que impactó fuertemente en su cotización. En la plaza local, el papel perdió 4,1%. 

Así, la renta variable cerró un día mixto.  A contramano, en el segmento de renta fija los bonos soberanos en dólares también mostraron caídas en general a lo largo de toda la curva.

 

Tags relacionados
Noticias del día
Finanzas y Mercados

En marzo subió el déficit primario, pero bajó el financiero

En marzo subió el déficit primario, pero bajó el financiero
El déficit primario tuvo un aumento interanual del 78,1% nominal y del 26,2% en términos reales. El financiero, que incluye el pago de servicios de la deuda, registró una suba del 32,2% a valores corrientes pero una baja del 6,3% si se descuenta la inflación. Son datos de la Oficina de Presupuesto del Congreso.

Compartí tus comentarios