Los bonos suben pero mantienen precios que reflejan extrema desconfianza

El riesgo país se encuentra operando en 1369 puntos, alejándose de los 1490 que supo tocar hace cuestión de semanas, aunque a la vez se coloca 32% por encima de los niveles vistos en septiembre pasado.

Los bonos argentinos mantienen el sendero alcista de corto plazo en medio de un rebote de las acciones en Wall Street. Aún así, la recuperación de la renta fija local sigue sin tener fuerza y se mantienen con un balance negativo desde su nacimiento tras el canje de deuda . La desconfianza para con los bonos se mantiene y se evidencia en las tasas que pagan los bonos, así como también en la forma y nivel de la curva de deuda soberana.

Las acciones en Wall Street abren al alza el martes tras el recorte del lunes. Los tres índices bursátiles americanos operan en verde liderados por el Nasdaq  que sube 0,83%. Le siguen el S&P500 y el Dow Jones que operan el martes con alzas de 0,72% y 0,53%.

El balance para las acciones en Wall Street sigue siendo muy positivo, con avances de 42% para el sector tecnológico y del 15% para el S&P500.

En línea con la dinámica alcista en Wall Street, los bonos argentinos también abren en verde, aunque con ligeras ganancias. El Global 2029 y el Global 2030 suben 0,19% y 0,14% respectivamente. En la parte media de la curva se ven subas de 0,24% para el Global 2035 y de 0,22% para el Global 2038. Finalmente, y con una misma tónica de suba, los bonos a 2041 y 2046 suben 0,17% y 0,22% respectivamente.

Aun así, y pese al rebote reciente, los bonos argentinos mantienen perdidas de entre 25% y 30% desde que comenzaron a operar a comienzo de septiembre. La curva sigue invertida y desplazada al alza, con tasas que van desde 15,5% en la parte corta y alcanzan los 13,6% en la parte más larga.

Con una dinámica similar, el riesgo país se encuentra operando en 1369 puntos, alejándose de los 1490 que supo tocar hace cuestión de semanas, aunque a la vez se ubica un 32% por encima de los niveles vistos en septiembre pasado.

Ni aún habiendo reestructurado la deuda el riesgo país ha logrado sostenerse debajo de los 1000 puntos, lo cual refleja la incertidumbre que tienen los inversores para con la deuda local y capacidad de pago del Gobierno .

Las acciones argentinas que operan en Wall Street mostraban comportamientos mixtos, con alzas de hasta el 5,5% para IRSA PC y bajas del 3,2% para Corporación América.

Para los analistas de Portfolio Personal Inversiones, el foco continua estando centrando en la dinámica de las conversaciones con el FMI: “El principal driver se mantiene en las negociaciones con el Fondo. En línea con nuestras perspectivas, Guzman declaró que esperan cerrar un acuerdo entre marzo y abril. En este marco, el ministro hizo foco en la evolución de los distintos indicadores económicos, entre ellos la inflación y el déficit fiscal".

"Para 2021, Guzmán espera que la inflación se acerque al 29%, menor al 35% que se registraría al cierre del 2020. Es difícil creer que eso ocurra, con los descongelamientos de tarifas del próximo semestre, la mayor movilidad y la esperada caída en la demanda de dinero, que llevan al REM a proyectar una aceleración en el crecimiento del IPC de hasta el 50%. Por su parte, en relación al déficit primario, el ministro espera finalizar el año con un nivel menor al 7%, apuntando a que hacia adelante se tardará en llegar a un equilibrio , dijeron.

Desde Argenfunds coincidieron y destacaron que los inversores aguardan novedades acerca de las negociaciones entre el Gobierno y el FMI.

"Entre los dos aspectos que el Gobierno viene trabajando con personal del FMI, Guzmán mencionó los diálogos respecto del desarrollo del mercado de capitales local, al que se le quiere dar más profundidad para elevar los niveles de ahorro en moneda nacional, y también detalló que buscarán introducir un nuevo esquema de políticas de competencia en el mercado. Guzmán invitaría a la oposición a ser parte del plan con el FMI, y la intención del Gobierno es cerrar con el Fondo para renegociar la deuda con el Club de París", remarcaron desde Argenfunds

Valores de desconfianza

Las paridades se desplomaron desde 53% posterior al canje hacia niveles debajo de 40%. En paralelo, las curvas soberanas se desplazaron al alza y se invirtieron. Todos estos movimientos son síntomas de una fuerte desconfianza que tienen los inversores para con la deuda local.

Juan Cruz Lekovic, estratega de Mercado de Banco Galicia, afirmó que la baja paridad con la que operan los bonos soberanos es consecuencia de la estructura que tienen, de bajo cupón y una alta tasa de descuento.

“Dado que en los próximos años, los intereses que devengan son muy bajos comparados con la tasa de rendimiento que se les exigen, el resultado es la baja paridad actual entre 35% y 42% dependiendo el bono. En términos absolutos, la paridad actual se sitúa en valores vistos en mayo 2020, previo a la segunda oferta presentada para un canje. En términos relativos, sólo los bonos soberanos de países en default presentan una paridad menor que los argentinos , señaló el especialista.

En línea con lo que menciona Lekovic, hoy las paridades de los bonos con calificación CCC se encuentran en torno al 60% y 80%. Los bonos con calificación B operan con tasas de 90% al 110% mientras que el resto de los bonos investment grade, BBB y A operan con paridades superiores al 100% Visto de esta manera, los bonos argentinos se encuentran muy apartados de la actualidad de la renta fija a nivel global no solo por la tasa con la que operan sino también por la paridad de los mismos.

A nivel mundial, los bonos grado de inversión rinden menos del 2%, los de grado especulativo rinden entre 4% y 5% mientras que los bonos de mercados emergentes de alto rendimiento operan con tasas que van desde el 6,5% al 8%. Argentina rinde 16%, es decir, el doble de lo que rinden los bonos más riesgosos del planeta.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios