Merados

Los bonos en dólares cayeron hasta 1% y el riesgo país trepó a 1450 puntos

Los bonos soberanos en dólares volvieron a teñirse de rojo este martes, lo que provocó una suba del índice que mide JP Morgan. Las acciones, por su parte, operaron mixtas en Wall Street.

Los principales índices bursátiles norteamericanos dejaron leves variaciones este martes, tras el rally de ayer que volvió a colocar a los mercados en máximos históricos. El paquete de estimulo que impulsa el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, genera expectativas de mayor inflación. Sube la tasas y por ello caen los bonos a nivel global. A nivel local, en tanto, el mercado todavía no encuentra drivers positivos para comprar activos locales, y es por ello que la renta fija local volvió a retroceder. 

De los tres principales índices norteamericanos, dos cerraron con signo negativo. Sin embargo, las pérdidas fueros menores. El Dow Jones cedió 0,03% y el S&P500, 0,11%. El Nasdaq, en cambio, se mantuvo positivo y avanzó 0,14%. 

En el acumulado del año los índices suben 2,3%, 4% y 5,85% respectivamente. En Europa los principales índices bursátiles operan mixtos, en una rueda en la que se destacó el retroceso del Ibex35 de Madrid, que cayó 1,44%.

Los analistas de Portfolio Personal Inversiones (PPI) remarcaron que los principales índices de referencia moderaron la tendencia en medio de una semana cargada de balances y atentos a los avances (o retrocesos) en la negociación de nuevos estímulos fiscales. Además, la atención se centra en los avances con la asistencia estatal dentro del programa impulsado por Biden.

Los avances en la aprobación del paquete de estímulos trajo optimismo entre los inversores la semana pasada, llevando a los precios hacia nuevos máximos históricos.

"La discusión con respecto a los nuevos estímulos se centra en la estructura de pagos de los cheques de u$s 1400 que propone el proyecto de ley. Los demócratas buscan aprobar el paquete por un total de u$s 1,9 billones después de algunas modificaciones en el criterio de elegibilidad para recibir los pagos directos. Las personas con ingresos de hasta u$s 75.000 recibirían la suma completa de u$s 1400, y se iría reduciendo gradualmente hasta cero a partir de ingresos individuales de u$s 100.000", explicaron desde PPI.

Suben las tasas de interés

El paquete de estímulos genera expectativas de mayor inflación hacia adelante en medio de una continuidad en la emisión monetaria junto con la salida de la crisis económica que dejo el coronavirus. Esta mayor expectativa inflacionaria empuja al alza a las tasas de interés del mundo

Concretamente, la tasa americana siguió desplazándose al alza y alcanzó máximos desde marzo pasado, al rozar 1,2% ayer. Una suba de la tasa de interés le pone presión a todo el mercado de deuda global incluidos los bonos argentinos.

Los analistas de Cohen detallaron que la tasa de treasuries se encuentra en ascenso ante la presión del estímulo fiscal, que implica mayor deuda y mayor crecimiento, con su consecuente impacto en inflación. Los especialistas de la compañía agregaron que las tasas de los bonos corporativos investment grade presentan, para el mercado total de Estados Unidos, un camino similar, pasando desde promediar un mínimo histórico de 1,79% en diciembre hasta 1,9% anual en la actualidad. 

La suba de tasas por ahora no golpea a la deuda de corto plazo. Desde Cohen agregaron que el segmento de deuda de grado de inversión de corto plazo (1 a 3 años) promedia un rendimiento de 0,56% anual, que sigue en niveles de mínimos históricos y no registra presión alcista. 

Para buscar rendimientos reales a las carteras, los inversores buscan activos de mayor riesgo y por ello es que se ve un proceso de elevada demanda en la deuda High Yield.

"En el segmento corporativo high yield, donde la tasa supera a la inflación esperada, la realidad es diferente a la de deuda de grado de inversión y se sigue dando una notable compresión de rendimientos conforme los inversores aumentan su apetito por el riesgo en busca de tasas más atractivas. El índice Bloomberg Barclays U.S. Corporate High Yield perforó el 4% por primera vez en su historia", dijeron desde Cohen.

Activos locales

El contexto de tasas de interés al alza genera presiones bajistas sobre el mercado de deuda global y Argentina no queda exenta a dicho contexto. 

Los bonos operaron con retrocesos el martes, cayendo 0,53% y 0,63% en el caso de los Globales 2029 y 2030. En la parte media, los bonos a 2035 y 2038 perdieron 0,9% y 1,06% respectivamente, mientras que en el extremo más largo de la curva, los bonos para los plazos a 2041 y 2046 anotaron bajas respectivas de 1,05% y 0,89%.

La curva se muestra desplazada al alza e invertida, con tasas que arrancan en niveles de 16,67%, con paridades debajo de 40% y con las probabilidades de default por encima del 85%, entre las más altas del planeta.

En este escenario, el riesgo país escaló 17 unidades para alcanzar así los 1450 puntos. De esta manera, se encuentra operando un 32% por encima de los niveles alcanzados posterior al canje de deuda llevado a cabo en septiembre pasado.

Por último, y a contramano de la debilidad de las acciones a nivel global, se observaron mayoría de mejoras en el segmento de renta variable local. En Wall Street, las acciones de las compañías argentinas escalaron hasta 3,8% y estuvieron nuevamente encabezadas por YPF, luego de que se acercara la posibilidad de que la petrolera pueda alcanzar un acuerdo exitoso de su deuda. 

Le siguieron, entre los papeles de mejor performance, el Banco Supervielle, con una suba de 3,1%, y Loma Negra, IRSA y Globant, que treparon por encima del 2% cada uno. En la Bolsa porteña, en tanto, se replicó esta misma tendencia y el índice S&P Merval creció 0,46%, hasta los 52.266 puntos. 

En el mercado local se viene dando un fenómeno en el cual faltan drivers para los inversores para volver a ser optimistas con los activos locales. Dicho de otra manera, faltan incentivos para los inversores para comprar deuda o bonos argentinos. Ante la búsqueda de dichos argumentos positivos, los analistas ven en un posible acuerdo con el FMI el catalizador más inmediato que podría revertir la actual situación de desinterés por riesgo local.

Adrián Yarde Buller, economista jefe de Grupo SBS, destacó que las valuaciones de los activos se encuentran en niveles deprimidos y que en el corto plazo no parece haber catalizadores para posicionarse en activos locales.

"Las acciones cotizan a un descuento importante respecto de los mercados de la región y los bonos en dólares muestran paridades en torno al 35% al 40% con probabilidades de default implícitas mayores al 90% a 10 años. No obstante, todavía no aparece un catalizador que permita transformar estas valuaciones deprimidas en un punto de entrada atractivo. Las miradas están posadas sobre las negociaciones con el FMI como un posible marco para lanzar un plan de estabilización orientado a descomprimir las expectativas de inflación, restaurar la sostenibilidad de la deuda y revivir la inversión, aunque por ahora no trascendieron grandes detalles alrededor del acuerdo", explicó.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios