EL BANCO CENTRAL APUNTA A QUE LOS BANCOS PRESTEN M S A LAS MICRO, PEQUEÑAS Y MEDIANAS EMPRESAS

Lanzan medidas para bajar tasas de las Mipymes: hoy llegan hasta el 55%

Flexibilizó capitales mínimos, reorientó el uso de encajes y eliminó el tope para descontar cheques en entidades bancarias. Busca bajar el costo de del fondeo a Mipymes

El Banco Central (BCRA) tomó tres medidas que apuntan a incrementar el financiamiento hacia las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes). El organismo que conduce Luis Caputo afirmó ayer en un comunicado que el objetivo es "mantener activo el canal del crédito" a este "sector dinamizador de la actividad económica" y "reducir el nivel de las tasas de interés aplicadas a las Mipymes, sosteniendo a la vez los criterios prudenciales vigentes para el correcto funcionamiento del sistema financiero".

 

Las medidas fueron publicadas en la Comunicación "A" 6531. La primera de ellas consiste en la flexibilización de capitales mínimos para las entidades, es decir, la porción del dinero prestado que los bancos deben tener en su poder mientras el crédito está vigente. Según la normativa actual, las entidades tienen que conservar 6 de cada 100 pesos otorgados a Mipymes en líneas de financiamiento inferiores a $ 10 millones. Si bien ese ratio se mantiene estable, se extendió el límite del préstamo a $ 30 millones, el máximo recomendado por los estándares internacionales del Comité de Basilea.

En segundo término, el BCRA anunció un "redireccionamiento de encajes". Desde hace algunos días circulaban rumores en el mercado con respecto a que el regulador relajaría los encajes para estimular el crédito. En rigor, la medida anunciada ayer solo afecta a las "franquicias de encajes", es decir, a porcentajes del capital inmovilizado que el BCRA ya autorizaba a los bancos a utilizar para otros fines.

Ahora, las entidades podrán destinar esa porción de sus encajes que varía según cada caso para aplicarlas a "líneas crediticias destinadas a las Mipymes y al plan Ahora 12 y sus complementarios". El BCRA aclaró que "la medida no implica ningún cambio en los porcentajes vigentes de integración de efectivo mínimo y tendrá un efecto monetario neutro". Este último punto es relevante desde el punto de vista de la lucha contra la inflación, ya que los bancos no estarán sacando a la calle pesos que ya habían absorbido sino que le darán un nuevo uso al dinero que ya estaba en circulación.

El último de los cambios anunciados ayer tiene que ver con el descuento de cheques. Hasta ahora, los bancos tenían un tope del 15% de su Responsabilidad Patrimonial Computable (RPC) para considerar como garantía preferida al descuento de documentos. Esto significa que los cheques se contabilizaban como un tipo de garantía más flexible y con menos requisitos para las entidades. A partir de la eliminación del límite "los bancos podrán aplicar menores previsiones a esta clase de operaciones y, por su parte, las Mipymes tendrán más facilidades para acceder al crédito", sostuvo el BCRA, que también destacó que la flexibilización "no modifica la normativa prudencial de fraccionamiento y graduación de crédito".

Como consecuencia del apretón monetario que llevó la tasa de referencia al 40%, hoy las Mipymes pagan entre 45% y 55% para financiarse. A la vez, la oferta crediticia se redujo. "Cuando los bancos empiezan a restringir las colocaciones, generalmente las compañías como estas, que tienen menos historial crediticio, son las primeras a las que se les recorta el financiamiento. Eso las obliga a ir a pedir préstamos más caros en el circuito marginal", señaló Guillermo Barbero, socio de First Capital Group.

Pese a la intención del BCRA de bajar las tasas con estas medidas, una fuente bancaria confesó: "Esto no mitiga el riesgo de los bancos, que todavía tenemos que estar dispuestos a asumir el riesgo de prestarle a una Mipyme. La tasa mínima que le vamos a pedir es la de una Lebac, que no nos exige capitales mínimos, no tiene riesgo y nos da liquidez inmediata".

Tags relacionados
Noticias del día