Mercados

La tasa americana vuelve a subir, toca máximos desde el inicio de la pandemia y hace tambalear a Wall Street

La tasa a 10 años opera en 1,74% ante los temores de una mayor inflación en EEUU y genera mayor volatilidad en las acciones. Estas caen porque la suba de tasas hace que sus valuaciones sean menores y porque se contagian de la volatilidad de los bonos.

Los mercados abren con fuertes caídas el jueves presionados por la suba en las tasas de interés de EEUU. Los bonos y las acciones argentinas también registran debilidades, en línea con la volatilidad registrada en Wall Street. Las mejores perspectivas económicas de la Fed hacen que el mercado comience a ver cada vez mas claro un contexto inflacionario mayor en los próximos años.

Los tres principales índices americanos se encuentran operando a la baja, con el Dow cayendo 0,1%, seguido por el S&P500 que cae 0,6% y el Nasdaq que retrocede 1,5%. 

La suba de la tasa del bono americano a 10 años, que se ubica en 1,74% genera volatilidad en el mercado, impactando sobre todo en las acciones tecnológicas. Una suba de tasas implica que los bonos están cayendo, por lo que el mercado de renta variable se tiende a contagiar de dicha volatilidad, junto con el hecho de que la suba de la tasa hace que la valuación de las compañías sea menor y por ende, dicha menor valuación impacta a la baja en el precio de la acción.

La actual volatilidad en el mercado se debe a un contexto de tasas al alza. Tras la decisión de la Fed de mantener las tasas de referencia en niveles de 0% al 0,25%, la Reserva Federal proyectó que la economía de Estados Unidos sigue dependiendo de la evolución del virus y que la economía se encuentra en un sendero de crecimiento más rápido de lo esperado. Un contexto de mayor crecimiento genera un desplazamiento alcista de las tasas de interés, las cuales tocan máximos desde 2019 y le imprimen más volatilidad al mercado accionario.

La fortaleza económica que ahora ven Powell, y los miembros del FOMC, en la economía de Estados Unidos quedó reflejada en las proyecciones de la Fed sobre la economía, la Fed mejoró la perspectiva de crecimiento del PIB de Estados Unidos: para este año a 6,5% (anteriormente era de 4,2%) y de 3,3% para el año 2022, (antes preveía un 3,2%).

Un escenario de mayor crecimiento económico, junto con la emisión monetaria llevada a cabo hasta ahora, pone presiones alcistas sobre los niveles de inflación, los cuales se trasladan directamente a los rendimientos de los bonos del tesoro americano.

 Se observa que toda la curva de deuda soberana americana se ha desplazado al alza en lo que va del año. Estos desplazamientos son de entre 60 y 100 puntos básicos en los tramos mas largos de la curva, dejando prácticamente intacta la parte mas corta de la curva. Es decir, se percibe un claro empinamiento de la curva desde los plazos de 3 años en adelante.

El empinamiento de la curva se observa al analizar el diferencial de rendimientos entre los bonos más cortos (2 años) y los bonos más largos (10 años), el cual es de 150 puntos básicos y así toca su mayor nivel desde 2015.

La tasa de referencia a 10 años del bono del tesoro americano abre el jueves en niveles de 1,74%, el mayor valor desde enero de 2020, es decir, desde el inicio de la pandemia. La velocidad en que se ha visto el rally en la suba de tasas es impresionante ya que a comienzo de año la 10Y había arrancado en niveles de 0,9% y en agosto pasado había operó en niveles de 0,5%.

La actual suba de tasas del mercado no golpea a todos los sectores por igual, siendo los mas perjudicados los de tecnología.

El índice de innovación tecnología (ARKK), que agrupa acciones como Tesla y que han tenido un gran año en 2020, es de los que más sufre en el último mes. Es decir, mientras la tasa subió 80 puntos básicos en el último mes, las acciones tecnológicas son las que más sufren, que caen 18% (como el caso de las acciones de innovación tecnología). El índice tecnológico Nasdaq pierde 5% y el ETF del sector tecnológico pierde 3,6%. En cambio, sectores más cíclicos como el financiero, el industrial, el energético y aerocomercial ganan entre 8% y 16% en el último mes.

Bonos y acciones locales a la baja

El escenario adverso para los mercados le imprimen presiones bajistas a los activos locales. Los bonos argentinos operan en negativo el jueves, con todos los tramos de la curva cayendo.

La parte corta de la curva cae 0,3% en promedio, similar a la parte media que retrocede 0,25% y la parte larga cayendo 0,2%. De esta manera, los bonos siguen bajo presión y sus rendimientos continúan en niveles muy altos para los estándares mundiales. La deuda argentina con legislación local rinde por encima del 22% en la parte más corta y por encima del 17% en el tramo más largo. La curva de ley Nueva York, en tanto, rinde 19% en el tramo más corto y 15% en el más largo.

Por último, las acciones argentinas en Nueva York también operan en negativo, lideradas por Mercadolibre que cae 4,4%, seguida por IRSA que cae 2,6% e YPF que retrocede 2,2%. Loma Negra, Vista Oil, Telecom y Banco Macro caen todas entre 1,9% y 1%. Solo Edenor y BBVA Agentina suben 1,4% y 1,3% el jueves.

Tags relacionados

Comentarios

  • RC

    Ricardo Cane

    18/03/21

    muy buena y confiable informacion todos los dias , sigan adelante y mucha suerte.-

    0
    0
    Responder