La mora en préstamos personales en el Gran Buenos Aires se disparó al 7%

Se prevé que seguirá en aumento, ya que la morosidad tiene un delay con respecto a la evolución del crédito. Los bancos esperan que los peores números se vera dentro de cuatro o cinco meses.

La información, confidencial, es compartida por los bancos. La preocupación también es compartida, ya que los niveles de mora de individuos en personales y tarjetas alcanzaron un 7% en el Gran Buenos Aires, casi el doble que a nivel nacional, que aumentó del histórico 2% al 4% promedio.

Sucede que el GBA es donde radica la mayor concentración de población por metro cuadrado, por lo tanto es donde se genera la mayor demanda de crédito. Por lo tanto, cuando viene la crisis, es a los primeros que les impacta. Es una clase trabajadora que cuando empieza a tener problemas de no llegar a fin de mes para la compra de alimentos y no alcanzarle la plata para poder pagar los servicios, lo primero que hacen es dejar de pagar la tarjeta, dejar de pagar una cuota del préstamo, atrasarse 30 días.

En cambio, esta situación llega mucho más lenta al interior, ya que primero afecta a las grandes urbes, como Rosario, Córdoba, Santa Fe, Mendoza, Mar del Plata, y luego llega al interior del interior. Ese es, al menos, el ciclo histórico que se va dando y como lo tienen registrado los bancos según la deuda que ven por jurisdicciones.

La preocupación no es tanto por la foto de hoy, sino por lo que se viene, ya que en el sector financiero prevé que seguirá aumentando. Una fuente experimentada revela las razones en estricto off the récord: "La morosidad tiene un delay con respecto a la evolución del crédito, ya que con tasas altas el volumen de los préstamos sube fuerte. Por ende, la mora que se ve hoy es de gente que tomó plata hace un año, pero como en el interín subió la masa de créditos, se incrementará la mora dentro de unos cuatro o cinco meses, cuando se vea la cartera nueva, ya que no es algo que se ve tan directo como otras variables de la economía".

Cuando los nuevos números crediticios salgan a la luz, una vez que la cartera nueva madure, va a ser muy impactante el grado de morosidad. En especial por el devengamiento de la cartera y de los intereses. "Si devengás una tasa del 100% de una tarjeta por pagar el mínimo, llega un momento que te la pasas devengando intereses. Entonces es probable que luego no puedas pagar ni el mínimo de la tarjeta. En consecuencia, el impacto que se viene en el sistema financiero será significativo", detallan en el ambiente.

"De todos modos, el sistema tiene un nivel de previsionamiento cauteloso, lo que les otorga un colchón, que cuando empezás a tener mora te juega a favor, ya que los bancos están obligados a previsionar el 1% aunque tengan toda la cartera en óptimas condiciones. Por ende, el sistema está bien previsionado", advierte uno de los grandes players.

Tags relacionados