Cautela entre inversores

En la piel sensible de los inversores, pequeño pago de intereses provoca alerta

El pánico inversor hizo que hasta se llegue a dudar del pago de intereses de bonos por u$s 700 millones. Luce exagerado. El valor de mercado de los bonos en dólares asciende apenas a u$s 16.000 millones. Están casi al 20%.

El pánico sobre los pagos de la deuda en pesos se trasladó en las últimas 48 horas a los vencimientos en dólares en julio. Se trata de u$s 700 millones por los intereses de la deuda renegociada por Martín Guzmán en 2020 y que deben desembolsarse en la segunda semana del próximo mes. 

Efecto contagio: los temores sobre la deuda en pesos se extienden a los bonos dólar linked

Mercado Libre se une a insurtech argentina y se mete a fondo en el mercado asegurador 

La realidad es que ese temor en la plaza luce exagerado a la luz del monto en cuestión y de que se trata de deuda emitida por el propio ministro de Economía.

El riesgo país arriba de los 2.500 puntos refleja igualmente la alta probabilidad de default que se le asigna a la deuda argentina en dólares. 

Fuentes del mercado financiero aseguraron ayer a El Cronista que la caída en el valor de los bonos argentinos estuvo alimentada además porque dos fondos de inversión norteamericanos, uno de ellos "Autonomy", liquidaron sus tenencias sin importar precio de venta porque cerraban sus operaciones. 

Martín Guzmán toma aire después de un día de tensión: renovó toda la deuda

Los bonos en circulación en dólares suman u$s 80 mil millones a valor nominal, que se reducen a sólo u$s 16 mil millones a precios de mercado. 

Aún con la situación actual de alta incertidumbre, son varias las voces de economistas que aseguraran que la deuda argentina, en pesos y en dólares, no tiene necesidad de ser reestructurada. 

Pero la debilidad de las cuentas públicas y el atraso del tipo de cambio oficial acrecienta las dudas sobre el comportamiento del Gobierno actual con los vencimientos en 2023 y del que asuma el 10 de diciembre de ese año, tras los comicios presidenciales.

Los precios a los cuales se negocian los bonos argentinos en dólares no sólo anticipan temores a reestructuración sino que la misma se hará con fuertes quitas del orden del 60%. Precisamente este fenómeno está alentando a que tímidamente vayan surgiendo algunos compradores que estiman que el pánico inversor ha llevado a las cotizaciones a valores irracionales. Argentina da pie a que precisamente se tema lo peor siempre por más irracional que pueda aparentar.

Que el ministro Guzmán haya podido pagar en tiempo y forma los vencimientos en pesos esta semana quizás aliente algunos reposicionamientos en bonos argentinos en las próximas horas.

 Obviamente, el titular del Palacio de Hacienda lo logró de la mano de una fuerte emisión de pesos del Banco Central y presión a entidades oficiales y privadas a que participen de la transacción. Pero aún así se respiraba cierto clima de alivio y festejo en el Ministerio de Economía y en el BCRA.

Desplome: los bonos se hunden otro 3% y el riesgo país supera los 2500 puntos

El margen de acción sigue siendo reducido: los próximos vencimientos fuertes de deuda en pesos son en septiembre. Una eternidad resta para llegar a ese mes. El problema pasa ahora a focalizarse más en la evolución del dólar en la Bolsa que en los precios de los bonos argentinos. Las batallas siguen siendo día a día en lo financiero en la Argentina.


Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios