Entrevista

La empresa que creció 130 por ciento en un año cuenta las claves para ser número uno

Garantizar, la Sociedad de Garantía Recíproca ligada al Banco Nación, brindó avales a 11.000 pymes y quiere expandir su cartera más de 30 por ciento este año. Su plan para atraer empresas y sumar monotributistas al sistema. Los instrumentos más usados hoy.

En un tiempo donde casi todos los indicadores muestran números a la baja, el mercado de garantías recíprocas puede exhibir lo contrario. Garantizar (la Sociedad de Garantía Recíproca ligada al Banco Nación, su socio protector mayoritario con el 35 por ciento del capital) es el principal actor de ese segmento, con un 70 por ciento de participación entre los avales concedidos a pymes. En 2020, en medio de los efectos de la cuarentena y el cierre de actividad, su cartera creció 130 por ciento, dice Gabriel González, presidente de la SGR. El objetivo para este año es cerrar con un alza superior al 30 por ciento. "Entre marzo de 2020 y marzo de este año asistimos a más de 15.000 pymes por $ 54.000 millones", detalla el funcionario, que llegó a la presidencia de la entidad en enero de 2020, luego del nombramiento de Eduardo Hecker al frente del Nación.

González subraya que la oportunidad de crecimiento del mercado de garantías -una vieja asignatura del sistema- sigue siendo enorme: hay más de 800.000 pymes registradas en el país pero solo buscan avales menos de 20.000. Esa ventana para crecer incluye a los monotributistas, segmento en el que Garantizar también puso su foco el año último, al concederles $ 700 millones en avales.

¿Cómo viene 2021 para Garantizar?

Voy un poco más atrás. Garantizar tuvo un 2020 excelente. Veníamos de asistir en promedio a 4500 pymes durante los cuatro años del gobierno de Mauricio Macri y pasamos a asistir a 11.000 pymes por $ 33.000 millones en 2020, un crecimiento del 130 por ciento. Pese a las restricciones de circulación desde marzo de 2020 por la pandemia, pudimos sostener las cadenas de pago y lograr que muchas pymes puedan reconvertirse, en la medida en que se fue abriendo luego la producción. Asistimos a casos conocidos, como el de Kovi, que sustituyó su producción de toallas y frazadas por barbijos hechos con nanotecnología en conjunto con el Conicet y la Universidad de San Martín y logró crear empleo.

¿A cuánto asciende hoy la cartera de Garantizar?

Entre marzo de 2020 y marzo de este año asistimos a más de 15.000 pymes por $ 54.000 millones (en garantías). Hace un mes recibimos un aumento del fondo de riesgo. Nuestra actividad se divide en dos tipos de socios: socios protectores y socios partícipes. Los socios protectores son quienes invierten el dinero teniendo un beneficio fiscal. Nuestro fondo, según la autorización de la secretaría Pyme (Sepyme), pasó de $ 13.000 millones a $ 14.500 millones. Podemos prestar hasta cuatro veces ese fondo. Tenemos un desafío importantísimo por delante, por el grado de crecimiento que vamos a tener y el financiamiento que necesitarán las pymes de proyectos de inversión.

¿Cuántas empresas quieren alcanzar como meta este año?

Nos habíamos fijado una meta de crecimiento del 30 por ciento pero creo que lo vamos a superar holgadamente, en cantidad de pymes y en monto. El año pasado trabajamos en un sector que también es pyme y está olvidado, el de monotributistas. A través de nuestra plataforma Garantizar digital, el monotributista puede acceder y obtener el aval en forma inmediata para su crédito. Hasta la categoría más alta de monotributo, puede obtener un aval de hasta $ 450.000 y a un plazo de 36 meses. Otras herramientas que lanzamos el año pasado fue la de Garantizar Inclusión, donde trabajamos en bonificaciones y capacitaciones para empresas lideradas por mujeres. En ese segmento otorgamos asistencia a empresas lideradas por mujeres por $ 550 millones.

¿A cuántos monotributistas llegaron?

Fueron 3000 monotributistas por $ 700 millones, y a hoy llevamos $ 850 millones en avales. A ese canal sumamos un trabajo en conjunto con el Banco Nación y el Ministerio de Producción de una línea subsidiada para gastronómicos, para acondicionamiento de bares y restaurantes. El primer año es a tasa cero, y el segundo y tercer año es al 10 por ciento, subsidiada por el Ministerio. Los requisitos que pusimos desde Garantizar son absolutamente flexibles, para que puedan acceder todos, dado que el sector gastronómico sigue relegado por la pandemia. No es el caso de la construcción o la minería, que ya se recuperaron a niveles anteriores.

De los avales que concede Garantizar, ¿cuál es el instrumento principal de financiamiento para las pymes hoy? ¿Descuento de cheques?

Los avales los focalizamos en dos grandes grupos: capital de trabajo o proyectos de inversión. Los instrumentos que tenemos para capital de trabajo son las garantías financieras (los préstamos comunes que se conocen en el mercado) y descuento de cheques en el mercado. Ahí tenemos un diferencial por nuestra calificación triple A y estamos entre seis u ocho puntos por debajo del valor de mercado. Hoy la tasa que se está manejando es de 28/29 por ciento para Garantizar. Y durante la pandemia en 2020 tuvimos tasas del 8/9 por ciento anual, porque el mercado estaba muy líquido, no había instrumentos y el cheque avalado por Garantizar era un instrumento codiciado por todos. El otro instrumento en el que estamos trabajando son Obligaciones Negociables (ON) simples, no comunes. Son mucho más sencillas desde lo administrativo y toda la información se envía en forma digital. Ya hicimos seis operaciones por $ 300 millones. Es un instrumento a medida de las pymes, según su flujo de ingresos y con pagos que pueden ser bimestrales. No es como un préstamo común de un banco, se arma a medida de la necesidad de caja de la pyme.

Plazos y tasas

¿Cuál es el plazo más largo al que puede acceder una pequeña empresa al momento de financiamiento de proyectos de inversión?

En proyectos de inversión estamos trabajando con el Banco Nación, que es el que mejores tasas tiene. Tenemos líneas a 60 meses a una tasa del 24 por ciento. Para capital de trabajo, está en 28/30 por ciento, a 36 meses. Los bancos privados están con una tasa por encima del 40 por ciento, con la excepción de las líneas de inversión productiva que concede el Gobierno.

El universo de pymes que acceden a garantías recíprocas es muy bajo, menos de 20.000 sobre unas 800.000 en total. ¿Qué se puede hacer para agrandar el mercado? ¿De qué depende?

Hoy existen 45 sociedades de garantía. Cuando uno mira cuántas pymes asistieron esas 45, son 18.000 pymes, de las cuales 11.000 asistió Garantizar. Hay más de un millón de certificados emitidos por la Sepyme, por lo que tenemos un universo inmenso para crecer. Trabajé desde la cámara por un instrumento nuevo con una línea que sacó el Ministerio de Producción y todavía está activa, de crédito al 18 por ciento por 84 meses y 12 de gracia. Lo que hicimos fue otorgar un aval por hasta $ 15 millones y con otras SGR pusimos $ 1 millón cada una, para compartir el universo. Hay mucho por crecer en el segmento de monotributistas, por ejemplo. El monotributista no sabe que tiene un certificado pyme emitido en la página de la AFIP. Por eso estamos trabajando en capacitación y en explicar los beneficios de una SGR, que es conveniente pasar por acá antes de ir al banco. Ya participaron más de 3500 pymes en el primer semestre de este año.

Otro foco al que estamos apuntando son las economías regionales, que se están recuperando luego de la pandemia. Con el certificado pyme de AFIP pueden acceder a Garantizar digital y obtener el aval. Las SGR son un instrumento relativamente nuevo en nuestro país. Garantizar cumplirá 25 años el año que viene. En el resto del mundo tienen mucho más terreno ganado. La mesa tiene cuatro patas: el Ministerio de Producción dándonos plazos y tasas para acompañar a distintos sectores; Garantizar, con los avales flexibles, tomando los recaudos necesarios; el Banco Nación, con el que trabajamos nosotros porque tiene la mejor tasa; y el mercado de capitales, con el descuento de cheques.

¿Qué pasó con la cartera de clientes y la mora? ¿Subió el porcentaje de casos que debió salir a cubrir la SGR debido al parate?

No se nos incrementó la mora, gracias a las medidas de prórroga de las cuotas. Y tuvimos una ventaja: ni bien terminó la pandemia, el mercado de cheques se limpió. Hoy nadie recibe un cheque si no sabe quién se lo da, y nadie emite un cheque si no está seguro de quién lo va a cobrar. Nos bajó al 0,1 por ciento en porcentaje de cheques rechazados. También ayudaron los ATP y las reprogramaciones de vencimientos de cuotas para los flujos de caja diarios de las pymes de sectores afectados. Hay pymes que sacaron un crédito y todavía no empezaron a pagar.

Compartí tus comentarios