InversionesExclusivo Members

La deuda en pesos ya marca un cambio en expectativas inflacionarias: qué bonos recomiendan en la City

Los analistas advierten que el proceso de ajuste de precios no está completo y por ello señalan que hay un optimismo elevado sobre la dinámica inflacionaria. Qué papeles son atractivos

En esta noticia

La curva de Lecap anticipa una inflación que caería al 4% en agosto y debajo del 3% para fin de año.

Los analistas advierten que el proceso de ajuste de precios no está completo y por ello señalan que hay un optimismo elevado sobre la dinámica inflacionaria.

En ese sentido, el mercado vuelve atractiva la curva de bonos que ajustan por CER.

El mercado anticipa qué pasara con el cepo: cuál es la nueva señal que están mostrando los bonos 

 La desinflación que espera el mercado

Los analistas de la consultora 1816 señalaron que la inflación implícita en la curva de pesos marca una dinámica a la baja.

Al cierre de la semana pasada, las Lecap tienen en precios una inflación del 5% en mayo, que seguiría apuntando a la baja.

Para agosto sería del 4%, caería al 3% en octubre y finalizaría el último mes del año en el 2,5% mensual.

Los analistas de Adcap Grupo Financiero confirmaron el análisis de los analistas de 1816 al remarcar que las letras en pesos marcan un sendero de desinflación bastante optimista.

"La fuerte caída de la inflación del mes, pero especialmente de las expectativas de inflación futura hacen que el mercado continúe esperando que las tasas de corto plazo sigan bajando. Las Lecaps ya descuentan tasas de inflación por debajo de 4% hacia fin de año, lo que podría ser demasiado optimismo. No pocos economistas creen que la inflación podría encontrar rigideces a la baja en torno al 4% al 5% mensual", dijeron.

Según el consenso de los analistas, estos números lucen demasiado optimistas debido a que aún quedan ajuste de tarifas y precios para seguir acomodándose, lo cual podría impactar sobre la inflación y hacer que el proceso de desinflación sea más lento.

Desde Grupo IEB coinciden en que el sendero de inflación implícito en la Lecap vuelve a mostrar una reducción en las expectativas de inflación, mostrando un promedio mensual de 4,3% contra 5% solo una semana atrás.

Además, detallaron que el promedio de inflación para la segunda mitad del año es de 3,3%.

"Esto puede parecer demasiado optimista ya que la estrategia del Gobierno consiste en postergar aumentos de regulados para mostrar mejores resultados en el corto plazo, es decir, el Gobierno parece estar llevando a cabo una política de corrección de los precios relativos administrada. Esto podría generar que la baja de la inflación en los próximos meses sea más difícil", advirtieron.

Inversiones en pesos

La atención estará puesta la próxima semana con la publicación del dato de inflación de abril.

En ese sentido, y según un informe de Facimex Valores, las mediciones privadas sugieren que la inflación de abril habría sido de un dígito mensual.

"Las mediciones privadas estuvieron en un rango del 7,8-9,6% para abril, con una mediana del 8,8% mensual. Todas las mediciones estuvieron por debajo de sus propios registros de marzo y del 11,0% mensual que reportó el Indec para marzo", dijeron.

Por lo tanto, el dato seguramente impacte en la dinámica de las curvas en pesos y evidenciará si la expectativa incluida en los precios de los bonos es demasiado alta o si está en línea con lo que efectivamente está ocurriendo en el mercado.

Por lo tanto, y con la intención de anticiparse, hoy el consenso de los analistas ve cara a la curva de Lecap (expectativas inflacionarias muy optimistas), y vuelve a ver valor en los bonos que ajustan por CER.

Adrián Yarde Buller, economista jefe y estratega de Facimex Valores, prefiere los bonos que ajustan por CER en un escenario de inflación yendo a la baja.

"No vemos atractivo en jugar el trade de desinflación en Lecaps, los break evens de inflación son demasiado bajos. Es un sendero de inflación en Lecap muy inferior a nuestras proyecciones, cuando los riesgos alrededor del escenario aún ameritan un premio por exponerse al riesgo inflacionario", dijo.

En ese sentido, remarco que prefiere el posicionamiento en CER, priorizando el tramo 2024 a 2025.

"Vemos particular atractivo en el Boncer de octubre de 2024 (T4X4), el Boncer de junio de 2025 (TZX25) y el Boncer de noviembre de 2026 (TX26), con una menor modified duration que el Boncer de diciembre de 2025 (TZXD5).", explicó.

Los analistas de Consultatio coincidieron en que la inflación implícita en los precios de mercado hoy luce muy optimista.

De esta manera, agregaron que los rendimientos de la curva CER (que en algunos casos volvieron a ser positivos) tienen espacio para comprimir.

"Con acceso limitado a otras alternativas de inversión y a estos precios, seguimos viendo valor en la pendiente de la curva CER. El rápido desplome de las expectativas de inflación desafía esta visión, pero aun asumiendo un escenario más optimista los títulos ajustables por CER le ganan a las Lecaps", afirmaron.

Rendimientos reales positivos

Hoy la curva CER opera con tasas de -85% en el tramo corto, saltando a niveles de entre -40% y -20% en los bonos de hasta comienzo de 2025.

Para los plazos más largos, la curva opera con tasas de -10% y -5% y salta a terreno positivo desde 2026 en adelante.

Así, se puede ver como la curva CER se desplazó al alza en las últimas semanas ya que, a comienzo de año teníamos tasas reales de tres dígitos en el tramo corto y se observaban tasas positivas recién en bono de 2033 en adelante.

Juan Carlos Barboza, head de research de Reseach Mariva, afirmó que en las últimas horas se vio un incremento en la demanda por bonos CER.

"Con la baja de la tasa, los bonos Cer, que venían castigados, encontraron un piso y vuelve a aparecer la demanda. Particularmente en el tramo donde ya hay rendimientos positivos. Ya no es tan obvio que haya más recortes de tasa en el corto plazo", detalló Barboza.

En cuanto a las inversiones, desde Grupo IEB también ven valor en los bonos CER, en particular el TX26.

"Creemos que el tramo medio y largo de la curva CER se encuentra cerca del piso en estos niveles. Existe el riesgo de que la inflación descienda más bruscamente que lo que tienen incorporado en precios los bonos, por lo que de concretarse este sendero de inflación los bonos CER podrían corregir un poco más aún, ya que quedan con rendimientos por debajo de 3,4% TEM. Nos gusta particularmente el TX26 que incluso en el escenario más adverso continúa ofreciendo rendimientos muy competitivos", dijeron.

Finalmente, y en materia de inversiones en pesos, Juan Manuel Franco, economista jefe de Grupo SBS, agregó que el consenso del mercado pareciera haberse posicionado con un fuerte sesgo hacia la desinflación en los próximos meses, con la expectativa de nuevos recortes de tasas del BCRA.

Por esta razón, señala que luce más conveniente la deuda CER.

"Si bien coincidimos en el proceso de desinflación, vemos valor en CER ante un cierto sobre optimismo con relación a la inflación, en especial considerando que, pese a la postergación de aumentos de tarifas, estos eventualmente ocurrirán y presionarán sobre el IPC general, que es el que influye en el CER", dijo.

En cuanto a los papeles a incorporar en las carteras, desde Grupo SBS señalaron que su preferencia se encuentra en bonos entre 2024 y 2027, en particular ven atractivo al T5X4 y T2X5 y, para aquellos dispuestos a asumir mayor riesgo duration, les gustan los bonos más largos TZXD7, TZXD6 y TX26. 

Temas relacionados
Más noticias de pesos

Las más leídas de Finanzas y Mercados

Destacadas de hoy

Cotizaciones

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.