Inversiones

La deuda corporativa local ofrece rendimientos de más del doble de bonos similares a nivel global

Los mejores créditos corporativos argentinos operan con tasas del 12% en promedio cuando en el mundo las tasas se ubican debajo del 5%. La escasez de divisas representa un desafío para las obligaciones negociables.

La deuda corporativa argentina es de alto rendimiento y se muestra con rendimientos muy superiores a los que se registran a nivel global. Mientras los bonos de alto rendimiento en EE.UU. se colocan a menos del 5,5%, las obligaciones negociables de Argentina lo hacen muy por encima de sus pares globales, ya que casi todos los bonos corporativos muestran rendimientos de dos dígitos.

Mientras los bonos corporativos de alto rendimiento a nivel global rinden debajo del 5,5%, los bonos de grandes compañías argentinas se colocan entre el 12% y hasta más del 20%. 

La deuda del sector financiero local muestran rendimientos del 10,5% para bonos que vencen en 2026. La renta fija corporativa del sector energético registra rendimientos al vencimiento del 12% en promedio, como pueden ser el caso de Pampa que tiene bonos con tasas desde el 10,3% hasta el 12,2% dependiendo de los vencimientos que se tome. YPF luz opera con tasas del 15% para sus bonos a 2026.

El resto de la curva de YPF registra tasas desde el 20% en su parte corta y del 12% en la parte larga de la curva. Los bonos de Raghsa e Irsa, del sector de real estate muestran tasas de entre el 10,5% hasta el 18,4% con vencimientos entre 2023 y 2027. Telecom tiene bonos con tasas del 26% para la parte corta (2021) y del 9% para la parte larga (2026).

Recientemente la reestructuración exitosa de YPF permitió una leve mejora en el precio de las obligaciones negociables a nivel general. Aún así, el mercado permanece con cautela y dudas sobre la posibilidad de que las compañías pueden pagar su deuda, en un contexto de fuerte escasez de divisas. Pese a ello, los precios rebotaron desde los mínimos recientes y analistas ven oportunidades.  

Juan José Vázquez, head de research de Cohen afirmó que la deuda corporativa local podría representar una oportunidad, dado los niveles de tasas vistos en la deuda corporativa global. Sin embargo, remarca la selectividad a la hora de elegir los papeles.

"Con los bonos high yield norteamericanos rindiendo entre 4,25% y 5,4%, creemos que efectivamente hay una oportunidad en los bonos corporativos argentinos pero dado el marco normativo fijado por el BCRA para tratar de no perder tantas reservas, fijando límites al acceso al MULC y condiciones exigidas de financiamiento nuevo para que en el futuro las empresas puedan tener acceso al MULC, algunos emisores pueden llegar a tener más problemas para refinanciar sus deudas que otros por lo cual hay que estar bien asesorado", dijo Vázquez.

Bajo estos parámetros, desde Cohen sugieren considerar aquellas que tienen una caja importante para afrontar el vencimiento. Entre ellos ven valor en los bonos de Transener a 2021, Pampa a 2023, Vista Oil & Gas vencimientos 2021 y 2022. También ven valor en compañías que exporten y que puedan ofrecer dichas ventas como colaterales para conseguir nuevo financiamiento. Entre ellas ven potencial en Aluar a 2024, ARCOR a 2023, Transportadora de Gas del Sur a 2025, o YPF con su ON Garantizada 2026 como testigo. Finalmente, ven valor en obligaciones negociables de compañías que cuenten con casas matrices o negocios en el exterior como el caso de Tecpetrol, Raghsa o Panamerican.

Con una visión similar, desde Schroders hace varios meses que vienen marcando una visión constructiva sobre la deuda corporativa en dólares ya que la misma opera con cupones corrientes elevados, lo cual refuerza la idea de que dicha estrategia luce correcta para posicionarse a la dinámica de la deuda Argentina. Mariano Fiorito, Fund Manager de Schroders remarca que el current yield de la deuda corporativa argentina es muy elevado para el contexto emergente, con cupones corrientes arriba de los 2 dígitos. 

"Hay historias de ciertos corporativos con solidez en su balance que nos hace estar cómodos. Si bien dependen de la dinámica del soberano y de la capacidad del BCRA de recomprar reservas y permitirle a los corporativos a acceder a dólares para cancelar obligaciones, vemos allí una buena oportunidad", remarcó.

A la hora de comparar la dinámica de la deuda corporativa, analistas advierten que existen ciertos riesgos en relación a la posibilidad de cobrar los cupones de dicha deuda, a la vez que señalan que, en términos relativos, resulta mas atractiva la deuda soberana. 

En cambio, Lucas Caldi, analista de Research Institucional de Portfolio Personal Inversiones (PPI) considera que los bonos soberanos hoy representan una mejor oportunidad de inversión con una relación riesgo retorno más atractiva.

"La paridad de los bonos soberanos se encuentra en mínimos desde el canje con un precio promedio ponderado de u$s 34.8 y una tasa promedio del 16,3%. Por otro lado, el acuerdo entre los bonistas e YPF para el vencimiento del bono global 2021 empujó la recuperación de los bonos globales de empresas locales a u$s 82.5 en promedio, alcanzando rendimientos del 3.3% en lo que va de febrero. Por lo tanto, el spread de paridades entre los bonos corporativos y soberanos alcanzó un máximo de u$s 47.5 desde el acuerdo por la deuda soberana", señaló Caldi.

Oportunidades con FCI

Una manera eficiente de poder invertir en deuda corporativa y de manera diversificada, relegando la toma de decisiones en profesionales es a través de los fondos comunes de inversión. Distintas gestoras del mercado local ven valor en dichos instrumentos y han adaptado o creado fondos inversión y sus carteras para posicionarse en deuda de las mayores compañías del país y aprovechar las tasas y cupones altos que las mismas ofrecen. 

A la hora de detectar oportunidades, Fiorito remarca que para aquellos inversores que dispongan de pesos, una opción interesante es suscribir el fondo Schroders Argentina el cual se suscribe en pesos. 

Es un fondo en pesos de deuda corporativa con una TIR del 53% y una duration de 1,95 años que busca arbitrar entre obligaciones negociables en dólares, bonos dólar linked y bonos en pesos, priorizando su posicionamiento en bonos en dólares y dólar linked.

Para aquellos que en realidad dispongan de dólares, desde la compañía cuentan con el fondo Schroders Retorno Total, el cual se suscribe con dólar MEP que invierte más del 80% de su cartera en deuda corporativa argentina y rinde 12,5% en dólares y 2,3 años de duration.

Entre los top pic seleccionados por Fiorito dentro de los fondos corporativos argentinos se encuentran nombres como YPF, Telecom, Panamerican Energy y Pampa Energía.

Finalmente, Martin Salvo, portfolio manager de Industrial Asset Management

"Nuestro fondo en dólares es 100% corporativo. Nos gusta la parte media de la curva corporativa en donde hay bajas paridades y cupones altos. Por lo tanto la estrategia es ir comprando deuda corporativa para ir cobrando cupones, en un mundo que ofrece tasas cercanas al 0%. Cuando un corporativo local está entre el 7% y 10% dependiendo algunos nombres (y algunos nombres son buenos, como el sector financiero), para el inversor internacional, una vez que esos cupones se cortan terminan siendo una muy buena inversión"

Tags relacionados

Compartí tus comentarios