A diferencia de 2018

Derrumbe de la lira turca: los motivos que limitarían su impacto en la Argentina

La divisa cayó este lunes 15% hasta cerca de su mínimo histórico luego de que el presidente Tayyip Erdogan destituyera el sábado al gobernador del banco central de ese país. Para los analistas, el país quedaría a resguardo por motivos mayormente negativos.

Una vez más, el desplome de la lira turca vuelve a monopolizar la atención del mercado. La divisa cayó este lunes 15% hasta cerca de su mínimo histórico luego de que el presidente Tayyip Erdogan destituyera el sábado al gobernador del banco central de ese país, Naci Agbal, nombrado hace menos de cinco meses, lo que desencadenó temores de que se reviertan las recientes subas de tasas de interés.

Con el recuerdo de lo que ocurrió tras la caída de la lira en 2018 aún fresco, el nuevo retroceso de la divisa bien podría ser visto como una amenaza para la actual calma cambiaria en la Argentina. Sin embargo, analistas advierten que las posibilidades de que se vea un impacto significativo en el peso argentino lucen acotadas.

Si bien se espera que el deterioro de la lira provoque nuevos sobresaltos sobre los países emergentes, la Argentina quedaría a resguardo por motivos mayormente negativos. Es que a diferencia de lo que pasó tres años atrás, el país ya no está tan inmerso dentro de la dinámica global, los ingresos de flujos son limitados y las salidas están fuertemente restringidas por el cepo cambiario.

Santiago Palma Cané, socio de Fimades, recuerda que "en 2018, la Argentina estaba dentro de la dinámica internacional, hacía esfuerzos para insertarse y tenía acceso a los mercados". Pero ahora "el Gobierno no da señales de querer volver al mercado global de financiamiento".

A esa desconexión también se refirió Gustavo Neffa, director de Research for Traders. "La Argentina va a tener presiones, pero a diferencia de otros países, no hemos visto una entrada de flujos, y hay mayores restricciones para salir", dijo.

El analista financiero Christian Buteler coincide con esta visión y proyecta: "En 2018 habíamos vivido una situación similar, donde el desplome de la lira turca se sumó a nuestras propias complicaciones y profundizó la caída del peso. Pero esta vez creo que puede ser distinto, porque con el nivel de cepo, es el Banco Central (BCRA) el que maneja el tipo de cambio, independientemente de cualquier otro factor interno o externo".

"Hoy el BCRA no le deja comprar dólares casi a nadie. De esta manera, pone en una burbuja al tipo de cambio en la Argentina y lo maneja a piacere. No veo que hoy en día el desplome de la lira turca vaya a tener un impacto significativo sobre nuestra moneda como lo tuvo en 2018", argumenta Buteler.

"No veo que vaya a tener impacto directo sobre la Argentina. Hoy el país está inmerso en su propia dinámica, atada a la coyuntura doméstica y desacoplada de los mercados externos. Lo que sucede afuera no tiene impacto directo. Prueba de ello puede verse en que la suba de tasas a 10 años en Estados Unidos tampoco impactó", refuerza Palma Cané.

Dentro del equipo económico también esperan que el impacto sea limitado. "Es distinto. Ahora tenés control en el flujo de capitales y el BCRA administra la flotación. Además, no estás haciendo ninguna colocación de deuda ni recibiendo flujo de capitales", dicen. 

Sí se esperan impactos, en cambio, en los mercados emergentes. Al respecto, Neffa expresó: "El desplome de la lira turca debería tener un impacto en emergentes. Entre ellos, creo que Brasil va a ser el más afectado. Y países que han tenido una importante entrada y salida de flujos, con debilidades como el Líbano, sufrirán esta caída". 

Temas relacionados
Más noticias de Mercados

Las más leídas de Finanzas y Mercados

Destacadas de hoy

Cotizaciones

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.