Inversiones argentinas en Uruguay: revelan la suma millonaria y a qué se destina

Asesores y gestores de portafolios manejaron activos por unos u$s 30.000 millones en 2020 en el país vecino. Los clientes argentinos lideraron el ranking

El Banco Central del Uruguay (BCU) comenzó a publicar información sobre la actividad en el país de asesores de inversión y gestores de portafolio. Según publicó esta semana El Observador, los datos oficiales, que corresponden a 2020, muestran que ese año había registrados ante el regulador un total de 155 agentes, que prestaron servicios a 27.473 clientes de distintas partes del mundo y tuvieron activos bajo manejo por unos u$s 28.886 millones.

La mayoría de los clientes tenía como país de residencia a la Argentina. Ese año fueron 18.850 personas con inversiones por un monto de u$s 16.416 millones.

Los clientes argentinos incluso superan, en cantidad y en monto, a aquellos con residencia en Uruguay. Éstos últimos eran 3710 clientes con activos por u$s 2418 millones. En tanto, los residentes en Brasil completaron el podio: eran 1386 con inversiones por u$s 1572 millones.

Finalmente los datos oficiales reflejan que había 3527 clientes con residencia en otros países y tenían inversiones por u$s 8478 millones.

En qué invierten

Dentro de lista de productos gestionados, los fondos de inversión fueron mayoría. Totalizaron u$s 11.885 millones y la renta fija sumó u$s 8510 millones. El resto se reparte entre instrumentos vinculados a índices bursátiles (acciones), otros instrumentos de renta variable, derivados, productos estructurados y otros instrumentos.

Entre los servicios brindados, el más común fue el de canalización de órdenes, por un monto de u$s 15.819 millones. En segundo lugar quedó el de gestión discrecional de portafolio, por u$s 10.424 millones.

La cantidad de personas empleadas en ese rubro en 2020 eran 801 y estaban distribuidas en 150 oficinas en el país. También se registraron asesoramientos y referenciamientos.

No necesariamente todo el dinero pasa por Uruguay, marcó El Observador. En la mayor parte de los casos, el asesoramiento se realiza desde ese país y el capital va a otros destinos sin ingresar al país, agregó el medio.

Un pedido de información que quedó sin efecto

En febrero del año pasado la Dirección General Impositiva (DGI) había solicitado a los gestores de portafolios que enviaran información sobre sus clientes (nombre, domicilio, países o jurisdicciones de residencia fiscal, número de identificación fiscal, saldo en sus cuentas). Finalmente esa medida, cuestionada por la Cámara de Asesores de Inversiones y Gestores de Portafolio del Uruguay, quedó sin efecto en diciembre pasado, según informó El País.

En la resolución, el organismo indicó que por un lado los gestores de portafolios son entidades financieras sujetas a informar, pero que "no mantienen cuentas financieras que informar en la medida que actúen de conformidad con la normativa del BCU que regula su licencia".

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios