Finanzas personales

Inflación al alza: cómo invertir y ganarle a la suba de precios

El mercado financiero ofrece alternativas para quedarse en pesos y no perder poder adquisitivo. Se puede ingresar desde montos bajos, de manera sencilla y online

Esta semana se publicó el dato oficial de inflación correspondiente a septiembre, el cual se ubicó por encima de lo esperado

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) marcó un alza de 3,5% mensual en su nivel general y el acumulado de los últimos doce meses ascendió a 52,5%, según la medición del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

Estas cifras representan una aceleración respecto a lo verificado por el organismo oficial de estadística durante el mes anterior, con lo cual se cortó el proceso descendente que se venía observando durante los meses anteriores, mientras los economistas prevén que el índice de precios seguirá en niveles elevados.

Ante esto, además de recurrir al dólar, algunos ahorristas buscan instrumentos en moneda local con los cuales protegerse de la inflación, para lo cual el mercado financiero ofrece algunas alternativas con las que incluso se le puede ganar un poco al índice oficial de los precios.

Plazos fijos UVA


Una de las alternativas en pesos para cubrirse del aumento del costo de vida es a través del plazo fijo, pero no el tradicional, ya que durante el último tiempo este ha estado ofreciendo tasas que pierden contra la inflación

Se trata de otra variante, un poco menos conocida, pero con demanda creciente: plazos fijos UVA.

Estos instrumentos se ajustan en base a la inflación informada oficialmente y otorgan una rendimiento extra. 

Al vencimiento del plazo, que es mínimo de 90 días, los ahorristas recuperan el capital junto a un interés en base al IPC publicado por el Indec, más una tasa adicional, la cual varía según el banco, pero suele ser entre 0,1% y 0,2% anual.

Además, estos instrumentos ofrecen una opción considerada como aún más conveniente para los ahorristas: plazos fijos UVA precancelable. 

Esta modalidad brinda la posibilidad de poder cancelarlo a partir de los 30 días (algunos bancos piden avisar unos días antes) y ofrece una tasa extra mayor, que suele ser de 1% anual.

Con esta opción, se logra mantener el poder adquisitivo en pesos, protegerse de la inflación y obtener un rédito extra. 

No obstante, en caso de darle de baja, se recibirá el monto invertido más un plus establecido previamente, que suele ser del 30% anual. Algo similar a realizar un plazo fijo tradicional (37%), pero con un interés aún menor.

Para constituir un plazo fijo UVA, desde los canales electrónicos de la cuenta bancaria (homebanking o cajero automático) se debe ingresar a la sección de inversiones, seleccionar la opción para realizar plazos fijos y luego el tipo de instrumento al que se quiere suscribir, el monto a invertir y el período de tiempo.

Al realizarlo, el monto invertido se convierte automáticamente a UVA, en base a la cotización del momento. Al finalizar el período de la inversión, la cifra en UVA, cuya cotización se actualizará durante ese lapso, se volverá a convertir a pesos y estará disponible en la cuenta bancaria, más el interés correspondiente.

Las Unidades de Valor Adquisitivo (UVA), con las que se ajustan estos plazos fijos, se actualizan por el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER), el cual toma como parámetro el IPC del Indec. 

La cotización es establecida todos los días por el Banco Central y puede consultarse en su sitio web (www.bcra.gov.ar).

Bonos CER


Otra alternativa son los títulos en pesos que ajustan por el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER), conocidos como Bonos CER, que también siguen al IPC y ofrecen un tasa de interés. 

Funcionan de manera similar al plazo fijo UVA, pero en lugar de hacerlo a través del sistema bancario, se realiza en el mercado bursátil.

Existen varios de estos títulos de deuda estatal, cuyos rendimientos varían según los plazos de vencimiento de cada uno

Estos papeles figuran en el mercado con el ticker "TX", seguido por el número del año que en vence. Por ejemplo, el TX21 vence este año, mientras el TX26 lo hará en 2026.

Para invertir en estos instrumentos, se puede empezar desde $ 1000. Se debe tener una cuenta comitente en un broker, transferir allí el monto a invertir, buscar el apartado en el que están los bonos argentinos, ubicar los que figuran con el ticker "TX", revisar el detalle de cada uno y realizar la compra.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios