Gracias al pesimismo en Wall Street, el rebote de las acciones podría continuar

Tras la baja de diciembre, el mercado se saturó en pesimismo y tal malhumor podría potenciar el rebote del viernes.

El rebote de los mercados del viernes sirvió para que los inversores se reencuentren con las ganancias después de jornadas de importante debilidad y de mayor incertidumbre sobre el futuro económico de Estados Unidos. El buen dato de empleo del viernes primero (el cual resultó mejor de lo esperado) y los comentarios del presidente de la Reserva Federal mas tarde alentaron a que las bolsas del mundo finalicen al alza la primera semana del año.

Si bien la recuperación es importante, el humor en el mercado no cambio del todo. La cautela y cierto grado de pesimismo permanece en Wall Street, con el temor de que estemos de frente al final del ciclo económico y con chances de que se inicie un periodo recesivo en EE.UU. Bajo este panorama, las acciones americanas podrían ampliar el ajuste iniciado en el ultimo trimestre del año y con el riesgo de que el derrape visto en diciembre continúe hacia adelante.

El humor del mercado permanece cauteloso ya que, pese al buen rebote del viernes, distintos índices de sentimiento permanecen negativos. Entre los mas conocidos, se destaca el Bullish Consensus de CNN que mide el nivel de alcistas dentro del mercado en base a distintos indicadores técnicos objetivos dentro del mercado, es decir, que no surge a partir de encuestas sino mas bien de posicionamiento por parte de los inversores y de datos estadísticos de los activos financieros.

 

Con lo cual, la suba de 3,3% el viernes pasado del Dow Jones apenas permitió que el índice de humor de mercado pasase de 10 a 16 puntos, manteniéndose así en un estado de pesimismo. En estos niveles viene operando el mercado en el último mes, acompañando también el derrape de las acciones.

Generalmente cuando el indicador alcanza niveles debajo de 20%, implica un elevado pesimismo entre los participantes, mientras que cuando se aproxima al 100%, el indicador arroja un humor de euforia entre los inversores.

Típicamente este indicador sirve para aplicar estrategias de “Contrary Opinion u opinión en contrario, entendiendo al mercado como un elemento que castiga consensos y por lo cual, cuando todos están pesimistas, habrá que volverse optimista y, cuando todos están optimistas, será conveniente volverse cauteloso.

Este escenario de pesimismo en el mercado también fue afirmado la semana pasada por los analistas de Citi.

“Los inversores del mercado bursátil entraron en modo de pánico después de selloff al final de 2018, lo que significa que podría ser un buen momento para comprar acciones", dijo Tobias Levkovich, jefe de estrategia de acciones de los EE.UU. en Citigroup.

El modelo que mide el pánico y la euforia de Citigroup alcanzó niveles de pánico luego de una caída masiva en los precios de las acciones en diciembre pasado, dijo Levkovich.  

Finalmente, Jefe estratega de Citi sostuvo que, “prevemos una oportunidad con nuestro indicador de sentimiento clave que implica una probabilidad de más del 97% de que el S&P 500 sea más alto en 12 meses".

Tags relacionados