Mercados

Los FCI se recuperan, pero la mayoría de las inversiones evita el largo plazo

El 67,7% del total de los flujos se destina a fondos de liquidez mientras que solo el 32% de los pesos fluyen hacia inversiones de mediano y largo plazo en bonos y acciones.

La elevada liquidez en el sistema financiero local fluye hacia los fondos comunes de inversión (FCI), industria que ya tiene activos bajo administración por un total de $ 2,02 billones. Dicho monto comienza a acercarse a los $ 2,45 billones de la base monetaria. Según datos de Criteria, a comienzo de año la industria gestionaba $ 1,907 billones, por lo que el crecimiento en los primeros tres meses del año es del 6%.

Este flujo de fondos hacia los FCI se explica, en buena medida, por que los bonos en pesos se encuentran en niveles muy altos, y los inversores buscan colocar sus excedentes en los fondos de liquidez. Estos últimos se vieron favorecidos por las menores expectativas de devaluación, que castigó en cambio a los fondos dólar linked.

Medido en moneda dura, hoy las gestoras administran u$s 15.000 millones, su mayor nivel desde agosto de 2019, fecha en la que el ex ministro de Economía, Hernán Lacunza, reperfiló Letras en pesos y en dólares. Dicha decisión, cabe recordar, había significado un duro golpe para la industria de FCI. 

El dólar planchado y la mayor cantidad de pesos que fluye hacia la industria hace que, en términos de moneda dura, se vea un crecimiento en el capital bajo administración. Sin embargo, los u$s 15.000 millones de activos bajos administración actual es menos de la mitad de lo que administraba la industria en 2018. 

La industria de fondos se ha vuelto un instrumento muy transaccional. Según el informe de Criteria, el 67,7% del total de los flujos se destina a fondos de liquidez. Es decir, de money market y T+1. Los primeros representan el 56,25% del total de la industria de fondos, mientras que los T+1 suman 11,51%.

Solamente el 32% del total de los pesos que fluyen hacia la industria van a fondos que tienen como mandato inversiones de mediano y largo plazo en bonos y acciones.

Los analistas de Portfolio Personal Inversiones (PPI) señalaron que la industria de fondos sigue moviéndose al ritmo del mercado argentino. Según detallan desde PPI, los drivers que mueven a los activos financiero y a la industria de fondos están vinculadas a las negociaciones por un acuerdo con el FMI (sin noticias concretas), el Indec y la filtración del cambio de la canasta que mide el IPC, y el Banco Central materializando un menor ritmo de devaluación. En ese sentido, los flujos de la industria han ido rotando en las últimas semanas.

"Si bien la industria supera los $ 2,1 billones en activos bajo administración donde más del 50% sigue en fondos de liquidez inmediata, los nuevos flujos van más allá de los T+0 y CER. Los Renta Fija T+1 concentran parte del interés ante, al menos, dos objetivos. Por un lado apuntan a buscar una mayor tasa a los money market y no exponerse a la volatilidad más alta de un FCI con estrategia 100% CER", explicaron desde PPI.

Según el mismo informe de PPI, al analizar los flujos dentro de la industria de FCI, en lo que va de marzo, ingresaron -suscripciones netas de rescates- más de $ 101.000 millones a la industria y casi el 90% (o $ 90.100 millones) se direccionaron a los fondos T+0. Del monto restante, $ 28.100 millones fueron a los fondos de Renta Fija T+1, y $ 6100 millones a los fondos CER.

Los perdedores fueron los fondos dólar linked, con rescates por más de $ 18.500 millones -más que duplicaron el número de enero. "Un crawling peg que se desacelera, y un cambio en las expectativas de devaluación ha sido un golpe duro para este segmento", señalaron desde PPI.

Mariano Calviello, head portfolio manager de Fondos Fima. afirmó que durante el 2021 se notó un flujo importante hacia productos en pesos, de la mano de una menor expectativa de evolución del tipo de cambio, que generó un posicionamiento superior en activos en pesos.

"Puntualmente los fondos money market crecieron en un contexto de mayor estabilidad de las tasas en pesos, con rendimientos muy competitivos para colocaciones de muy corto plazo, sumado a las ventajas del producto: amplio horario de operatoria, liquidez inmediata y simplicidad en el uso. La estabilidad de la curva de pesos y la poca mejora en tasa por mayor plazo (una curva plana de rendimientos), generó que los fondos de money market se conviertan en una muy buena alternativa para colocaciones de muy corto plazo", explicó.

Según el mencionado informe de Criteria, las sociedades Gerentes que más flujos recibieron fueron Fondos Fima, de Grupo Financiero Galicia, y Santander Asset Manegement, con $ 25.923 millones y $ 14.386 millones en los últimos 30 días respectivamente.

Fuera de las gestoras bancarias, Argenfunds aparece como la primera gestora privada con mayores flujos recibidos en el ultimo mes, totalizando $ 3080 millones.

A la hora de explicar por qué los fondos money market siguen recibiendo fondos, desde PPI afirmaron que se debe al rendimiento directo que se viene registrando en las distintas categorías de pesos.

"En lo que va del mes, el retorno de los T+1, e incluso los de objetivo CER se mantiene en niveles similares o por debajo a los money market, con una volatilidad, como dato clave, menor; y en consecuencia, un riesgo de mercado también más bajo. El impacto de esto, más algunos arbitrajes puntuales del mercado dado los niveles actuales de la curva, es básicamente lo que implica que tras un rendimiento directo superior al 5% mensual, en lo que va de marzo solo acumulen una suba del 0,8%", explicaron desde PPI.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios