Devaluación oficial

Carta de los mercados a Guzmán, vía dólar linked: "Devaluación, te esperamos en 2022"

La curva dólar linked se encuentra invertida, lo cual suele estar asociado con mayor riesgo crediticio. Sin embargo, ahora ese comportamiento refiere a una expectativa de los inversores de devaluación posterior a las elecciones.

El mercado le sigue creyendo a Guzmán en cuestiones devaluatorias pero no le cree cuando se hace referencia a la dinámica inflacionaria. 

Las expectativas de devaluación se encuentran planchada y en mínimos, en línea con el ritmo de crawling peg que ha impreso el BCRA. Sin embargo, la cobertura inflacionaria se mantiene alta con demanda importante de bonos que ajustan por CER.

Pero los analistas ven otra cara del asunto: en un escenario de incertidumbre electoral y riesgos cambiarios de cara al segundo semestre, le encuentran valor nuevamente a la búsqueda de cobertura devaluatoria mediante los bonos y Fondos Comunes de Inversión dólar linked.

Analizando la curva dólar linked se puede entender que el mercado espera que no haya un salto devaluatorio en 2021 aunque si hay más chances de ver una corrección cambiaria en 2022.

Dicho de otra manera, se espera calma cambiaria hasta las elecciones y volatilidad del dólar posterior a dicho evento.

La curva dólar linked se encuentra invertida, con los bonos soberanos más cortos (2021) operando con tasas más altas (cerca de 6%) que los bonos más largos, es decir, a 2022 que rinden casi 0%.

Generalmente una curva invertida suele reflejar que el mercado espera algún evento crediticio de corto plazo que hace que los bonos más próximos sean más riesgosos que los más lejanos en el tiempo en cuanto a sus vencimientos. Sin embargo, en cuestión de bonos que ajustan por dólar oficial, la relación se da a partir de las expectativas de devaluación.

Si la expectativa de devaluación es alta, la cobertura cambiaria será mayor y el bono deberá rendir menos. En cambio, si no se espera un salto cambiario, la demanda en dicho bono será menor y la tasa será más alta.

Por ello, hoy vemos que hay más demanda en el bono más largo que en el corto, ya que justamente el mercado busca cubrirse ante una devaluación recién en 2022. A su vez, no hay tanta demanda para cobertura cambiaria este año y por ello el bono de 2021 tiene menos demanda y rinde más (6%).

Juan Manuel Franco, economista de Grupo SBS, señaló que las expectativas de devaluación implícitas en los bonos dólar linked fueron cayendo en los últimos meses.

Entre los principales motivos que explica el economista destaca que tanto el favorable contexto externo en términos de precios de commodities, (que permitió al BCRA comprar más dólares de los que tenía previsto hace algunos meses), como la asignación especial de DEG del FMI que permitieron despejar algunas dudas en cuanto a las fuentes de financiamiento externo.

"La dinámica de los rendimientos de los bonos dólar linked es elocuente. El mercado no espera un salto brusco en el tipo de cambio al menos hasta el vencimiento del T2V1 (noviembre 2021) y también fue reduciendo la expectativa para abril 2022 (implícito en el TV22)", sostuvo.

inflación versus devaluación

En los últimos meses ha habido un claro sesgo del mercado en creerle a la expectativa de devaluación del dólar propuesta por Guzmán del 25% anual pero no ha creído al ministro en relación a la inflación del 29%, la cual ya se encuentra casi de imposible cumplimiento dada la reciente aceleración inflacionaria.

Actualmente, la inflación y la devaluación marchan a ritmos muy distintos, lo cual podría forzar un contexto de atraso cambiario significativo, el cual deba ser corregido luego mediante un salto en el tipo de cambio, por lo que la cobertura devaluatoria toma un protagonismo adicional en dicho escenario.

Según Juan Pablo Vera, Jefe de Operaciones de Tavelli y Compañía, el BCRA desplazó al dólar ayer a razón de 4 centavos diarios, la cual arroja una tasa anualizada del 15%, por lo que se sitúa en niveles muy cerca de los mínimos.

Nicolás Viveros, portfolio manager de Capital Markets Argentina, coincide con la visión que espera que el ritmo de devaluación siga bajo al menos hasta las elecciones. Sin embargo, Viveros a la vez advirtió que no es sostenible por demasiado tiempo una devaluación al 2% mensual mientras que la inflación es 4%.

"Dada la inconsistencia entre el ritmo de devaluación e inflación, nuestra recomendación sobre dólar linked está enfocada principalmente en el TV22, que vence en abril del año que viene, que el mercado se anticipe a esta devaluación. El dólar linked más corto lo recomendamos solamente para inversores que necesiten expresamente cobertura de tipo de cambio, si bien cualquier instrumento de tasa en estos momentos está superando la devaluación del dólar oficial", sostuvo.

Un operador de un banco local agregaron que el mercado le cree a Guzmán la devaluación y no la inflación porque la primera es un tema de decisión y la segunda requiere de un plan integral y por ahora no lo hay. Dado este escenario, el trader ve valor en deuda dólar linked de mas largo plazo y no tanto valor en los bonos cortos.

"Yo no veo un salto devaluatorio post elecciones, lo que veo a lo sumo es la vuelta a un crawling peg quizás a una tasa un poco superior a la inflación para recuperar lo perdido este año en términos de apreciación real. Por lo cual, veo valor en los bonos dólar linked a largo plazo, pero no en los cortos", sentenció el trader de un banco local.

El mercado ve riesgos y oportunidades

Los desafíos para los próximos meses son muchos y todos amenazan a la estabilidad cambiaria. Por un lado se observa los riesgos de una segunda cuarentena que haga que el déficit fiscal suba por cuestiones de menor actividad, menor recaudación y mas gasto asociado a la pandemia. Si la cuarentena se extiende mucho en el tiempo, el impacto en el déficit fiscal puede ser mayor y si eso ocurre, la volatilidad podría trasladarse al dólar.

Por otro lado, el roll over de la deuda en pesos es un factor clave a vigilar ya que si el Tesoro no consigue resultados acorde a lo proyectado en el presupuesto. El excedente de vencimientos se cubre con emisión ye ello podría repercutir en el billete mas tarde.

Por último, el final de la cosecha junto con la proximidad del proceso electoral podrían generar un contexto de mayor nerviosismo entre los inversores que busquen al dólar una forma de cubrirse contra riesgos devaluatorios.

Por todo ello, de a poco el mercado va comenzando a percibir que tiene mayor sentido cubrirse contra un salto discreto, o bien una nueva aceleración en el ritmo de devaluación del dólar oficial, el cual el BCRA lo ubica hoy en un promedio del 20% (TNA).

Juan Manuel Franco advierte que pese a las menores expectativas de devaluación, no ha habido ningún cambio estructural que permita un proceso sostenido de acumulación de reservas y que las mismas han ido en aumento simplemente por el efecto exógeno de la mejora en los términos del intercambio.

"Creemos que para inversores con perfiles conservadores, estos podrían ver algo de atractivo en la cobertura cambiaria vía bonos dólar linked como el TV22 o el nuevo dólar linked a noviembre de 2022", afirmó Juan Manuel Franco.

Los analistas de Portfolio Personal Inversiones (PPI) destacaron que tras el boom del año pasado, el comienzo de este año no fue favorable para los fondos dólar linked pero dado el ajuste ya observado y la expectativa de una creciente incertidumbre mirando ya el segundo semestre del año, estos instrumentos se mantienen como opción para perfiles moderados y agresivos.

"Más allá del menor atractivo de corto plazo, creemos interesante comenzar a sumar una participación de dólar linked en una cartera, tras los movimientos de los últimos meses y en un escenario hacia delante de creciente incertidumbre. La incorporación de FCI dólar linked implica la expectativa de un salto discrecional, o bien una aceleración en el actual ritmo de devaluación. Ahora es relevante entender que los tiempos son indeterminados. Creemos que son una opción así entendida para incorporar hoy a carteras, en particular, de perfiles moderados y/o agresivos. En un 15% al 20% para los primeros y entre un 30% al 35% para los segundos", afirmaron.

Tags relacionados

Comentarios

  • IM

    Ivan Moncalier

    27/05/21

    Para el inversor conservador, el bono Tv22 "dolar linked". Disculpame, yo si soy conservador prefiero hacer MEP y quedarme con el billete.

    0
    0
    Responder
  • MG

    Marce Galbán

    27/05/21

    País bi monetario: única explicación a un dólar quieto con inflación cercana al 45%

    0
    0
    Responder
  • EEK

    Eduardo Elías Kleiner

    27/05/21

    La ley PATAGONIA disponía el traslado FÍSICO de la Capital a Viedma / Carmen de Patagones # Ejecutivo y Congreso: recurran a bancos y fondos de inversión mundiales, garantizándoles que se aplicará keynesianismo ÚNICAMENTE AL INICIO DE ESTE SOLO PROYECTO
    Prevaleciendo la obra pública, se reactivará la economía con una disminución del desempleo en forma útil y sin necesidad de endeudamiento externo. Recién a los 4 ó 5 años se acudiría a préstamos en dólares, euros o yuans # META: un PBI / Cápita como el de Australia en los 60´s
    Legisladores CONVOQUEN en 2022 a ENMENDAR la CONSTITUCIÓN para crear la RABA, Región Autónoma de Bs. As. con 1 Jefe que empodere sobre intendentes de distrito del AMBA, CABA INCLUIDA y TRASLADAR la CAPITAL del país al INTERIOR # de paso, pongan LAS PASO NO OBLIGATORIAS
    FUTURAS PANDEMIAS PODRÄN ASÍ SER MEJOR ENFRENTADAS al perder el AMBA su condición de nodo ineludible para toda comunicación o decisión. Desconcentrando la población y el tránsito ferroviario, vial, aéreo y marítimo, se logrará mayor soberanía patagónica y competitividad mundial

    0
    0
    Responder