Estados Unidos designó a China como "manipulador de monedas" y pidió que intervenga el FMI

El Departamento del Tesoro respondió así a la fuerte devaluación del yuan de esta mañana. Los futuros de Wall Street se desplomaron tras el cierre del mercado, lo que anticipa que la sangría de los mercados continuará mañana.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos designó hoy  a China como "manipulador de divisas", después de la devaluación del yuan hasta mínimos de más de una década en el marco de una guerra comercial entre ambos países que se prolonga ya desde hace más de un año.

Inmediatamente de que se conociera la noticia, los futuros bursátiles de los principales índices del mundo se movieron a posiciones en rojo, lo que anticipa que la sangría de los mercados continuará mañana. Por ejemplo, los futuros del S&P 500 bajaron hasta 1% en la previa de los mercados.

El secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, apeló, para la calificación de China,  a una ley de competitividad y comercio del año 1988, donde se apunta que una de sus funciones es "considerar si los países manipulan el tipo de cambio entre su divisa y el dolar estadounidense con el fin de prevenir ajustes efectivos de la balanza de pagos o ganar injustamente ventajas competitivas en el comercio internacional".

De esta forma, Mnuchin instará al Fondo Monetario Internacional para que elimine esto que consideran una ventaja competitiva.

El documento se publica horas después de que Trump criticase a China por la devaluación del yuan. Una devaluación que golpeó severamente las bolsas europeas y los índices estadounidenses, y que llega después de que Estados Unidos  anunciase que ampliará los productos chinos afectados por un arancel del 10%, de forma que todas las importaciones chinas en EE.UU. estarán tasadas.

En seguida, los indicadores del mercado reaccionaron. Los futuros bursátiles de Wall Street cayeron hasta 1%, mientras que, los futuros de Nikkei perdían hasta 1,9% y el índice MSCI 3,1%.

El economista Federico Furiase explicó: "El mercado puede descontar  luz verde para que haya intervención directa del Tesoro/La Fed para depreciar el dólar y contrarrestar el efecto de la depreciación del yuan, en el contexto de guerra comercial China / USA. El juego de devaluaciones para complicar al vecino termina teniendo un impacto neto negativo para el comercio global y esto es una mala señal para emergentes porque el mercado lo toma como movimiento de aversión global al riesgo y además puede generar un descenso en el precio de los commodities".
Para Furiase,  "La tensión debería aflojar, hay incentivos de los dos bandos: Estados Unidos pierde por el lado del Equity y si China empieza a desarmar posición en bonos del Tesoro estadounidense también es afectada por el lado de la tasa de interés; por el lado de China, se ve afectada por la salida de capitales y la caída del comercio global, para una economía que depende del motor de las exportaciones". 

Tags relacionados

Más de Finanzas y Mercados