En septiembre, cayeron los préstamos privados en pesos

En términos reales, las líneas de financiamiento a hogares se contrayeron por primera vez desde que comenzó la cuarentena. Hubo un menor financiamiento con tarjetas de crédito, pero una reactivación de los prendarios, a partir del super cepo.

Se desacelera el financiamiento bancario. Por primera vez desde el comienzo de la cuarentena, la evolución de los préstamos al sector privado en septiembre cayó en términos reales respecto a lainflación.

El mes pasado, el stock total de préstamos al sector privado se incrementó 2,8% hasta promediar los $2.433.721 millones. Este salto se ubica debajo del aumento de los precios, que según distintas consultoras alcanzará el 3% mensual. Tanto en agosto como en julio pasado, el crédito en pesos había logrado una expansión de 1% en términos reales.

El financiamiento a los hogares sufrió un revés en el noveno mes del año. "El crédito al sector privado revirtió el crecimiento real mensual que venía mostrando desde que comenzó la cuarentena", indicaron en la consultora LCG. La dinámica fue impulsada por la desaceleración en el financiamiento al consumo con tarjetas de crédito, que crecieron apenas 0,1% mes contra mes real, en contraste con las subas del 5% intermensual real que promedió en los últimos 3 meses.

Las otras líneas bancarias que utilizan las familias también sufrieron una leve caída en términos reales. Los préstamos personales crecieron 1,8%, lo que implica una baja real de 1,1%. En tanto, los préstamos hipotecarios se mantuvieron casi estables respecto al mes anterior y promediaron septiembre en torno a los $ 212.000 millones.

Para lo que resta del año se espera quese revierta el parcial dinamismo que se había alcanzado en el segundo trimestre de 2020.

Si se notó cierta reactivación en las líneas prendarias, especialmente a partir del endurecimiento de las normas cambiarias. Es que, al no poder acceder al ahorro en dólares, muchas familias comenzaron a adquirir bienes semidurables como una forma de preservar el valor de sus ingresos. Concretamente, el financiamiento "con prenda" se incrementó 6,2% en los últimos treinta días, para promediar el mes en $ 87.125 millones.

Guillermo Barbero, de First explicó: "Ante las restricciones para adquirir divisas, muchos consumidores optan por "invertir" en bienes semidurables que tradicionalmente tienen un precio relacionado con el dólar, este movimiento también reactiva la demanda de préstamos con garantía prendaria por el saldo de precio impago".
 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios