En junio, préstamos personales y UVA traccionaron el crédito

Según datos del Banco Central publicados en el último informe monetario mensual, el mes pasado los créditos en pesos subieron 1,7%; mientras que los nominados en moneda extranjera treparon 8,7%.

El primer semestre de 2017 cerró con una performance positiva de los créditos al sector privado, que sumaron un 2,8% en junio respecto del mes anterior. Entre los destinados al consumo de las familias, los préstamos personales siguen mostrando mayor dinamismo, mientras que el stock de tarjetas de crédito comienza a recuperarse tras el impacto negativo de la ley de Precios Transparentes, que casi congeló su crecimiento a principios de 2017.

Por otro lado, los hipotecarios son los que más dinamismo presentaron, con fuerte impulso de los UVA que ya representan el 70% del total del financiamiento a la vivienda.

Según datos del Banco Central publicados en el último informe monetario mensual, el mes pasado los créditos en pesos subieron 1,7%; mientras que los nominados en moneda extranjera treparon 8,7%.

En lo que refiere concretamente en el financiamiento al consumo, la línea de préstamos personales fue una de las que mayor dinamismo presentó en los últimos treinta días, aunque su crecimiento fue menor al de los meses anteriores: 3,5% , unos $9.250 millones. En comparación con junio del año pasado, el stock de personales se incrementó en un 52,9%

"Durante esta primera mitad del año hemos observado que esta alternativa de financiación ha sido la más uniforme en relación a su evolución y constante crecimiento. Como análisis de estos primeros seis meses ya hemos mencionado varias causas que explican su comportamiento: gran variedad de alternativas por parte de las entidades en relación a la oferta, gran cantidad de demanda por parte del consumidor a la hora de endeudarse (sobre todo cuando apareció la medida precios transparentes y los consumidores prefirieron financiarse con esta línea dejando relegada a la tarjeta de crédito)", explicaron en First Capital Markets.

Por su parte, el stock de tarjetas de crédito, la otra pata del financiamiento de los hogares, aumentó en 2,7%, unos $6.380 millones, luego de cuatro meses de relativa estabilidad. En los últimos doce meses, esta línea suma un avance de 24,3%: "Ha sido la línea de financiación más cambiante de la primera mitad de año ya que se han tomado medidas en relación al uso de las tarjetas que no han dado el resultado esperado, sino más bien lo contrario, sobre todo por la disminución de las operaciones de cuotas sin interés, que son el principal motivo de la caída del stock de esta línea de crédito. Otro de los motivos que han limitado a estas operaciones es que aún no han ingresado a los salarios los incrementos de sueldos acordados por las paritarias", detallaron los analistas de First. El BCRA informó que los créditos con garantía real, por otro lado, son los que crecen a mayor ritmo y en junio presentaron un cambio de tendencia respecto a meses anteriores. Así, los préstamos hipotecarios, registraron un incremento mensual de 4,8% ($3.340 millones) en términos nominales y en los últimos doce meses acumularon una suba de 34,1%.

El financiamiento a la vivienda tomó impulso por los préstamos atados a la inflación, los UVA, que el mes pasado representaron el 70% de los hipotecarios otorgados a las personas físicas, frente a un 50% en mayo. Aquí puede verse el impacto de medidas como la reducción del impuesto a Ingresos Brutos para estos préstamos, lo que redujo las cuotas finales de los tomadores.

Desde que se lanzaron, en abril de 2016, ya se otorgaron préstamos por $10.000 millones.
Tags relacionados
Noticias del día