En contra de Wall Street, los bonos argentinos ensayan un tibio rebote

El riesgo país permanece en 1440 puntos, subiendo seis puntos básicos respecto del cierre de ayer y manteniéndose aun 32% por encima de los niveles vistos tras el canje de deuda a comienzo de septiembre.

Los bonos argentinos se desacoplan de la debilidad bursátil global y ensayan un leve rebote. Por segundo día consecutivo, las acciones en Wall Street caen mientras que los bonos locales logran mantenerse a flote con leves subas. Los inversores permanecen atentos a posibles avances en las negociaciones con el FMI.

Tanto el Dow Jones, el S&P 500 como el Nasdaq operan a la baja con retrocesos de 0,4%, 0,5% y 0,85% respectivamente.

De esta manera se marca el segundo día de bajas en medio de un escenario de mayores contagios de coronavirus en los EE.UU. y con los inversores atentos a los avances sobre el paquete de estímulo fiscal que debería aprobar el Congreso para sostener a la economía.

En lo que va del año, el Dow Jones, el S&P 500 y el Nasdaq se ubican en positivo con subas de 14,5%, 14,4% y 41% respectivamente.

Los bonos argentinos hacen caso omiso a la debilidad bursátil global y operan con leves subas en la rueda del jueves.

Todos los tramos de la curva abren al alza, con los bonos de la parte corta como el Global 2029 y 2030. Estos ganan 0,02% y 0,27% respectivamente.

La parte media de la curva se ven subas ligeras, con el Global 2035 y Global 2038 ganando 0,3% y 0,18% respectivamente. Finalmente, en la parte mas larga, se ven subas de 0,2% y 0,33% para los bonos a 2041 y 2046.

Las paridades de los bonos  se mantienen debajo del 40% en casi todos los tramos de la curva y las tasas de interés permanecen elevadas para los estándares internacionales.

La parte corta rinde 16,3%, mientras que la parte media y larga rinden entre 14,4% y 15,5%. Como referencia, empresas con fuerte estrés financiero en Estados Unidos rinden debajo del 5%.

El riesgo país permanece en 1440 puntos, subiendo 6 puntos básicos respecto del cierre de ayer y manteniéndose aun un 32% por encima de los niveles vistos tras el canje de deuda a comienzo de septiembre.

Desde Portfolio Personal Inversiones aclararon que en el mercado la atención sigue centrada en un posible acuerdo con el FMI, el cual se presenta como el principal catalizador positivo para el mercado en los próximos meses.

En un contexto de escasas reservas y sin acceso al mercado internacional, la Argentina debe renegociar un programa con el FMI  por u$s 44.000 millones. Un Acuerdo de Facilidades Extendidas luce como la opción más probable, pero implicaría una serie de condiciones que garanticen la sostenibilidad de la deuda. Entre ellas, están la corrección de desequilibrios monetarios y fiscales, y una serie de reformas estructurales para fortalecer las condiciones institucionales del país. En este marco, va a ser clave que las negociaciones no se asemejen a la de los acreedores privados en términos de tiempos. Si bien hay incertidumbre respecto a la fecha de finalización de las mismas, vemos muy difícil de que se logre un acuerdo antes de febrero. En el mes de abril, creemos que sería la fecha límite. Principalmente por los vencimientos con el Club de París de mayo por u$s 2100 millones, que se podrán refinanciar únicamente luego de acordar con el FMI , dijeron.

Tanto la curva de bonos de ley local como la de ley extranjera muestran una pendiente negativa y desplazada al alza, lo cual refuerza la idea de desconfianza que tiene el mercado para con la deuda argentina.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios