Empezó la transición en el Banco Ciudad, que suma a una ex legisladora

Se trata de Paula Villalba, actual presidenta de la Comisión de Presupuesto, Hacienda, Administración Financiera y Política Tributaria.

Paula Villalba, que termina su mandato en la Legislatura y es presidente de la Comisión de Presupuesto, Hacienda, Administración Financiera y Política Tributaria, será la nueva directora del Banco Ciudad.

En el directorio del Ciudad también estará uno de los funcionarios 'Larretistas', el actual ministro de Desarrollo Urbano, Franco Moccia, quien estuvo 22 años en el Citi: fue CEO de la filiales de Colombia, Perú y de Ecuador, luego de ser director de Banca Corporativa del Citi en el país.

Fernando Elías continuará como vicepresidente: se trata de un hombre del círculo de confianza de Larreta desde hace 15 años que en esta nueva etapa deberá  llevar adelante iniciativas del Ejecutivo porteño desde la entidad; mientras, Gastón 'Yaya' Rossi, hombre de Martín Lousteau, continuará como director.

En tanto, ayer empezó la transición entre el nuevo presidente, Guillermo Laje, y Javier Ortiz Batalla.

Su desafío pasará por profundizar la interacción del banco con el sector público, de modo de poder participar de las emisiones de deuda de la Ciudad como agente financiero. Además, ser más competitivo desde el punto de vista de servicio al cliente y modernizar aún más todos los sistemas tecnológicos.

La Legislatura debe aprobar al nuevo presidente en febrero para que el 1 de marzo vaya a audiencia pública. No se espera cambios en el management, ya que Laje suele dejar a la gente: en el Galicia, los siete que dependían en forma directa de él venían de antes, mientras cuando estuvo de presidente en Argencard First Data, sus seis reportes directos también venían de antes. Sólo llevará a un asesor que le mire la firma, ya que el sector público es distinto al sector privado.

Con el gerente general, el ex director del Citi Gustavo Cardoni, se conocen de cuando Laje era su jefe en el Comafi. Quienes recuerdan a Laje de su época en el Francés reviven las anécdotas de cuando llegaba a agarrar a alguien de las solapas. Laje recuerda que por entonces tenía 20 años menos, era joven e impulsivo, pero que ahora está más tranquilo. Su carácter le vino bien para impedir que Guillermo Moreno lo pasara por encima cuando debía acompañar a Eduardo Escasany a reunirse con él, y Moreno quería tratarlo como un escriba, para que tome apuntes.

Tags relacionados