Bajo la lupa de los mercadosExclusivo Members

El riesgo país está a 51% del promedio de la era Macri: la apuesta para bajarlo

El boom de los bonos argentinos se mantiene intacto. Ofrecen alto rendimiento, del 20% anual. El riesgo país en 1.200 puntos, lejos aún de los 571 de promedio de la gestión Macri.

El auge de los pápeles argentinos igual tiene un largo recorrido por delante en función de los valores observados en la gestión de Mauricio Macri y en el promedio de los últimos 20 años. A fin del 2023 el riesgo país se ubicó en 1.906 puntos (antes de las elecciones generales de octubre oscilaba en torno a los 2.400 puntos) por lo que la caída observada hasta ayer fue del 38%. Poniendo en perspectiva, el camino recién empieza.

Si miramos el promedio del riesgo país reflejado en el último informe de Portfolio Personal Inversiones de la gestión de Mauricio Macri, la conclusión es que debe caer 51% más a 571 puntos. El problema es que el sendero hasta ese nivel requiere de muchas reformas profundas adicionales al equilibrio fiscal que se está ejecutando y que en definitiva hace que sea más complejo, y más lento retornar a los niveles observados entre 2015 y 2019. Destrozar y hacer un edificio demora pocos minutos, Reconstruirlo, años. Lo mismo acontece con el riesgo país y la credibilidad en los mercados internacionales.

Pero aún haciendo los deberes, el contexto internacional debe ayudar. Y en las últimas semanas, escondido detrás del auge de los papeles domésticos, está la sensación de que la baja de tasas en Estados Unidos puede llegar a no ocurrir en el 2024. Ayer puntualmente el Instituto de Finanzas Internacionales, un influyente "think tank" integrado por los principales bancos del mundo, destacó que las "perspectivas son muy nubladas", en función de la "incertidumbre que rodea al ritmo y a la dirección de la política monetaria en los Estados Unidos".

Por qué Milei perdió su batalla contra la 'casta' de las universidades: datos vs relato libertario

En Brasil hubo movimientos que llamaron la atención a operadores y puntualmente en relación al dólar con saltos a 5,2-5,3 reales. ¿La razón? El relajamiento de la politica fiscal por parte de Lula en la previa a elecciones municipales. Recuérdese que los flujos de fondos a los emergentes están en función siempre de la estabilidad de las cuentas públicas. Los rojos fiscales espantan inversores, los superávits los atraen.

En la Argentina, de corto plazo, en las mesas de emergentes de los bancos en Nueva York, ahora miran de cerca el tratamiento del paquete fiscal del proyecto de ley Bases. Todo indica que a mediados de mayo podría estar aprobado en ambas cámaras. ¿Y la marcha de ayer? Seguramente alimente interrogantes acerca de la capacidad del gobierno de seguir con los ajustes de las cuentas públicas. Y por ello cobra más relevancia lo que pueda suceder nuevamente con el paquete fiscal que cuenta con impuestos a los Ingresos, el blanqueo, la moratoria como ejes centrales.

Para volver a estar en zona de 700 puntos de riesgo país y volver a ser sujeto de crédito, el objetivo oficial es hacerlo para principios del 2025, se debe ir por más. Reforma impositiva, nuevo acuerdo con el FMI y fin del cepo son las próximas estaciones. No son nada fáciles. El camino tiene obstáculos que requieren de la sintonía fina, de cirugía especializada.

Temas relacionados
Más noticias de bonos

Las más leídas de Finanzas y Mercados

Destacadas de hoy

Cotizaciones

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.