Riesgo país: intentó quebrar los 900 puntos, pero rebotó 35 unidades, hasta 965 

El indicador elaborado por el JP superó ayer los 1000 puntos y si bien hoy había cedido hasta las 905 unidades, recuperó la caída inicial y se mueve 35 puntos por encima del valor de cierre de ayer.  Los CDS a cinco y dos años mostraban un comportamiento similar.

El riesgo país cayó 30 puntos básicos en el arranque de la rueda, luego de superar ayer las 1000 unidades, debido a la recompras de carteras de bonos a precios atractivos. Sin embargo, cerca del cierre de la jornada recupera terreno, suma 60 puntos desde el mínimo intradiario, de manera que se ubica en 965 enteros, 30 puntos más que el cierre de ayer. 

Los seguros contra default (CDS) a dos y cinco años retrocedían hasta 8% hoy, luego de ruedas en las que llegaron a avanzar hasta 24%.

 

El indicador que elabora el banco JP Morgan se mantiene en niveles máximos de cinco años. En febrero de 2014 el riesgo país cotizaba a 1.026 unidades.

Las dudas sobre el futuro de la economía local, a pocos meses de una reñida elección presidencial, crea incertidumbre entre los inversores, recordaron los operadores. 

En diálogo con El Cronista, el economista Eric Ritondale planteó que el cambio de tendencia de la mañana se dió "debido a que la codicia le estuvo ganando al miedo".

"Hasta ayer a úlltima hora, era al revés. En especial si hablamos de los bonos. El tipo de cambio hoy también estaba ayudando por cierta debilidad global del dólar", agregó.

"El dólar se ve favorecido por la suba de tasas de ayer, la licitacion de Lecap que no fue mala dado el contexto y lo que esta pasando tambión con los bonos en general, en particular, que no hay desarme de Lecap como hubo ayer a primera hora", analizó.

Por su parte, Matías Rajnerman, economista Jefe de Ecolatina, sostuvo que "lo que muestra la dinámica más calma de hoy por la mañana es que la suba de los últimos días no fue la consecuencia, principalmente, del libro de Cristina sino de los débiles y frágiles indicadores de la macroeconomía argentina". En este sentido, expresó que el riesgo país podría seguir alto aún después de las elecciones e independientemente de quién gane. "Además de los rumores político-electorales, no se sabe cuánto ni cuándo la economía argentina va a volver a crecer", subrayó. 

Por otro lado, comentó que "para saber si los bonos están a buen o mal precio, la clave es la dinámica electoral: si el resultado es market friendly van a recuperar (aunque no explica todo, el riesgo país incluye mucho de ruido electoral); caso contrario, el precio podría seguir bajando". Concretamente, Rajnerman consideró que "en función de qué pase en las elecciones, o en torno a ellas, se moverán los bonos para un lado o para el otro, e insistió en que "aún pueden tener recorrido incierto en ambos sentidos".

El riesgo país es un indicador elaborado por el JP Morgan que mide la diferencia en los rendimientos que pagan los bonos del Tesoro de los Estados Unidos y las del resto de los países, por eso la baja de los precios de los bonos -lo que implica una suba en los rendimientos, porque a menor precio mayor premio esperado al vencimiento- dispara el riesgo país.

Cuando terminó el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, el indicador se ubicaba en los 480 puntos, y si bien para fines de 2017 había caído a niveles de 350 unidades, en un año se duplicó: a fin de 2018 registró 732 puntos. 

 

Tags relacionados
Noticias del día