Ida y vuelta en los mercados

El riesgo país bajó 2% pero el mercado no ve apuestas interesantes a la Argentina

Para operadores en Nueva York hay opciones mejores como Sri Lanka, Ucrania, Ghana, Pakistán y Túnez. No se prevén apuestas fuertes sobre la deuda local de corto plazo. Más cerca de las elecciones presidenciales pueden surgen flujos de fondos sobre papeles argentinos.

El riesgo país de la Argentina bajó ayer 2% a 1912 unidades en una jornada de recuperación en los activos de riesgo de emergentes y de los mercados en general.

La suba de los bonos locales es consecuencia de un aire fresco a nivel internacional tras el derrumbe en las últimas tres semanas más que una revalorización entre inversores de la deuda argentina.

La suba de los bonos locales es consecuencia de un aire fresco a nivel internacional tras el derrumbe en las últimas tres semanas más que una revalorización entre inversores.

La sostenibilidad de este repunte dependerá de datos que se vayan conociendo en las próximas jornadas, desde balances de empresas hasta informes sobre si la principal economía del planeta, los Estados Unidos, entra en recesión.

¿Más caídas?

¿Puede caer más el riesgo país, o lo que es su contracara, pueden subir más los bonos argentinos en dólares? En primer lugar, hay que observar lo que se llama la posición técnica de grandes inversores sobre los papeles locales.

En ese sentido, no hay demasiadas apuestas sobre Argentina, tras la reestructuración de deuda realizada por Martín Guzmán en 2020. Por este motivo es que, la caída de la deuda de países emergentes en las últimas tres semanas no afectó tanto a la Argentina. Los grandes jugadores hace rato ya se habían ido.

Los bonos no levantan cabeza y el riesgo país supera los 1900 puntos 

"Hoy los fondos norteamericanos tienen muchas opciones interesantes con altos rendimientos antes que pensar en invertir en deuda argentina", señaló a El Cronista un operador de deuda desde Nueva York.

Ucrania, Ghana, Sri Lanka, Pakistán y Túnez son países cuyos bonos compiten con en rendimiento con los de la Argentina para el inversor que busque rendimiento.

Entre esas opciones mencionó a Ucrania, Ghana, Sri Lanka, Pakistán y Túnez. Los papeles de esos países tuvieron una caída de u$s 20 dólares, desde u$s 70 a los u$s 50, aproximadamente, actuales.

Con la suba de las tasas encarada por la Reserva Federal, quedaron en la góndola financiera, con rendimientos elevados, papeles de países emergentes con historias más apetecibles y menos inciertas que las de Argentina.

"No vemos ninguna señal de que pueda haber noticias en la Argentina que hagan que los papeles en los próximos seis meses se salgan del actual nivel en que se hallan, en torno a los 30 dólares" agregó la fuente consultada.

Distinta era la situación cuando la Reserva Federal mantenía la tasa en niveles mínimos y provocaba una expansión monetaria inédita en Estados Unidos. Allí solamente la Argentina se hallaba con altos rendimientos en su deuda, con rendimientos muy bajos en el resto de los mercados emergentes.

Opciones

El país se cayó del mapa financiero y hay entonces opciones atractivas entre emergentes que se encuentran al borde de ese mapa. El caso de Sri Lanka es una muestra: tiene una deuda de sólo u$s 3000 millones, y más allá de la difícil situación social, no se descuentan riesgos de crédito importantes en ese país.

Qué es el modo "hawkish", la política de la Fed que puede impactar a la Argentina

Los mercados emergentes vienen sufriendo salidas de fondos desde hace 15 meses por lo que algunos analistas en Nueva York comienzan a observar como cercano el fin de la debacle.

Los temores son más a una desaceleración de la economía de China que a una postura más agresiva de la Reserva Federal. La pérdida de valor en las acciones de mercados emergentes aglutinadas en el índice MSCI fue de u$s 4 billones desde el máximo alcanzado a principios del 2021.

Las pérdidas en bonos domésticos y globales de países emergentes acumulan 1 billón de dólares adicionales.

Desde ya que se descuenta en Nueva York apenas asuma un nuevo gobierno, una reestructuración de la deuda argentina. Si es "a la uruguaya" o "a la argentina" de poco importa.

La impresión es que lo hecho por Guzmán en 2020 solamente sirvió para reducir pagos de intereses sin cambios significativos en el stock de deuda total de la Argentina.

La deuda en pesos también es pasible de "reperfilamientos", palabra surgida en los últimos meses de la gestión macrista. Una duda no menor sobre este capítulo: ¿Y si esa reestructuración la tiene que hacer el actual gobierno ante la imposibilidad de renovar vencimientos?

Todo puede pasar en la plaza local.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios