Mercados

El rally pierde fuerza: bonos y acciones locales vuelven a sufrir

En una jornada de mejoras a nivel global, los ADR cayeron hasta 6% y los bonos soberanos en dólares retrocedieron entre 1,4% y 1,9%. Los flujos externos ceden y las debilidades domésticas vuelven a aflorar.

El temblor que provocó la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed) en los mercados globales va quedando atrás. Tras una semana un tanto convulsionada, los inversores parecen estar digiriendo ya la decisión del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) de mantener sus tasas de interés en el rango de 0 a 0,25% pero adelantar dos aumentos para fines de 2023.

Tras haber acumulado caídas de entre casi 0,3% y 3,5% durante la semana última, los tres principales índices de Estados Unidos mostraron este lunes un repunte. El índice Dow Jones -el de pérdidas más abultadas- rebotó 1,76% y el S&P 500 avanzó 1,40%. Por su parte, el tecnológico Nasdaq, que la semana última había sido el menos castigado, escaló 0,79%.

Mismo comportamiento se había visto horas antes entre las principales bolsas europeas. Si bien más moderados, los avances también fueron una constante entre los principales índices del viejo continente, en una rueda en la que el Dax alemán lideró las subas al crecer un 1%.

Nada de eso alcanzó, sin embargo, para contagiar al alza a los activos financieros locales. Durante el feriado, tanto los bonos soberanos en dólares como buena parte de las acciones argentinas que operan en Wall Street operaron en rojo, en el inicio de una semana en la que la atención permanecerá centrada en la decisión que tome MSCI respecto a si mantiene a la Argentina en su categoría de Emergentes o si la hace descender al nivel de Frontera.

En lo que respecta a la renta fija, los títulos argentinos emitidos bajo ley extranjera cayeron en todos los tramos de la curva. Anotaron pérdidas que oscilaron entre 1,4% y 1,9%, luego de las mejoras que habían cosechado en las semanas previas. Ante este escenario, el riesgo país continúa asentado por encima de los 1500 puntos básicos.

Los ADR, en cambio, anotaron mayoría de pérdidas. Entre los retrocesos se destacaron Bioceres, con una caída de 6,2%, Central Puerto y el Banco Francés, que dejaron bajas respectivas de 4,8% y 4,5%.

En el otro extremo, en cambio, sobresalieron las subas de Ternium y Tenaris, con avances respectivos de 3,8% y 3,6%.

"Los flujos internacionales que activaron el último rebote técnico -aprovechando apuestas a emergentes y el efecto MSCI cuya definición llega el 24 de junio- estuvieron aflojando, y ante ello es que los fundamentals vuelven a ganar terreno", analizó el economista Gustavo Ber. "Entre los múltiples desafíos de esta etapa electoral se destacan los desequilibrios económicos, la crisis sanitaria y la falta de avances en las negociaciones con el Club de París-FMI", cerró.

Sobre este último punto, es preciso recordar que el viernes último la agencia Bloomberg informó que puertas adentro del FMI ya prevén que el acuerdo con la Argentina se postergará para 2022. Del avance de esa negociación depende también lo que ocurra con los u$s 2400 millones que la Argentina le adeuda al Club de París.


Compartí tus comentarios