Wall Street

El misterioso empresario coreano que perdió u$s 8000 M en una semana por no escuchar a Warren Buffett

El silencioso inversor multimillonario ha perdido u$s 8.000 millones en diez días y puso en jaque a grandes bancos internacionales, ¿Quién es este misterioso empresario y qué ocurrió ?

Una nueva crisis azota Wall Street, esta vez de la mano de un misterioso multimillonario que ha salido a la luz luego de uno de los mayores fiascos en la historia de las finanzas, ¿Su nombre? Bill Hwang, el inversor de 57 años que ha amasado una fortuna exorbitante en las últimas décadas de forma silenciosa, ahora tambalea y, junto con él, algunos de los bancos más grandes del mundo.

A finales de marzo la empresa de Hwang, Archegos Capital Management, explotó luego de lo que se conoce como una "llamada de margen" o "margin call", perdiendo u$s 8.000 millones en sólo 10 días y posicionando en el medio de la tormenta a una variedad de bancos internacionales que podrían perder millones.

¿QUIÉN ES EL MISTERIOSO EMPRESARIO?

Hwang, o Sung Kook Hwang según su nombre de nacimiento, es un verdadero ejemplo del "sueño americano": de niño llegó a Estados Unidos con su familia desde Corea del Sur, donde creció en un hogar muy modesto y religioso ya que su padre era pastor y su madre misionera. De joven, Hwang aprendió a hablar inglés trabajando en un Mc'Donalds.

Hwang estudió en UCLA en los años 80 y su primer trabajo después de graduarse fue como vendedor de acciones en Hyundai. Mientras estaba allí, conoció a la leyenda de las inversiones Julian Robertson, quien dirigía el fondo de cobertura Tiger Management, y lo impresionó. Ante esto, "El Tigre" Robertson contrató a Hwang y le enseñó el negocio de las finanzas.

De esta forma, Hwang se sumó a lo que se conoce como "los cachorros del Tigre", es decir, ex discípulos de Robertson que lograron convertirse en inversores exitosos, entre ellos Stephen Mandel, Lee Ainslie y Chase Coleman.

En este contexto, durante el 2001 Robertson decidió invertir en su "alumno" y le otorgó u$s 1.200 millones para que fundara Tiger Asia, un fondo con sede en Nueva York especializado en acciones asiáticas. Sin embargo, su estilo de inversión, el cual incluía poseer solo un puñado de acciones, apuntar a nombres "muy cortos" y utilizar el apalancamiento para potenciar sus ganancias, le jugó en contra luego de unos años.

Aunque durante un buen tiempo Hwang obtuvo ganancias anuales de entre el 40 y el 80 %, en 2008 vivió su primer problema: el inversor perdió mucho dinero apostando "en corto" por Volkswagen, compañía que subió un 348% en 2 días en una contracción masiva.

Sin embargo, la verdadera caída de Tiger Asia fue en el 2010, año en el que la Comisión de Bolsa y Valores de EE.UU. (SEC) abrió una investigación en su contra por uso y filtración de información privilegiada de bancos chinos. De esta forma, Hwang tuvo que pagar u$s 44 millones para resolver la cuestión y, luego, cerrar su fondo.

Así, el empresario devolvió el dinero a los inversores y fundó Archegos Capital. Archegos en griego significa "líder" o "príncipe de Cristo", un nombre basado en sus raíces cristianas que reflejaba los valores de la compañía, dónde también se realizaban lecturas bíblicas.

Archegos se especializaba en acciones públicas de EE.UU., China, Japón, Corea y Europa y entraba en la categoría de "oficinas familiares" o "family office". Este tipo de empresas se dedican a administrar grandes fortunas familiares y tienen una particularidad: se encuentran exentas de registrarse como asesores de inversiones en la SEC. Esto significa que se reservan el derecho de revelar una variedad de información, desde los valores que manejan hasta la identidad de sus propietarios.

Su empresa, entonces, comenzó con una inversión de u$s 200 millones, pero creció con rapidez. Para aprovechar los retornos, Hwang implementó un instrumento financiero conocido como permutas de rentabilidad total o, en inglés, Total Return Swaps (TRS). Así, a cambio de una tarifa, el inversor apostaba por la dirección de una acción y ganaba exposición sin pagar el precio completo, creando un apalancamiento de hasta 5x.

De esta forma, para el 2021 Hwang se apoyaba en 6 socios bancarios corredores principales para sus TRS: Goldman, Morgan Stanley, Credit Suisse, Nomura, Deutsche, UBS. Aunque era riesgoso, los bancos continuaban con el negocio, "felices" de cobrar las comisiones, sin embargo, esta situación creó una bomba de tiempo financiera. Entonces, ¿Qué le ocurrió a Archegos para que Hwang cayera en desgracia de tal manera?

¿QUE OCURRIÓ REALMENTE?

El detonante de esta situación fue ViacomCBS, uno de los conglomerados de medios más importantes del mundo. Debido a que Hwang tenía una participación de u$s 10 mil millones de los TSR en la empresa, cuando Viacom anunció una venta secundaria de acciones de u$s 3.000 millones, esto condujo a una liquidación de más del 20 % que Hwang no pudo soportar ya que, si una cartera se apalanca 5 veces, solo se necesita una liquidación del 15-20% para eliminar a un inversor.

Entonces, como Hwang no podía pagar a causa del apalancamiento, los bancos prestamistas de Archegos se vieron obligados a liquidar sus acciones que formaban parte de los 'swaps'. En principio, los bancos intentaron ponerse de acuerdo para paliar los efectos de esta liquidación forzosa y deshacerse de las acciones de forma ordenada.

Sin embargo, las negociaciones no fueron exitosas y comenzó una competencia entre ellos para intentar liquidar esos activos con mayor rapidez, una estrategia que eventualmente llevó al derrumbe del mercado. De esta forma, Goldman Sachs y Morgan Stanley lograron vender sus acciones a tiempo, perdiendo poco dinero, pero Credit Suisse y Nomura, quienes no corrieron con tal suerte, tuvieron consecuencias catastróficas: ahora deberán pagar entre u$s 2.000 millones y u$s 4.000 millones.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios