Defensa del consumidor

La secretaría que dirige Paula Español aplicó la sanción máxima y multó a tres bancos con cifras millonarias

Los acusa de no garantizar la seguridad de sus clientes y de tener cláusulas abusivas. Una entidad ya apeló la medida y destacó que no tiene sustento. Las otras dos lo están analizando.

La Secretaría de Comercio Interior sancionó con multas de $ 5 millones cada uno a los bancos Santander y BBVA por su responsabilidad en la protección de los usuarios frente a estafas o fraudes bancarios, y con otros $ 5 millones al Banco Supervielle por cláusulas abusivas.

Desde BBVA y Santander reconocieron a este medio las sanciones y aseguraron que las están revisando para ver cómo proceder. En tanto, desde el Supervielle aseguraron que las medidas "carecen de sustento" y ya apelaron la decisión del Gobierno, según destacó la agencia de noticias Telam. 

En particular, la Dirección Nacional de Defensa del Consumidor y Arbitraje en Consumo determinó que Santander y BBVA "incumplieron su obligación de garantizar la seguridad en cuanto a la protección de datos personales, cuentas e intereses económicos de sus clientes".    

Ante ello, desde BBVA aseguraron a El Cronista que "la sanción recibida se encuentra en análisis" por parte del banco, a fin de evaluar las acciones a adoptar.  

En esta misma línea, desde Santander admitieron que recibieron "la notificación sobre la multa" y recalcaron que están "revisando los términos de la misma para realizar la apelación correspondiente".

 El organismo que conduce Paula Español planteó en declaraciones a Telam que "frente a situaciones de vulneración de datos personales y estafas dentro del sistema financiero, los bancos fueron sancionados por no asumir la responsabilidad que les merece frente a sus usuarios y usuarias". 

Frente a eso, desde el BBVA recalcaron que están enfocados en "continuar informando a nuestros clientes, por todas las vías de comunicación oficiales del banco, las medidas y acciones preventivas que deben tener en cuenta ante situaciones sospechosas, con el fin de que, dispongan de herramientas e información suficiente para evitar este tipo de fraudes de terceras personas ajenas a esta entidad". 

"No queremos dejar de remarcar, los altos niveles de seguridad con los que cuenta BBVA que cumplen con los más altos estándares internacionales en seguridad de la información y seguridad informática", agregaron. 

En la misma línea, desde Santander quisieron recalcar que la entidad "garantiza, desde siempre, el mayor estándar de seguridad y la protección de los datos personales, cuentas e intereses económicos de sus clientes en todos los canales por los que operan, ya sea de forma presencial o virtual".

Subrayaron que "desde marzo de 2020, cuando se potenció la operatoria digital, Santander informó constantemente a sus clientes, por comunicación directa, a través de sus redes sociales o mediante los medios de comunicación, varias campañas de concientización y prevención, como también una serie de recomendaciones para prevenir ciberestafas y operar seguro por canales digitales, con el fin de que cuenten con información suficiente para evitar este tipo de fraudes de terceras personas ajenas al banco".

"En el último mes, para reforzar esto, Santander lanzó una campaña de prevención contra el ciberdelito para concientizar, a través de videos cortos y directos, sobre cuatro modalidades de estafas: mediante llamada telefónica, por transferencia bancaria, por e-mail o simulando un sorteo", destacaron.

BBVA y Santander fueron multados con la sanción máxima de $ 5 millones, respectivamente, establecida por la Ley de Defensa del Consumidor.  

Clausulas abusivas

Por otro lado, la sanción al Supervielle fue por "incumplimiento a la obligación de informar, ya que la entidad bancaria no brindó mecanismos a las y los consumidores para comunicarse, consultar o reclamar respecto de los productos y servicios que tienen contratados", según especificó la secretaría que dirige Español. 

La multa también se aplica "por no prestar el servicio en las condiciones y modalidades en las que fue convenido al debitarse de las cuentas sueldo y de la seguridad social de sus clientes sumas de dinero en concepto de seguros y servicios de cobertura o asistencia médica no solicitados, así como también por cobrar sumas de dinero en concepto de mantenimiento de cuenta".

Además, el banco fue sancionado "por debitar cargos no convenidos a las y los consumidores obligándolos a pronunciarse por la negativa para evitar su cobro".


En tanto, desde Supervielle aseguraron a Télam que "las imputaciones no tienen sustento", y afirmaron que el banco "dispone de canales de información y de reclamo".

Además indicaron que "los débitos se practican para y a favor de terceras empresas contratadas por los clientes".

"La multa fue apelada. El sumario fue irregular: se prescindió sin razón del descargo y de las pruebas presentadas. El banco confía en la Justicia", concluyeron.

  

Multas en ascenso

En lo que va del año, las multas a bancos y entidades financieras como fintech,   aplicadas por la secretaría de Comercio Interior, por incumplimientos con los usuarios acumulan ya $ 28,16 millones, cifra que representa un 319% más que los $ 6.720.500 de todo 2020, es decir que en un semestre se cuadruplicó el monto de sanciones del año pasado.

"La Subsecretaría de Acciones para la Defensa de las y los Consumidores está haciendo un trabajo muy importante para proteger los derechos de los argentinos y argentinas. Estas sanciones son una prueba de eso", indicó Español al dar a conocer las medidas. 

Remarcó que desde el inicio de su gestión se logró "que los tiempos de los procesos se aceleren y las denuncias que antes llevaban años, ahora se resuelvan en meses".

 "Esto es gracias al trabajo que hace el equipo para detectar si hay denuncias reiteradas sobre un tema o una empresa, agruparlas y actuar de oficio", agregó. 

Español precisó que "los reclamos que recibe la Subsecretaría son muy amplios y variados, pero gran parte están vinculados al sector financiero", y puntualizó que "dentro de las estafas bancarias, la mayoría de los reclamos son por vulneración de las claves bancarias para hacer solicitudes de préstamos millonarios".

"Una vez que el préstamo se acredita, ese dinero lo transfieren a otras cuentas de terceros", explicó la secretaria, quien subrayó: "Estamos haciendo un seguimiento del tema porque las denuncias de fraudes o estafas bancarias crecieron considerablemente del año pasado a este, hubo un aumento interanual del 286% en el periodo entre enero y abril".

Tags relacionados

Compartí tus comentarios