El dólar blue perdió $ 2 y la brecha con el oficial cae por debajo del 90%

El paralelo acumula un retroceso de $ 46 desde su techo de $ 195. A diferencia de lo que pasó el lunes, el Banco Central tuvo que vender reservas. Qué opinan los analistas sobre la "tensa calma" que vive el mercado.

El dólar blue suele ser el termómetro del humor del mercado, al tratarse del dólar libre al que todos pueden acceder sin tope ni trabas. La baja de $ 46 que registra desde el pasado 23 de octubre, cuando tocó un techo de $ 195, no se traduce sin embargo en los operadores y demás actores de la economía que prefieren mantenerse cautos, aunque destacan los avances del Gobierno en pos de reducir la brecha.

Este martes el blue perdió $ 2 y se colocó en los $ 149, con lo que acumula una baja $ 8 en lo que va de la semana. De esta forma, la brecha con el oficial cae por debajo del 90% al 88,6%. El precio del paralelo reduce también su brecha con el dólar solidario que supera los $ 140, pero al que pocos pueden acceder por el súper cepo.

Fuentes privadas de mercado calcularon que en la segunda rueda de la semana el Banco Central vendió u$s 25 millones, lejos de los u$s 113 millones que sumó a sus reservas el lunes, cuando el campo liquidó la suma de u$s 163 millones, alentado por las medidas lanzadas por el Gobierno para este fin.

Las cotizaciones financieras terminaron con una leve baja. El dólar MEP perdió (-0,4%) hasta los $ 141,43, mientras que el contado con liqui retrocedió (-0,7%) hasta los $ 146,39.

El dólar mayorista cerró a $ 79,43 por unidad, unos 8 centavos arriba. El volumen operado en el segmento contado fue de u$s 136,087 millones, el más bajo desde el 7 de septiembre pasado, con u$s 45,400 millones en futuros MAE.

El promedio entre bancos que realiza el Central se colocó en los $ 85,04, lo que sumado el impuesto PAÍS del 30% más la retención de Ganancias del 35%, colocó el precio del dólar solidario en los $ 140,31.

Leonardo Svirsky de BullMarket Brokers consideró que la calma que muestra la plaza cambiaria responde a "la intervención oficial en el mercado" y a que las colocaciones que está haciendo el Gobierno "son bastante buenas".

Sin embargo, alertó que "hay un parate total en el mercado, en el que los grandes jugadores no están haciendo demasiado". "Tanta calma no me gusta. Cuando el mercado no sabe para dónde disparar no es bueno", resumió.

Un operador de cambios consideró en diálogo con El Cronista que "el blue en cualquier momento rebota".

"Obvio el tema es que restringieron los pesos y hay menos liquidez en el mercado, pero con control de cambios las brechas siempre tienen a ensancharse tarde o temprano", señaló por su parte Gustavo Quintana de PR Cambios.

El economista Amilcar Collante sostuvo que "para que el cambio en las expectativas se consolide debería verse menos intervención en el mercado de los dólares alternativos mediante BCRA y Anses y con el Central  recomponiendo reservas".

"Por el momento esto continúa. Probablemente con avances en el programa con el FMI y más señales fiscales podría bajar la presión cambiaria", analizó.

Collante planteó que el Central "también podría incrementar la tasa de interées para buscar un equilibrio en el rango de $ 150 a $ 160, pero con menos intervención", pero subrayó que "por el momento parece que esta herramiento esta vedada".

"No parece que el BCRA vaya en esa dirección. Las subas que hizo fueron muy acotadas. Ademas, subió tasa de pases y redujo la tasa de interes de Leliq", recordó.

El dólar minorista sumó 25 centavos hasta los $ 84,75 en las pantallas del Banco Nación  (BNA).

Walter Morales, presidente de la consultora Wise, consideró que el Gobierno "aspira a llegar a marzo sin modificar el tipo de cambio, mes en el que las reservas pegarían un salto porque llegaría el rescate del FMI y el ingreso de la cosecha".

"¿Llegamos a marzo? Falta mucho y el BCRA tiene que vender futuros, reservas, pisar importaciones, vender bonos contra pesos y recomprar contra dólares, colocando dólar linked y hard dólar para rollear vencimientos en pesos. Todo esto, sin reservas líquidas. Se va en la dirección correcta pero se necesita un plan fiscal creíble", analizó.

 

 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios