Fed

Tapering: ahora los bancos de Wall Street creen que se anunciará en el último bimestre

La creación de empleo en EE.UU. en agosto fue la más baja desde enero. La Fed mira ese dato como variable clave para iniciar el tapering y es por ello que Wall Street ahora espera que el anuncio se haga entre noviembre y diciembre.

El último dato de empleo en Estados Unidos comienza a generar más dudas que certezas en Wall Street. La creación de puestos de trabajo durante el mes de agosto estuvo por debajo de las expectativas del mercado, que ahora espera que la Reserva Federal (Fed) anuncie el tapering entre noviembre y diciembre.

Los empleadores agregaron 235.000 puestos de trabajo durante el octavo mes del año. Además de quedar por debajo de las expectativas de los economistas, dicho dato se ubicó también debajo del promedio de más de 876.000 empleos al mes que se había registrado entre mayo y julio.

De hecho, fue el menor ritmo de contratación desde enero, mes en el que se habían creado 233.000 empleos.

El aumento de contagios de Covid y hospitalizaciones, particularmente en estados con tasas de vacunación más bajas, han creado un nuevo viento en contra para las industrias del sector de servicios que dependen del contacto humano y las empresas que atienden a los trabajadores de oficina y eventos corporativos.

Todo ello afectó a la contratación y por ello el dato de empleo fue peor de lo esperado. Los funcionarios de la Fed están prestando mucha atención a la contratación para determinar cuándo comenzar a reducir sus compras de activos e iniciar el famoso tapering.

En las proyecciones preparadas para su reunión de junio, la mayoría de los funcionarios pensaba que la tasa de desempleo promediaría entre 4,4% y 4,8% durante los últimos tres meses de este año.

Sin embargo, hasta ahora el desempleo se mantiene en niveles de 5,2%, con una velocidad de contratación a la baja.

Una caída en el nivel de contratación le daría más argumentos a las palomas dentro de la Fed. Son aquellos funcionarios que prefieren mantener una política monetaria laxa por más tiempo.

¿Tapering en noviembre?

Un mes atrás, el mercado estaba convencido de que la Fed anunciaría el tapering en la reunión de Jackson Hole o en su reunión de Comité de Política Monetaria (FOMC) en septiembre.

Sin embargo, el último dato de empleo cambió el panorama. En este sentido, el mercado comienza a ponderar más la chance de que el tapering sea anunciado entre noviembre o diciembre, siempre y cuando los datos económicos que se vayan publicando soporten la necesidad de ir retirando estímulos.

Paula Gándara, head portfolio manager de AdCap, explica que el dato desalentador de empleo cuestiona el comienzo de tapering.

"La economía norteamericana creó 235.000 empleos en agosto, muy por debajo de los 733.000 esperados, debido a las preocupaciones en torno a la variante Delta. De todas formas, dado que esperamos que el nivel de contagios de la variante Delta ya ha visto lo peor, podemos pensar que los datos de empleo se recuperen en los próximos meses. Este hecho no cambiaría el escenario base que manejamos hoy de la Fed, en el cual podría comenzar a reducirse la compra de activos a fin de año", proyectó.

Los economistas en Wall Street están de acuerdo en que el creciente espectro de la variante Delta sobre la economía es responsable de la desaceleración en el número de empleos.

Aunque la demanda de mano de obra sigue siendo fuerte, los cambios en la trayectoria de la economía hacen que sea "poco probable" que la Fed anuncie una reducción en la reunión de septiembre, escribieron analistas de Bank of América en una nota el viernes.

"La reducción de compras de activos financieros (tapering) podría ocurrir en la reunión de noviembre dependiendo de cómo se difundan los datos. Todavía creemos que un anuncio de reducción gradual de noviembre está en juego, pero siempre que los datos reboten y la debilidad, principalmente debido a Delta, sea temporal", indicaron desde la firma.

Los analistas de TDBank se mantuvieron aún más conservadores y desecharon la probabilidad de que se vea un tapering en septiembre. Señalaron, en cambio, que ven una mayor "probabilidad de que se realice un anuncio formal en la reunión de compras de activos financieros en diciembre en vez de que se de en la reunión de noviembre".

Dennis Lockhart, quien presidió la Fed del Estado de Atlanta entre 2007 y 2017, afirmó que es probable que la entidad anuncie la reducción de sus compras de activos en noviembre y comience el proceso un mes después.

"Esperar hasta noviembre dará a los responsables de la formulación de políticas más datos sobre la recuperación del mercado laboral y el crecimiento económico, dijo Lockhart al Foro de Mercados Globales de Reuters (GMF).

Finalmente, los economistas del banco de inversión Goldman Sachs enviaron una nota a sus clientes advirtiendo que ven más chances de que la Reserva Federal anuncie el tapering en noviembre, y esperan que el banco central estadounidense opte por reducir dichas compras a un ritmo de u$s 15.000 millones por cada encuentro de política monetaria.

Desde Goldman Sachs elevaron las posibilidades de un anuncio formal del "tapering" en noviembre a 45%, desde la estimación anterior de 25%, en tanto que rebajó la probabilidad de esto ocurra en diciembre a 35% desde 55%.

La hoja de balance de la Fed

La Reserva Federal continúa comprando actualmente bonos del tesoro americano y activos respaldados por hipotecas a un ritmo de u$s 120.000 millones al mes. Estas compras, junto con haber colocado las tasas de interés en niveles cercanos a cero, han permitido una recuperación histórica de la economía y de los mercados.

Pero gracias a la masiva compra de activos financieros, la hoja de balance de la Fed más que se duplicó desde el inicio de la pandemia. La misma pasó de u$s 3,9 billones antes de la pandemia a u$s 8,3 billones hoy.

Con la economía recuperada por encima de los niveles prepandemia junto con una aceleración de la inflación, analistas y economistas en Wall Street han alertado la necesidad de ver una Fed más hawkish. Es decir, que retire los estímulos monetarios. Incluso miembros de la Fed han insistido en que la entidad cambie a un tono más contractivo en su política monetaria.

Sin embargo, el presidente de la Fed, Jerome Powell, advirtió que se necesitaba ver una recuperación más sólida del empleo para que finalmente acepte comenzar a retirar los estímulos, algo que por ahora no ocurrió.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios