El BCRA volvió a liberar pesos para facilitar la licitación del Tesoro

Entregó $ 290.000 millones de Leliq, $ 30.000 millones menos que el stock que vencía. En el mercado creen que la dinámica apunta a que esos pesos puedan volcarse a los instrumentos que ofrece Economía.

El Banco Central (BCRA) le dio ayer otra puntada a una estrategia que viene aplicando en los últimos meses, con la cual busca apuntalar la demanda en las licitaciones de títulos que realiza el Tesoro. Adjudicó unos $ 290.000 millones de Leliq frente a vencimientos por unos $ 320.000 millones, con lo cual dejó un remanente de pesos que apuntan a que puedan volcarse hacia los instrumentos que ofrece Economía.

Se trata de una maniobra que la autoridad monetaria viene realizando de hace unos tres meses y que consiste en "liberar" pesos en la previa de cada licitación que realiza la Secretaría de Finanzas. Al hacerlo, consideran entre los bancos, no solo se estimula la demanda de bonos del soberano sino que también limita el crecimiento del stock de Leliq.

"Desde agosto se observa que los días anteriores a las colocaciones de deuda en pesos de Finanzas, el BCRA coloca entre $ 20.000 y $ 35.000 millones menos de lo que vence, generando un efecto expansivo sobre la base en forma de ´ayuda´ al Ministerio de Economía", resumió un reciente informe de la consultora Eco Go. Tras esa reducción del stock de Leliq y luego de la licitación de Finanzas, agrega el trabajo, la autoridad monetaria vuelve a esterilizar absorbiendo más pesos de los que vencen.

Esta dinámica puede verse con nitidez en la previa de cada una de las licitaciones que realizó el Ministerio de Economía desde agosto a la fecha. Antes de las primeras dos licitaciones celebradas en el octavo mes del año, adjudicó unos $ 20.000 millones menos del total de stock que vencía. En la antesala de la última licitación de ese mes, fueron unos $ 32.000 millones menos.

Mismo comportamiento pudo verse en septiembre. De cara a las primeras dos licitaciones de ese mes, adjudicó unos $ 25.000 millones en menos, antes de la tercera fueron $ 30.000 millones. Y en octubre se repitió la dinámica: el día 5 de este mes adjudicó $ 320.000 millones frente a vencimientos por $ 350.000 millones, y el 14 capturó $ 180.000 millones frente a vencimientos por $ 210.000 millones.

Claro que para los bancos no es lo mismo la exposición a riesgo soberano que a riesgo BCRA. Es por ello que hasta ahora, se trata de una táctica que -consideran- ha tenido impacto limitado. "Es una estrategia de corto plazo que usan para ´maquillar´ un poco la licitación", indican desde una entidad.

Desde otro banco, en tanto, confiesan que fue una estrategia cuyo impacto se fue diluyendo. "Al principio le prestamos más atención", explican. Pero recordaron que "los bancos van regulando el porcentaje de Responsabilidad Patrimonial Computable (RPC) que quieren tener expuesto a riesgo Tesoro", y que incluso esa exposición se ha ido reduciendo en las últimas semanas ante la proximidad de las elecciones.

Pese a ello, agregan que el dato de inflación de septiembre "hizo más difícil la decisión de bajar posición". Es que según argumentan, entre elegir Leliq o pases versus un bono del Tesoro que rinde CER positivo hace que "el costo oportunidad de no tener bonos sea mayor" ya que "los bonos CER quedaron con un carry alto después del último dato de inflación".

Consultadas al respecto, fuentes del Banco Central marcaron que "la participación de los bancos en las licitaciones responde a sus planes de negocios" y subrayaron que la entidad facilita las suscripciones pero siempre de forma voluntaria.

Dentro del mercado, la expectativa continúa alocada al ratio de rollover que consiga el Tesoro en lo que resta del año. Es que de ello depende el grado de dependencia del financiamiento monetario del déficit.

Según estimaciones de la consultora Equilibra, asumiendo un rollover del 110%, sobre un remanente de vencimientos por $ 810.000 millones, el BCRA debería emitir $ 620.000 millones adicionales para financiar al fisco. En ese escenario, agregan, en todo el año el financiamiento del BCRA al Tesoro ascendería a $ 1,7 billones, cifra que equivale a un 3,9% del PBI.

Según explica Lorena Giorgio, economista jefe de Equilibra, ese 110% representa un ratio "totalmente alcanzable" ya que la Secretaría de Finanzas tiene todavía algunos "ases en la manga".

"Hasta hace unas semanas veíamos un rollover más cercano al 100%. Pero el Tesoro empezó a convalidar tasas más altas y a emitir dólar linked, que resultan atractivas para el sector privado", consideró.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios