El BCRA no descarta mayor emisión y confía en que podrá contener a la inflación

La entidad que preside Miguel Pesce presentó su último Informe de Política Monetaria, correspondiente al tercer trimestre del año.

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) sabe que en el último bimestre del año existen factores que pueden recalentar la inflación. Sin embargo, confía en poder mantenerla a raya gracias a "todos los instrumentos disponibles", y espera que la suba de precios sea menor que la que se vio en los últimos doce meses.

El organismo adelantó que seguirá echando mano a las tasas de interés para "avanzar en la construcción de una curva de tasas en pesos que facilite y fortalezca la operatoria en el mercado de capitales". Al mismo tiempo, no descartó intervenciones en el mercado "a través de operaciones de mercado abierto, a los efectos de auspiciar una mayor liquidez, profundidad y transparencia de los mercados de deuda soberana".

"La inflación interanual mantuvo la trayectoria descendente en el tercer trimestre y se ubicó en 37,2% en octubre. Esto implicó una reducción de 16,6 p.p. (puntos porcentuales) respecto de los niveles observados en diciembre pasado", aseguró la entidad que preside Miguel Pesce en su Informe de Política Monetaria, que omitió aclarar que la inflación de 3,8% registrada en dicho mes fue la más alta en el año.

Para el BCRA, "la acotada volatlidad del tipo de cambio" en el tercer trimestre fue clave para que en la comparación interanual con 2019 los precios hayan crecido a un ritmo menor. Pero no fue la única causa. "Influyeron, entre otras cosas, las medidas sanitarias de aislamiento y distanciamiento, los bajos niveles de consumo, el congelamiento de las tarifas de los servicios públicos y las políticas de administración de precios dispuestas por el Gobierno Nacional", enumeró el informe de periodicidad trimestral.

Por esto, para los dos últimos meses del año, la situación se puede recalentar. "Hacia adelante algunos factores podrían ejercer presión sobre el proceso de formación de precios, entre los que se encuentran: la recuperación del precio relativo de los servicios, el avance de los acuerdos paritarios y la búsqueda de recomposición de los márgenes de comercialización minorista en algunos sectores", reconoció la autoridad monetaria pero aseguró: "Sin embargo, se espera que la coordinación de estas fuerzas por parte del Gobierno Nacional con los distintos sectores de la economía permita que el proceso gradual de baja en la inflación continúe".

 

Pese a la crisis, en el último tramo de 2020, el balance del BCRA es positivo sobre la macro. "Las condiciones económicas hacia fines del tercer trimestre se tornaron considerablemente diferentes a las prevalecientes en la primera parte del año cuando irrumpió la pandemia. El mejor desempeño de la economía doméstica, en términos de recuperación de la actividad económica y reducción de la inflación, fue acompañado por la culminación exitosa del proceso de reestructuración de deuda pública en moneda extranjera con tenedores privados", remarcó. 

Respecto a la expansión monetaria vista durante el corriente año, la entidad explicó: "Durante 2020 la política del BCRA ha tenido un sesgo expansivo, orientada a satisfacer las necesidades de liquidez del sector privado en la emergencia y a financiar las medidas extraordinarias de apoyo a empresas y hogares implementadas por el Gobierno Nacional". Y mirando hacia adelante, sumó: "El BCRA seguirá con su compromiso de mantener la liquidez de la economía en niveles adecuados para el período de normalización post pandemia a haciendo uso de todos los instrumentos disponibles con el fin de acompañar la recuperación económica, en un entorno de inflación decreciente".

Tags relacionados

Compartí tus comentarios