Dólar electoral

Los bonos ya proyectan más probabilidad de devaluación en 2022

La curva invertida en la deuda dólar linked refleja que los inversores ven con mayores chances de ocurrencia un evento cambiario de cara a 2022, probablemente tras las elecciones legislativas de octubre.

La aceleración inflacionaria al alza y un dólar planchado generarían un contexto de atraso cambiario tal que el mercado comienza a poner a prueba la capacidad de Guzmán de sostenerlo y por ello, preventivamente y junto con el desplome de los bonos dólar linked, algunos analistas comienzan a ver oportunidades en estos activos.

 Además, la curva invertida en la deuda dólar linked refleja que el mercado ve con mayores chances de ocurrencia un evento cambiario de cara a 2022, probablemente tras las elecciones de octubre.

Los dichos de Guzmán sobre la posible dinámica cambiaria generaron un cimbronazo en el mercado de deuda dólar linked. 

Antes de los dichos y proyecciones cambiarias de Guzmán, el mercado buscaba fuertemente indexar los pesos a la dinámica del dólar oficial vía dólar linked, desplomando los rendimientos de estos activos hacia niveles de -6% para el TV21 y -4% para el TV22.

Dado el ajuste reciente de los bonos dólar linked de más del 10% y en un contexto en donde los bonos en pesos rinden mayormente negativo en términos reales y sin demasiados destinos para los billetes que sobran, los inversores comienzan a ver en los bonos dólar linked nuevamente como una oportunidad.

Un dato interesante que se desprende de la evolución dólar linked es su curva invertida. El hecho de que esté invertida significa que hay menos demanda en los bonos dólar linked a 2021 y mayor demanda en los bonos a 2022.

Dicho de otra manera, los inversores se protegen menos de una devaluación en 2021 y más de una devaluación a 2022. 

De alguna manera el mercado ve que tras las elecciones es mucho más probable ver un corrimiento del tipo de cambio oficial y por ello la demanda del TV22 es más elevada y su tasa de interés es sensiblemente menor que la del bono a 2021.

Ezequiel Ferrando, portfolio manager de Mariva Fondos explicó que dadas las señales que Guzmán viene dando y la desaceleración en el ritmo de depreciación mensual de la moneda, resulta probable esperar que se utilice la apreciación cambiaria en términos reales como herramienta de ancla nominal sobre los precios.

Sin embargo, advirtió que de esa estrategia surgen muchos interrogantes, tales como la magnitud de dicha apreciación contemplando que Guzmán expresó que el tipo de cambio se encontraba en equilibrio y la inercia inflacionaria parece no ceder. 

Dado este escenario, el portfolio manager de Mariva Fondos ve valor en los bonos dólar linked a estos niveles de tasa.

"Seguimos viendo atractiva la curva dólar linked, principalmente en el tramo 2022, para evitar el período en donde se suelen profundizar los desajustes macroeconómicos con fines electorales. En cuanto al riesgo de crédito, de corto plazo no vemos un evento de crédito desfavorable para el soberano (principalmente en su deuda en pesos), es por eso que recomendamos priorizar liquidez en estas posiciones que capturan mejor los cambios de expectativas del mercado", dijo Ferrando.

Con una visión similar, el trader de bonos de un banco local también ve valor en la parte más larga de la curva soberana de dólar linked.

"Creemos que con la corrección reciente los bonos Linked con vencimiento posterior a 2021 vuelven a estar atractivos desde el punto de vista fundamental, aun cuando en el corto plazo hay que estar atentos al flujo que continúa siendo negativo para esa clase de activos", advirtió el operador de bonos del banco.

Nicolás Chiesa, director de Portfolio Personal Inversiones (PPI) afirma que, para dolarizar carteras, muchas compañías encuentran en los dólar linked una alternativa.

"Dado el ajuste reciente de los bonos dólar linked, creo que muchos inversores que busquen dolarizarse encuentran a estos niveles de precios un punto de entrada más atractivo y es probable que a estos precios se sientan más cómodos para entrar respecto de hace un par de meses atrás", estimó Chiesa. 

Atraso cambiario vs. Guzmán

El escenario de inflación al alza y dólar oficial estable le pone presión a Guzmán para que pueda lograr su objetivo de devaluación del 25% ya que el atraso cambiario seria excesivo, lo cual obligaría al ministro y al equipo económico a tener que mover el tipo de cambio oficial.

De alguna manera el mercado comienza a poner en tela de juicio la efectividad de Guzmán en dicho objetivo y, como medida precautoria, vuelve a demandar bonos dólar linked.

Los analistas de Criteria explicaron que según se desprende de los conceptos que expuso el ministro, el Gobierno apuesta a fundamentar parte de la desaceleración en precios a través de menor presión del componente cambiario.

"A medida que el gobierno comenzó a fijar ciertos lineamientos, como tratar de evitar un salto discreto en el tipo de cambio, el mercado comenzó a descontar una menor caída del peso en su variante oficial. En rigor, la brecha cambiara disminuyó, y los inversores proyectan de momento una devaluación oficial del 33,2% cuando a comienzos del año la ubicaban por encima del 60%".

En un procedimiento similar al cálculo de la inflación implícita, la expectativa de devaluación se deduce al contrastar la tasa de un bono tasa fija en pesos y uno que ajusta por variación del tipo de cambio oficial, o dollar-linked. Hoy se ubica en niveles del 34%.

El problema esta en que si la inflación sigue acelerando y el dólar sigue estable, el atraso cambiario seria tal que, en algún momento, forzaría al gobierno a tener que ajustar el dólar oficial. Por este escenario, el mercado comienza a ponerse mas cauteloso y precavido, volviendo a generar una demanda incipiente en los bonos dólar linked.

Los analistas de Banco Galicia afirmaron que luce probable que, si la inflación de los próximos meses no muestra una desaceleración sustancial, el objetivo de tipo de cambio nominal marcado por el presupuesto deberá ser modificado al alza, lo cual eleva el atractivo a los bonos dólar linked ya que estos están indexados a la dinámica del dólar oficial.

Además, desde el banco agregaron que, en lo que respecta al TV22, es el segmento en donde ven oportunidades relativas contra los bonos que ajustan por CER.

"El mercado descuenta actualmente que, hacia abril de 2022, el tipo de cambio bilateral (TCRB) se depreciaría alrededor de 1%. En reiteradas oportunidades, Guzmán expresó que el TCRB se encontraba en equilibrio, por lo tanto, basándonos en sus dichos, deberíamos esperar que el rendimiento del TV22 se eleve 100 puntos básicos para que el TCRB de indiferencia se encuentre en el mismo nivel que los valores actuales. Por el contrario, dado que todavía queda pendiente un esquema cambiario que promueva la acumulación de reservas podría esperarse que el TCRB suba y en ese caso el TV22 resultaría más atractivo que la curva CER", estimaron desde el banco.

Con una postura más cautelosa respecto del futuro de los bonos dólar linked, Jorge Viñas, Head Portfolio Manager de AdCap Asset Management entiende que el rebote reciente actual de dichos activos lucen limitados hacia adelante.

"Pensamos que el Gobierno es serio y se mantendrá firme en su intención de desacelerar el ritmo de depreciación del tipo de cambio oficial como herramienta central de su política contra la inflación, lo que seguramente conducirá a que la inflación en los próximos meses se mantenga por ampliamente por encima del ritmo de depreciación, que en las últimas cuatro semanas fue de solo el 2,4%. La posibilidad de que la apreciación real del tipo de cambio se acreciente en los próximos meses seguirá limitando la demanda de instrumentos dólar linked en el corto plazo", dijo el Head Portfolio Manager de AdCap Asset Management.

Tags relacionados

Comentarios

  • IU

    Ignacio Ucero

    25/03/21

    PROBABILIDAD de default hoy ....... 500%... (no importa cuando leas esto siempre se aplica para este pais de cuarta)

    1
    0
    Responder