Entrevista

Federico Diez: "Los FCI administran casi 7 puntos del PBI gracias a la monetización de la economía"

El Cronista conversó con el CEO de Quinquela Fondos sobre la actualidad y futuro de la macroeconomía Argentina y las perspectivas para la industria de fondos comunes de inversión doméstica.

La incertidumbre del mercado respecto sobre el futuro de la dinámica macroeconomía de Argentina se ha vuelto muy grande y por ello las inversiones se concentran en activos de muy corto plazo.

Esto mismo se refleja en el posicionamiento de los inversores dentro de la industria de fondos comunes de inversión (FCI). 

Para tener una visión más clara sobre la industria así como de la dinámica macroeconomía de Argentina, El Cronista conversó con Federico Diez, CEO de Quinquela Fondos quien advirtió que el cepo y el COVI fueron factores que permitieron que los fondos de inversión tengan activos bajo administración por $ 2,2 billones, es decir, casi lo mismo que una base monetaria.

-La industria de fondos comunes administra prácticamente una base monetaria. ¿Cómo lo ve?

-Tal cual. Hoy la industria de fondos está marcando un récord en relación al patrimonio bajo administración alcanzando un tamaño del 7% del PBI, algo que no se vio anteriormente donde la industria estaba en general entre 3 y 5 puntos del PBI. Llevamos 16 meses consecutivos de crecimiento patrimonial tanto en términos reales como ajustado por tipo de cambio, ya sea medido por el tipo de cambio oficial o contado con liquidación. El negocio de FCI, el año pasado creció 138% en términos nominales y en lo que va de este año lleva 20% de crecimiento.

"El inversor necesita rendimientos reales positivos para pensar en el mediano plazo. Por eso en estos momentos la palabra clave para el inversor en pesos se llama cobertura"

-¿Cuál es la causa de tal crecimiento?

-Podemos resumirlo por el tema COVID y Cepo cambiario. Ambos factores dispararon una fuerte monetización de la economía el año pasado haciendo que los agregados monetarios crecieran más que la inflación. La industria de FCI ha logrado capturar el crecimiento de los agregados monetarios. El año pasado se ha multiplico por 2,4 veces los activos bajo administración y creemos que este año se puede crecer nuevamente por encima de la inflación ya que va a crecer la demanda de dinero de la mano de la recuperación económica. Se proyectan siete puntos de crecimiento del PBI con una inflación del 45% lo que implica que el negocio de fondos podría crecer por arriba del 50% punta a punta este año.

-Hoy la industria, medido en dólares, es un 40% menor al del 2018...

-Lo que marca es la fuerte contracción medida en dólares que tuvo el PBI. La industria de fondos paso de u$s 35.500 millones a u$s 15.000 millones y el PBI también se contrajo fuertemente medido en dólares. Sin embargo, cuando se mira el tamaño de la industria de fondos en relación al tamaño actual de la economía, logramos ver que los fondos tienen una participación en términos de PBI más alta, aunque con un PBI más chico en dólares.

-Hoy la industria se ha vuelto muy transaccional...

-Exactamente. Hoy somos una industria muy transaccional y enfocada en lo que es la administración de liquidez de corto plazo. También lo podemos ver por moneda donde las inversiones en dólares en la industria no llegan a representar el 15% de los activos bajo administración y todo el resto está en inversiones en pesos de corto plazo.

-¿A qué se debe?

-Hay factores macroeconómicos que explican esta dinámica. Creo que encontrar drivers que lleven al inversor a estirar la duración de sus carteras en pesos es muy difícil. Hay una debilidad estructural del peso fundada en el bajo nivel de reservas del BCRA, el nivel de inflación y la incertidumbre con relación al tipo de cambio y la brecha. Además, estamos en un año electoral en donde el inversor se vuelve más cauteloso y empieza a privilegiar la liquidez evitando hacer apuestas a mediano y largo plazo.

-Dentro de lo que son las inversiones en pesos, los money market concentran casi el 60% del total

-Cuando observamos el mercado de deuda en pesos, desde octubre de 2020 a febrero de este año, se ha visto una compresión en los rendimientos y una importante ganancia de capital para los inversores en activos en pesos. Toda esa compresión de tasas ubicó al mercado en un nivel en el que el riesgo de ajuste comenzó a ser más alto. A ello hay que sumarle que, al comparar los rendimientos de un fondo de money market o de los fondos de T+1 versus activos en pesos más largos, se comenzó a notar que el rendimiento por estirar plazo no compensaba el riesgo de precio de mercado que se asumía.

-¿Qué hace falta para que la industria sea menos transaccional y las inversiones se orienten a posiciones de mediano plazo como se logró ver hasta 2018?

-Si miramos el mercado de deuda en dólares, creo que el inversor está mirando que Argentina tenga capacidad de rollear su deuda. Para ello seguramente va a querer corroborar su consistencia fiscal y como el Gobierno genera certidumbre con relación a su programa fiscal y monetario. Una buena acumulación de reservas sería en ese caso la garantía de que el modelo podría estar funcionando y que van a empezar a existir esos dólares de respaldo para poder generar el rollover de deuda. Además, habrá que ver la lectura que haga el mercado sobre el resultado electoral ya que va a ser un driver interesante para la deuda.

-¿Y para las inversiones a mediano plazo en pesos?

-En este caso va a jugar un partido muy importante como va a ser la dinámica inflacionaria y como queda planteado el trade off entre tasa de interés e inflación. El inversor necesita rendimientos reales positivos para pensar en el mediano plazo. Por eso en estos momentos la palabra clave para el inversor en pesos se llama cobertura, cobertura inflacionaria y cobertura cambiaria ya que estos son los dos riesgos más importantes que están presentes.

-¿Vuelve el protagonismo de la deuda dólar linked?

-En la actualidad la curva de deuda dólar linked opera en la parte corta con rendimientos de devaluación +4% y en el 2022 devaluación +2%. El Gobierno tiene un programa financiero desafiante este año, con vencimientos de deuda en pesos muy importantes en los meses de mayo, agosto y noviembre. Por ahora viene logrando renovar el 100% de lo que vence y captando en promedio un 10% de financiamiento neto. Creo que el Gobierno va a tener que reflotar la colocación de instrumentos dólar linked para lograr estirar los plazos de colocación de deuda y captar un mayor financiamiento neto para cerrar su programa financiero. El año pasado logro estos objetivos emitiendo dólar linked.

-La curva dólar linked esta invertida. ¿hay más riesgo de devaluación en 2021 que en 2022?

-El tipo de cambio de oficial venía a un ritmo de devaluación mensual similar a la inflación hasta el mes de febrero momento en que el BCRA comenzó a depreciar el tipo de cambio a una menor tasa como herramienta de ancla cambiaria para contener la inflación. Esta política ha empezado a atrasar el tipo de cambio y ha generado expectativas de un mayor atraso cambiario para este año acumulando tensión de cara al 2022. La tensión hacia adelante dependerá de la magnitud del atraso cambiario que se genere. A mayor atraso cambiario mayor riesgo de ajuste.

-¿La Cuarentena 2.0. beneficia o perjudica a los activos?

-Si esta nueva cuarentena se estira y se endurece en el tiempo va a afectar el nivel de actividad y la dinámica fiscal deteriorando las expectativas de rendimiento de los activos tanto de renta fija como de renta variable. En ese marco es esperable que los inversores vuelvan a poner el foco en las diferentes estrategias de cobertura, donde los activos que ajuste por inflación, tipo de cambio oficial o dólar libre toman mayor relevancia.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios