Mercados

Cuál es el obstáculo que enfrentan los bonos para seguir subiendo

Inversores esperan definiciones sobre nombramientos y medidas económicas para que los Globales puedan pegar un nuevo salto hacia objetivos superiores.

En esta noticia

Los bonos argentinos tuvieron un rally impresionante desde el mínimo de noviembre pasado, con ganancias mayores al 20%.

De esta manera, con el fuerte avance, los Globales regresaron a un obstáculo de mediano plazo.

El mercado espera ahora definiciones sobre nombramientos y medidas económicas para que los Globales puedan pegar un nuevo salto hacia objetivos superiores.

Las acciones vuelven a subir tras el rally pos balotajeCambio de planes: los bonos de deuda ley local vuelven a seducir

 En resistencia

Todos los tramos de la curva soberana argentina evidenciaron una recuperación impresionante desde los mínimos de noviembre hasta la fecha.

El Global 2029 y el Global 2030 ganan 28% y 30% desde fines de octubre a la fecha.

Por su parte, los Globales del tramo medio suben entre 30% y 20%, mientras que los bonos más largos registran ganancias de 22% para el bono a 2041 y 29,8% para el bono a 2046.

Las variables que depositaron a los bonos en estos niveles fue la victoria de Javier Milei, junto con su discurso ortodoxo y de cumplimiento de contratos.

Luego, los rumores sobre los futuros ministros también generaron una nueva cuota de confianza sobre los activos argentinos.

Hacia adelante, el mercado considera que para ver mayores ganancias que logren colocar a los precios por encima de los actuales niveles, será necesarias conocer las medidas económicas de Milei y antes, los nombramientos de los nuevos funcionarios.

Los analistas de Portfolio Personal Inversiones (PPI) remarcaron que la deuda en dólares gozó de su mejor semana desde mediados del 2022.

Mirando hacia adelante, desde PPI señalaron que los próximos anuncios sobre nombramientos y medidas económicas para corregir los desequilibrios podrían hacer que los bonos sigan escalando.

"En la medida que los anuncios y los nombres de los posibles integrantes del gabinete confirmen las expectativas de los inversores (recorte de déficit fiscal, levantamiento, o al menos reducción del CEPO cambiario, confirmación de que no se dolarizará la economía), la evolución de la deuda argentina continuará respondiendo positivamente", dijeron.

Mientras, el mercado sigue atento a la transición y dilucidar cuáles van a ser los primeros pasos de Milei en el abordaje económico.

Adrián Yarde Buller, economista jefe de Facimex Valores, señaló que es probable que en el corto plazo Milei modere sus aspiraciones, priorizando las urgencias.

"Milei seguramente podrá el foco en preparar el terreno para una dolarización, o algún otro tipo de plan de estabilización, arrancando por implementar un fuerte ajuste fiscal, corregir los precios relativos y sanear el balance del BCRA", dijo.

En ese sentido, señaló que los bonos locales sentirán el impacto y que el fuerte mandato de cambio dará un nuevo impulso a los Globales.

"Milei plantea un cambio de paradigma hacia un sendero de corrección de los desequilibrios macroeconómicos; con fuerte foco en el ajuste fiscal, el respeto a los derechos de propiedad y el fin de la monetización del déficit. Si bien los desafíos son muy importantes, esto anticipa una mayor probabilidad de un escenario de fuertes reformas y una menor probabilidad de un escenario disruptivo en que se profundizan los desequilibrios macroeconómicos, dando un soporte mucho más firme a las valuaciones", dijo Yarde Buller.

¿Rumbo a los u$s 40?

Tras la suba reciente de los bonos, la deuda regresó a los mismos valores de agosto y de febrero pasado.

Estos niveles han sido un obstáculo en el mediano plazo para la deuda ya que en ningún caso pudieron ser superados y cada vez que testó los actuales valores, la renta fija local supo experimentar debilidades abultadas.

Los bonos argentinos operan en niveles de 35% de paridad. A lo largo de los dos últimos años estuvieron operando en un amplio rango de u$s 35 a niveles de u$s 20.

El mercado encontraba que no había fundamentos para pensar que los bonos podían operar por encima de los u$s 35, y cada vez que accedía a estos niveles, la deuda recortaba posiciones.

Ahora, la atención vuelve a estar sobre los bonos y parte de los analistas dudan que, una vez más, la actual barrera de los u$s 35 pueda ser superada, fundamentalmente porque se percibe una macro muy comprometida.

Los analistas de Grupo IEB agregaron que la ratificación de ir hacia un fuerte ajuste fiscal de 15% del PIB y las declaraciones de que se cumplirá con todos los contratos son señales positivas para la deuda soberana.

Sin embargo, advirtieron que a pesar del rebote que experimentaron los bonos esta semana, el mercado probablemente sea cauto de acá en adelante, dado que los desafíos que tendrá que enfrentar la próxima administración son enormes

"Un aspecto central será la velocidad y viabilidad del ajuste fiscal. Difícilmente se pueda ver a los bonos en paridades superiores a las alcanzadas previo a las PASO hasta que no haya definiciones sobre cómo llevará a cabo el recorte del gasto habiendo rubros tan sensibles como transferencias sociales y subsidios que explican una buena parte del mismo", dijeron desde Grupo IEB.

Con una visión similar, los analistas de Cohen destacan los desafíos macroeconómicos del próximo Gobierno y por ello consideran que luce conveniente mantener cierta cautela de corto pero optimistas de mediano plazo.

"Asumiendo una reestructuración a principios del 2025, los globales tienen implícitas quitas de entre un 23% y un 49% a una exit yield de un 15,0% en línea con países BBB como Kenia. Así, creemos que sigue habiendo valor en el largo plazo", comentaron.

Sin embargo, para el corto plazo recomendaron mantener cautela.

"La herencia del nuevo gobierno es crítica y su margen de acción se mantiene acotado. Por ahora, no hay definiciones sobre la reducción de subsidios, transferencias sociales y gasto en estructura del sector público nacional, aspectos clave para poder estimar una rápida y agresiva reducción del déficit primario. Seguimos priorizando bonos bajo ley Nueva York, particularmente GD30 que descuenta quitas demasiado agresivas de entre 37% y 41%", dijeron desde Cohen.

En valores deprimidos

Pese a la actual recuperación, aun los bonos siguen mostrando fuertes pérdidas de mediano plazo.

Los Globales del tramo corto caen entre 30% y 37% desde que nacieron los bonos.

Lo mismo ocurre en los Globales del tramo medio y largo que registran bajas de entre 25% y 30% desde que salieron a cotizar tras el canje de deuda.

Esto significa que los precios de los bonos siguen mostrando una alta desconfianza sobre la capacidad y/o voluntad de pago de Argentina.

Por lo tanto, parte de los analistas del mercado creen que dado el cambio político, el potencial alcista luce interesante.

El equipo de inversiones de Schroders Argentina considera que los Bonos Soberanos en dólares son los que ofrecen la mejor relación Riesgo/Retorno porque ofrecen una asimetría de retornos sesgada positivamente, con un Downside acotado y potencial Upside incluso en una Reestructuración.

"Dado que el mercado asigna una alta probabilidad a un escenario de reestructuración, creemos que los Bonos Soberanos en dólares cotizan más por paridad que por TIR desde hace bastante tiempo. Los Bonos de Argentina con paridades entre 30% y 36%. En ese sentido, creemos que los Bonos Soberanos en dólares son el activo que ofrece la mejor relación Riesgo/Retorno dentro del universo de activos argentinos", dijeron desde Schroders.

Desde la casa global de inversiones, Schroders, plantearon el potencial upside que tendrían los Bonos Soberanos si convergiesen a la curva promedio de sus pares más próximos, con Rating entre BB+ y B-.

En ese sentido, destacan ganancias de 141% para el GD29, de 121% para el GD30 en promedio si es que comprimen hacia sus pares. En el tramo medio, los Globales podrían subir entre 106% y 119%, mientras que en el tramo largo, los bonos podrían ganar entre 101% y 115%.

Finalmente, Juan Manuel Truffa, director de Mercados Para Todos, remarcó que, en términos estrictamente técnicos, la zona actual de los bonos debería ser nivel de consolidación, y que la deuda debería seguir escalando en búsqueda de los u$s 40.

En ese sentido, agregó que a nivel precio hay mucho por recorrer aún para los bonos. Sin embargo, también alertó sobre los riesgos macroeconómicos que enfrenta la macro.

"Los fundamentos nos hablan de un contexto sumamente desafiante, donde la dolarización tal como estaba ideada en sus principios representaba una gran incógnita para la deuda pública, hoy en principio puesta en el freezer y ayudando a apuntalar precios. La promesa a honrar compromisos aportó lo suyo, pero la situación del frente externo, con reservas negativas en más de u$s 10.000 millones es desafiante", afirmó.

Temas relacionados
Más noticias de Deuda

Las más leídas de Finanzas y Mercados

Destacadas de hoy

Cotizaciones

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.