Finanzas personales

Con la disparada de la inflación, queda una opción para resguardar los pesos

Con el dólar fuera de carrera por la caída de la brecha y la baja de los financieros, una de las modalidades de los depósitos a plazo fijo logró brindar protección ante la escalada de precios en el primer trimestre del año.

El 6,7% de inflación en marzo que anunció el Indec representa una fuerte aceleración respecto a los meses previos y pone en cuestión todas las formas de preservar los ahorros.

Ya se cayeron las opciones para apostar al dólar, que viene en caída, pero hay que buscar opciones para mantener el valor.

Inflación descontrolada: subieron la tasa de plazos fijos pero hay una opción mejor

Los bonos CER que ajustan por inflación se afianzaron como los favoritos de inversores

El plazo fijo que es rey

Esta suba generalizada de los precios de la economía, que en el primer trimestre del año acumuló más de 15%, da lugar para consolidarse como instrumento de inversión a corto plazo a una de las modalidades del plazo fijo, a aquella que se ajusta en base a la inflación informada por el organismo oficial de estadística.  

El Banco Nación suspendió transferencias a CVU: qué va pasar con los que "aprovecharon" la falla

Durante los primeros tres meses del año, entre los principales instrumentos a los que suelen recurrir los argentinos para proteger sus ahorros y no perder poder adquisitivo, algunos de ellos generaron pérdidas y mientras otros brindaron protección frente al avance inflacionario.

Los principales instrumentos que habitualmente utilizan los argentinos para mantener el valor de su dinero son el dólar y los plazos fijos en pesos, que en los últimos meses mostraron cambios importantes, debido a las variaciones en las cotizaciones y en las tasas de interés, respectivamente.

DÓLAR BLUE


En los últimos meses, los dólares paralelos han estado retrocediendo con fuerza. A principios del año, el moneda norteamericana se vendía en $ 206 en el mercado informal y a finales de enero tocó el máximo histórico de $ 223,5. Luego inició una tendencia a la baja y el mes pasado cerró en 200 pesos.

Por lo tanto, si un ahorrista que compró dólares a través de ese mercado a principios de 2022, durante los tres primeros meses del año perdió $ 6 por cada dólar que adquirió. Por ejemplo, si compró u$s 100, en este lapso acumuló una baja de $ 600 respecto a si lo hubiese hecho tres meses después.

Es decir, entre principios de enero y finales de marzo, la cotización informal de la divisa estadounidense acumuló un retroceso casi 3%, lo que contrasta con el avance inflacionario del 15% que se sumó durante el mismo período.

En ese sentido, si bien a largo plazo el dólar ha funcionado como refugio de valor para muchos inversores, ahorristas y familias argentinas, durante los tres primeros meses del año no fue la mejor inversión para proteger los ahorros, sino que, por lo contrario, generó pérdidas.

PLAZO FIJO


Los plazos fijos tradicionales tampoco fueron una buena inversión en los primeros meses del año. Esto se debe a que, a pesar de los incrementos en las tasas de interés que convalidó el Banco Central, estos instrumentos siguieron con tasas negativas en términos reales. Es decir, corrieron detrás la inflación.

A principios de enero y febrero, las tasas nominales anuales de los plazos fijos para depósitos de hasta $ 10 millones eran de 37% (3,08% mensual) y 39% (3,25% mensual) respectivamente, inferiores al IPC de 3,9% y 4,7% de esos meses. Al inicio de marzo, el interés anual era de 41,5% (3,45% mensual), también por debajo del "más de 6%" que anticipó el ministro.

Hay que tener en cuenta que la tasa efectiva mensual de estos instrumentos, es decir, la que surge reinvirtiendo los intereses que van generando, son superiores y elevan los rendimientos mensuales. Sin embargo, aún así no alcanzó para empatarle y muchos menos para ganarle a la inflación en el primer trimestre.

Por ejemplo, si a principios de enero un ahorrista invirtió $ 10.000 en un plazo fijo tradicional y durante los dos meses siguientes reinvirtió el capital inicial y los intereses que fue generando, a fines de marzo obtuvo $ 11.010. Esto representa un interés del 10,1%, inferior al más de 15% de inflación acumulada en este período.

PLAZO FIJO UVA


Una modalidad de los plazos fijos en pesos, posiblemente menos conocida, logró posicionarse como una mejor alternativa durante el primer trimestre del año. De hecho, los depósitos de este instrumento aumentaron 36,5% entre enero y marzo, pasando de un stock de $ 185.000 millones a $ 252.500 millones.

Se trata del plazo fijo UVA, el cual se ajusta al IPC que informa el Indec, aunque con la desventaja es que su permanencia mínima es de 90 días. Así, si un ahorrista invirtió $ 10.000 a principios de enero, al finalizar el período correspondiente obtuvo más de $ 11.500. Es decir, obtuvo más de 15%, en línea con la inflación

Sin embargo, está disponible el plazo fijo UVA precancelable. Este instrumento también sigue el avance del IPC oficial y puede ser cancelado a los 30 días, pero en ese caso el ahorrista sólo recupera el capital invertido más un rendimiento extra, cuya tasa siempre es más baja que la del plazo fijo tradicional.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios