Finanzas personales

Cinco cuidados clave antes del click final a un crédito personal

Un informe de Banco Provincia detalla los aspectos a balancear a la hora de tomar una deuda con una entidad financiera.

Los préstamos personales son uno de los vehículos de financiación más utilizados del por las personas, ya que son simples de gestionar a través de los home banking.

A raíz de lo extendida que está esta herramienta, Banco Provincia elaboró una guía para entender de cinco factores clave qué conviene mirar a la hora de tomar una deuda de este estilo y antes de dar el click final.

Recomendaciones

1) Costos. Muchas personas ponen el foco sólo en la tasa, es decir en el costo del dinero. Sin embargo, es importante considerar además que existen comisiones, gastos, impuestos y otros productos vinculados.

En este caso desde Banco Provincia se recomienda siempre verificar el Costo Financiero Total (CFT), que a diferencia de la Tasa Nominal Anual (TNA), incorpora los otros costos.

Además, es buen ejercicio compararlo con otras instituciones financieras. Por otro lado, es preferible considerar tasas fijas para evitar la falta de previsibilidad en el crecimiento de la cuota mensual, como es el caso de la tasa variable.

Tarjeta Alimentar: los súper chinos se suman a los beneficios del Banco Nación

2) Plazos. Al momento de elegir el tiempo del préstamo algunas personas creen que lo mejor es "ajustarse el cinturón" y definirlo en el menor lapso posible.

El Banco Provincia sostiene que "puede ser un error pretender acortar el préstamo, porque la clave es definir el plazo no sólo en función de la cuota a pagar sino también luego de evaluar nuestra capacidad de pago y los gastos mensuales totales". 

En este sentido, recomiendan "considerar los efectos de la inflación en el tiempo, tener en cuenta la posibilidad a futuro de encontrarse con alguna necesidad imprevista de fondos o la posibilidad de cancelar anticipadamente y hasta sin recargos su préstamo, todos factores que pueden recomendar alargar el plazo".

3) Monto. "¿Aprovechamos y pedimos algo más por las dudas? Esa es una pregunta muy común entre los tomadores de préstamos a sola firma", afirman en el Bapro, que advierte que la respuesta de la institución es siempre igual: no pedir más del dinero que se necesita, para no afrontar pago de intereses innecesarios.

Al igual que en el caso del plazo, cuando se calcula el monto es necesario evaluar la relación cuota / ingreso para ver su disponibilidad de pago. Incluso si la persona cree que va a necesitar más dinero a futuro luego puede renovar el préstamo anterior o sacar un préstamo adicional, dependiendo de la conveniencia.

4) Simulación. Uno de los ejercicios más importantes antes de avanzar en la contratación de un préstamo, además de informarse sobre las condiciones, es aprovechar las ventajas de los simuladores virtuales. La mayoría de las entidades ofrecen en sus páginas la posibilidad de simular un préstamo y así facilita la comparación de diferentes montos y plazos.

5) Arrepentimiento y cancelación. Si la persona usuaria de servicios financieros se apresuró a tomar la decisión y se siente arrepentida, tiene derecho a revocar la aceptación del producto dentro del plazo de 10 días hábiles contados a partir de la fecha de recibido el contrato o de la disponibilidad efectiva del mismo, lo que suceda último.

Esta opción no tiene costo ni responsabilidad en la medida que no haya hecho uso del mismo. Si una vez tomado el préstamo, la persona decide cancelar la deuda, existe la posibilidad de hacerlo sin costo: no hay comisiones por saldar la deuda si pasó al menos una cuarta parte del plazo original de la financiación o 180 días corridos desde su otorgamiento, de ambos el mayor, recuerdan en el Banco Provincia.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios