Mercados

Cautela en Wall Street: leves mejoras en acciones mientras se acelera el fly to quality

Si bien los índices se estabilizaron después de la fuerte baja de ayer, la tasa americana a 10 años sigue apuntando a la baja. Los activos argentinos siguen bajo presión en un contexto de "risk off".

Los principales índices globales se estabilizan este martes, tras las fuertes caídas que anotaron ayer. Todos los índices bursátiles de Wall Street abren con leves subas, pese a que el petróleo sigue presionado a la baja tras desplomarse el lunes más de 7%

Finalmente, los bonos argentinos operan con leves subas. Sin embargo, como dato clave se observa que la tasa sigue bajo fuerte presión, con los inversores alejándose de activos de riesgo.

El "fly to quality" (salto hacia la calidad) continúa y los inversores comienzan a alejarse cada vez más de los activos de riesgo. La tasa estadounidense a 10 años vuelve a quebrar mínimos y toca el menor nivel desde enero. Hay un contexto de "risk off" por parte de los inversores ya que hay temores de que la variante delta de Covid termine generando un menor crecimiento global.

Tanto el Dow Jones, como el S&P500 y el Nasdaq abren al alza el martes, con subas respectivas de 0,18%, 0,18% y 0,23%. En Europa las acciones también operan con leves subas, con el Stoxx600 recuperando 0,33%, el CAC40 avanzando 0,5% y el FTSE100 aganando 0,2%.

La tasa estadounidense a 10 años sigue bajo fuerte presión y cae a 1,14% a comienzo del martes. De esta manera marca un fuerte retroceso desde los niveles de 1,8%.

La baja de tasas se explica por un escenario en el que el mercado comienza a temer que el nivel de actividad de Estados Unidos se ralentice, producto de los nuevos casos de coronavirus de la variante delta y los temores que esto golpee la recuperación económica. 

De esta manera, los inversores buscan protección en los bonos del Tesoro americano pese a que las presiones inflacionarias siguen al alza.

A su vez, parte de esta baja en las tasas se explica por las estrategias de los inversores en la que desarman posiciones de acciones para pasarse a activos de seguridad, tal como los bonos del Tesoro y el dólar.

Pedro Siaba Serrate, estratega de Portfolio Personal Inversiones (PPI), recordó: "Tras el catch up inicial, se vuelve a poner el ojo en el menor nivel de actividad económica para adelante y por lo tanto una pendiente cada vez más chica y tasas largas a la baja. Nuestro modelo de probabilidad de recesión, analizando la pendiente de la curva de EE.UU. nos da que en junio era del 7% y ahora estamos en casi 9%, lo cual sería el nivel más alto desde febrero. Si bien son niveles muy bajos, probablemente se esté incluyendo una normalización en el crecimiento americano".

Activos locales bajo presion

En este escenario, la deuda argentina sigue sin grandes cambios, con leves subas en todos sus tramos. Todavía los bonos en dólares de ley extranjera siguen operando con rendimientos cercanos al 20% en la parte corta y del 16% en el tramo más largo, tras haber acumulado pérdidas de 5% en promedio en el último mes. Las paridades permanecen debajo del 40%, lo cual demuestra la desconfianza que tiene el mercado para con los activos locales.

Esta leve mejora de los bonos hace que el riesgo país argentino ceda tan solo 8 unidades, y se ubique este martes en 1615 puntos básicos.

El contexto de "fly to quality" no favorece a los activos locales ya que los inversores buscan desarmar activos de riesgo para pasarse instrumentos de cobertura. Y dado que los bonos y acciones argentinos son considerados de riesgo, el escenario luce adverso.

Diego Martínez Burzaco, head de estrategia de Inviu, expresa que la baja de tasas no beneficia a la deuda local debido a que la caída de los rendimientos se da por cuestiones de búsqueda de cobertura.

"Si bien la caída de la tasa del bono del Tesoro a 10 años no benefició a la deuda local, tampoco lo hizo para con los bonos de la región. Veo a esta baja de la tasa más como una cuestión táctica y defensiva de los inversores que a una compresión de spreads general. Estamos en un contexto de leve ´fly to quality´, junto con una suba del dólar. Es decir, hay más aversión al riesgo por parte de los inversores, por lo que tiene sentido que los bonos argentinos no se hayan beneficiado debido a que son justamente los más riesgosos de la región", remarcó.

Por último, las acciones argentinas siguen bajo presión. Se observan caídas de 3,9% para IRSA, 2,4% par Banco Macro y Grupo Financiero Galicia y del 1,95% para YPF. Del lado ganador, Cresud, Grupo Supervielle y Vista operan con subas de 0,68%, 0,5% y 0,3% respectivamente.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios