Recesion en EE.UU.

Dólar débil y tasas bajas: EE.UU. inicia un ciclo que podría beneficiar a la Argentina

Se espera que un paquete de medidas favorezca a las materias primas, a los emergentes en general y a la Argentina en particular.

La probabilidad de ocurrencia de una recesión económica en Estados Unidos alcanzó el nivel más bajo desde el inicio de la pandemia, según una encuesta elaborada por Wall Street Journal. Previo a que se desate la pandemia, la economía americana convivía con una probabilidad de recesión menor al 40%. Sin embargo, la crisis del coronavirus y las cuarentenas implementadas hizo que las chances de una recesión se disparen hasta casi el 100%. Esto se verificó con el inicio de la recesión en el segundo trimestre del año pasado.

Desde entonces, y a medida que las cuarentenas se iban flexibilizando primero y luego, con los avances de la vacuna contra el Covid19, la probabilidad de recesión se desplomó desde casi el 100% hasta los niveles actuales del 20% aproximadamente.

El monitor económico que elaboran los analistas de Invertir Online se basa en 12 indicadores económicos y financieros que, de su conjunción permite sacar conclusiones sobre si la actividad económica americana se dirige hacia un contexto de expansión o de recesión. 

José Ignacio Bano, gerente de research de Invertir Online agregó que la economia americana dejó de estar en recesión desde el último cuatrimestre del año pasado.


"En 2020 saltamos de un contexto de crecimiento a recesión de un solo paso producto del coronavirus. Desde nuestro monitor de seguimiento económico de EE.UU. vemos que la economía americana dejó de estar en recesión desde septiembre pasado", explicó.

Francisco Mattig, head de estrategia de renta fija de Consultatio explicó que la fuerte caída en las probabilidades de recesión obedecen a los avances en la lucha contra la pandemia, tal como el comienzo de la vacunación y menos cuarentena, así como también a la barrida demócrata en las elecciones, que incrementó las chances de un mayor estímulo fiscal.

Otra de las señales que indican que las chances de una recesión se encuentran acotadas puede encontrarse en la forma y pendiente de la curva soberana americana. Generalmente, una curva con pendiente positiva descarta las chances de una recesión mientras que una con pendiente negativa sobre pondera las probabilidades de una desaceleración del nivel de actividad.

Actualmente la curva se encuentra con una pendiente positiva en todos los tramos, con las tasas debajo del 0,2% hasta los vencimientos a 3 años y niveles de 1,85% en el extremo mas largo de la curva.

Distinta era el contexto de agosto de 2019 cuando el tramo corto de la curva soberana americana evidenciaba una pendiente negativa, con los tramos cortos mostrando tasas más altas que los tramos más largos, dentro de la parte de menor vencimiento de la misma.

Martin Polo, jefe de estrategia de Cohen afirmó que lejos de repetir el desplome sufrido en el segundo trimestre, lo cierto es que la actividad en el último trimestre del año pasado vino un poco más débil

"Si bien a principios de noviembre del año pasado el mundo festejaba el éxito de las vacunas y la inminente vacunación, los contagios por Covid-19 continuaron, y tanto Europa como EE.UU. padecieron una segunda ola que obligó a nuevos confinamientos y restricciones. En estados Unidos, aunque siguió en alza, los datos de diciembre y enero en materia de empleo y ventas minoristas fueron decepcionantes. Son luces amarillas en un mundo que le cuesta dejar atrás la pandemia y en el que la recuperación económica no será ni tan rápida, ni tan lineal como se espera. El riesgo a una salida en forma de "W" sigue estando presente", advirtió Polo.

Beneficios para Argentina

El contexto de reactivación económica global, junto con el escenario financiero internacional de tasas bajas y dólar débil es una muy buena señal para los mercados emergentes en general y para Argentina en particular.

En este contexto, Mattig espera que el impacto en emergentes sea positivo por el canal "real" porque se trata de la principal economía del mundo, que si sale de recesión empieza a traccionar el comercio con su demanda de importaciones. Por el lado financiero, el estratega de Consultatio espera que, en este sentido, habrá que observar el accionar de la FED.

"Las señales que dio Powell es que habrá tasas bajas e inyecciones de liquidez para rato. Eso es bueno, pero también hay que tener un ojo en lo que pase con la expectativa de inflación, porque si siguen subiendo al mismo ritmo del último mes, eso podría gatillar una suba de tasas mayor que revierta en parte el flujo de capitales. Creo que todavía estamos muy lejos de ese momento y, por lo tanto, se configura un buen escenario para los mercados emergentes".

Desde Criteria explicaron que el ciclo puede jugar a favor de Argentina principalmente a través de una mejora en los precios de las materias primas.

"Creemos que los drivers están dados en 2021 para que las materias primas mantengan o incluso mejoren los niveles actuales. La debilidad global del dólar es, en efecto, un impulso importante que toma todavía más fuerza luego del triunfo de Joe Biden en EE.UU. y la expectativa de mayores estímulos fiscales por parte del Gobierno. Argentina estaría en condiciones de aprovechar plenamente la llegada de un nuevo ciclo alcista en el precio de las materias primas, y, de este modo, robustecer su alicaído frente externo, con impacto positivo en los precios de sus activos financieros", comentaron

Sin embargo, también alertaron que las mejoras en los precios, Argentina todavía no logra comprimir el costo general de financiamiento tanto para el soberano como para el sector privado.

"Hacia adelante, es menester que Argentina siga trabajando sobre una reducción de su riesgo país, realizando esfuerzos para realinear expectativas y fomentar la inversión y el consumo", advirtieron.


Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios