Bonos y FMI: qué proyecta Wall Street para el día después de un acuerdo

Los analistas de Bank of América proyectan subas de hasta 30% en la deuda argentina en medio de las negociaciones con el FMI. Sin embargo, no esperan que dicho rebote sea lineal y lo proyectan en tres etapas de acá a marzo.

Un acuerdo con el FMI podría derivar en una suba de los bonos soberanos en dólares. Con las negociaciones en marcha, el rebote ya comenzó a tomar forma. Sin embargo, al ser un proceso largo, con idas y vueltas en la negociación, el eventual rebote no va a ser lineal

Analistas del banco de inversión Bank of América (BofA) proyectaron la semana pasada una recuperación en etapas para la deuda argentina. Lo hicieron a través de un informe enviado a clientes en el que indicaron que esperan que el acuerdo final con el FMI esté aprobado por ambas partes recién en marzo del año que viene.

El mercado sabe que habrá volatilidad, pero ven oportunidades en la curva argentina.

Los analistas del banco de inversión de Wall Street proyectan que tras el acuerdo final, los bonos podrían subir cerca de un 30% de acá a marzo. Sin embargo, resaltan que, si bien el Gobierno parece estar acelerando las negociaciones con el FMI en medio de la presión cambiaria, los mercados están en un modo de "ver para creer", esperando un progreso real y medidas concretas, debido a la falta de expectativas y confianza de los inversores.

un rebote en etapas

Para los analistas del BofA, un programa del FMI totalmente aprobado -algo que esperan que ocurra hacia marzo de 2022- podría llevar al Global 2035 (actualmente u$s 29,5) a subir entre u$s 6 y u$s 8.

No obstante, consideran que la recuperación de la deuda podría venir en etapas en función de los acuerdos que se alcancen con el Fondo primero y en el Congreso después.

"Cualquier rally de la deuda sería por etapas debido a la poca credibilidad. Dada la poca confianza de los inversores, creemos que la aprobación del Congreso y la aprobación del Directorio del FMI no se darán por sentadas. Creemos que aproximadamente el 50% del rally total podría realizarse después del acuerdo con el FMI, y un 30% tras el acuerdo en el Congreso. El último 20% podría darse después de la aprobación del Directorio del FMI. Esperamos que el acuerdo con el FMI (primera etapa) se dé en enero, aunque entendemos que el Gobierno espera alcanzarlo este mes", dijeron desde el BofA.

De esta manera, un entendimiento entre el FMI y el Gobierno podría llevar al Global 2035 (como referencia) a subir un 15% hasta los u$s 34, para luego subir un escalón adicional hasta los u$s 36 y así completar una suba del 22% cuando el Congreso apruebe el eventual acuerdo. Finalmente, si el board del FMI acepta el acuerdo de facilidades extendidas, los bonos podrían subir hasta u$s 38, ganando hasta un 29% desde los valores actuales.

Sin embargo, alertan desde el banco de inversión, atrasos en el acuerdo podrían hacer desplomar a los bonos hasta un 18% desde los valores actuales, llevando al Global 2035 a operar en el rango de u$s 24 a u$s 26.

Si bien faltan dólares, desde Bank of América consideran que existe una baja probabilidad de que la Argentina entre en default en diciembre, dado que el Gobierno tiene acceso a DEG para realizar el pago.

"Consideramos que esto es un evento de baja probabilidad, pero si Argentina no realiza el pago de u$s 1900 millones adeudado al FMI en diciembre, entonces creemos que esto podría llevar a que el Global 2035 se negocie en el rango de u$s 24 a u$s 26 porque los riesgos de radicalización de las políticas aumentarían. Nuestro escenario base es que la Argentina evitará atrasos y negociará un programa del FMI antes de la fecha límite de marzo de 2022 acordada con el Club de París", dijeron desde el Bofa.

Adrián Yarde Buller, ex analista del Bofa y actual economista jefe y estratega de Facimex Valores, resalta que los bonos argentinos encaran el inicio de las negociaciones desde niveles deprimidos.

"El objetivo del Gobierno es llegar a un entendimiento técnico antes de fin de año para después enviarlo al Congreso y al directorio del FMI para su aprobación, aunque esperamos que el acuerdo se demore para cerrarse hacia fines del primer trimestre de 2022, fecha límite para el acuerdo puente con el Club de París y el perfil de vencimientos con el FMI. En este contexto, las paridades de los Globales están en mínimos desde el selloff de marzo y el escenario implícito en los precios de los bonos en dólares parece demasiado negativo. Los recuperos implícitos para los Globales bajo un escenario de reestructuración a comienzos de 2024 se encuentran en el rango u$s 27,3 a u$s 33,3", dijo.

En este marco, Yarde Buller ve valor a lo largo de la curva de Globales destacando al GD41 y el AL30 por su elevado spread por legislación implícito.

RIESGO PAÍS Y BONOS

Un eventual acuerdo del FMI podría generar un escenario optimista para los activos locales y que de esa manera se logre evidenciar una caída en el riesgo país.

La clave para poder proyectar una eventual suba de los bonos es tratar de imaginar, en paralelo, qué nivel de riesgo país debería tener la Argentina, tanto en función de sus comprables, como también de la probabilidad de default de la deuda dado el perfil de vencimientos.

Naturalmente, cuanto más caiga el riesgo país, mayor potencial alcista tendrán los bonos.

El asesor financiero Alan Raimondi proyectó los distintos valores a los cuales podrían acceder los bonos en función de los valores que puedan tomar el riesgo país a partir de un eventual acuerdo con el FMI.

Valuados con fecha al 15 de marzo y tomando como precio inicial los valores de cierre de la semana pasada de la curva soberana argentina, con una caída del riesgo país del 8% a niveles de 1630 puntos, la deuda podría subir entre 13% y 15%, con los bonos a 2035 como los de mayor potencial alcista.

Los cálculos de Alan Raimondi muestran que, si el riesgo país fuese a 1500 puntos, la deuda subiría entre 20% y 35%, siendo en este caso el tramo a 2038 el de mayor potencial dentro de la curva.

Finalmente, los casos más alcistas serían los de una baja del riesgo país de entre 25% y 35%. En el primer caso los bonos podrían ganar entre 29% y 42%, ubicando nuevamente al tramo a 2035 en ambas curvas como la de mayor potencial alcista, mientras que si el índice que mide JP Morgan bajase un 35%, el rally en la curva podría ser de hasta 59% en el mismo tramo, es decir, a 2035.

Mas allá del recorrido que puedan tener los bonos, el acuerdo con el FMI probablemente le imprima volatilidad al mercado local. Por lo tanto, y dado que el consenso del mercado es que se vera un acuerdo en 2022, los meses que se vienen serán de tensión financiera sobre los activos domésticos.

Juan Manuel Franco, economista de Grupo SBS, afirmó que si bien se mantiene constructivos respecto a que se alcanzará un acuerdo con el FMI, cree que tanto la ausencia de detalles concretos como el hecho de que el acuerdo final podría demorarse hasta marzo 2022 podría llevar a cierto incremento en la volatilidad.

"Mantenemos una visión constructiva respecto a alcanzar finalmente un acuerdo con el FMI, sobre la base de los costos que tendría un ´no acuerdo´. No obstante, remarcamos que el éxito del plan radicará en si logra funcionar como ancla de expectativas, por lo que será vital la percepción acerca de su factibilidad de cumplimiento a lo largo del tiempo. Por ello, creemos que el acuerdo será una condición necesaria pero no suficiente, ya que la clave pasará por la capacidad del plan de corregir los desequilibrios actuales", advirtió.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios