Renta fija

Bonos argentinos en dólares: ¿cuál es la mejor alternativa para inversores?

En poco más de un mes los títulos soberanos emitidos tras la reestructuración comenzarán a devengar. Un documento señala cuáles son los instrumentos más favorecidos en términos de intereses corrientes.

Si bien la Argentina no tiene vencimientos en dólares importantes con privados hasta 2024, los bonos emitidos tras la reestructuración tienen ya incorporado en su precio un nuevo evento de default para el próximo lustro. Si bien esto puede darse o no, algunos analistas consideran que, en ambos escenarios, los bonos más largos saldrían favorecidos en relación a los más cortos.

Un informe de Cohen Aliados Financieros, a cargo de su estratega Tomás Ruiz Palacios, sostiene que con un horizonte a 2025 los bonos largos (2038 y 2041) están mucho mejor posicionados que los de menor duración (2029 y 2030).

"Si el escenario es negativo (reestructuración), los largos recuperan mucho mejor la inversión mediante cupones; si el escenario es positivo (renovación de deuda, ya sea cómoda o bajo estrés) también los largos obtienen mayores ganancias", resume Ruiz Palacios.

Los títulos argentinos comenzarán a pagar cupón a partir del 9 de julio, aunque en la mayoría de casos se trata de valores casi simbólicos en los primeros años.

Gráfico de Cohen Aliados Financieros

Sin embargo, esto difiere en relación al título que se tome. Por ejemplo, a precios actuales, el AL30 pagaría 1,46% de interés corriente en 2022, 1,46% en 2023 y 2,19% en 2024. En cambio, el AL38 retribuiría un 5,89% en 2022, un 11,58% en 2023 y un 12,71% en 2024.

En línea con lo que sostiene a lo largo del informe, Ruiz Palacios sentencia: "En caso de que se entre en una nueva reestructuración, posicionarse en bonos largos resulta más conveniente, puesto que recuperan mediante cupones casi un 30% de la inversión inicial, mientras que los cortos recuperan muchísimo menos".

En tanto, el presidente de Patente de Valores S.A., Santiago López Alfaro, consignó: "El 2038 y el 2041 deberían funcionar mejor por los cupones, ya que pasan a tener un current yield arriba de 6%".

No obstante, existen diferentes posiciones respecto a qué tramo de la curva es más conveniente. El broker Buenos Aires Valores (BAVSA) elaboró un informe recomendando algunos arbitrajes entre bonos argentinos. Entre ellos, ve atractiva una chance de realizar un swap entre el AL35 y el AL30.

"Si tomamos el mercado externo como el más líquido y arbitrado, observamos que entre el GD30 y el GD35 hay casi 4 dólares de diferencia a favor del primero, mientras que analizando este mismo par pero bajo legislación local (AL30 vs AL35) este spread se reduce a tan solo dos dólares", puntualizan desde BAVSA.

Y añaden: "Encontramos válida esta comparación, ya que se están comparando dos títulos con el mismo indenture. Esto no podría realizarse de la misma forma en títulos con distinto indenture como GD41-GD35 versus AL35-AL41".

Otro idea de trade que menciona BAVSA es el swap GD41 a GD35. En ese sentido, el informe agrega: "Creemos que una posición en GD41 a estos niveles es más bien una jugada defensiva, la cual irá perdiendo atractivo de continuar la recuperación de los títulos argentinos en los próximos días".

Más allá de los plazos de los bonos, un informe reciente de Delphos Investment pone en tela de juicio la visión de que los activos argentinos están en valores de entrada. En ese sentido, el documento explica: "Si bien a primera impresión las tasas reales de los bonos a mediano/largo plazo en Argentina lucen atractivas, cuando se las pone en perspectiva regional dejan de serlo y más aún viendo que se demora el ajuste de las cuentas públicas desaprovechando el favorable contexto internacional".


Tags relacionados

Comentarios

  • EG

    Eduardo Garcia

    Hace 16 días

    Los mejores bonos para los argentinos son los bonos emitidos por países emisores con un buen historial de pagador

    0
    0
    Responder