Informe banca

Menor rentabilidad y poco crédito, los desafíos de un año bisagra para los bancos

Las entidades enfrentan más de un desafío para 2021. Seguir avanzando en la digitalización y satisfacer clientes que piden servicio 24/7, mientras lidian con menores márgenes y una caída en la demanda de crédito.

Les tocó surfear la ola de la pandemia. Una ola tan desafiante como inesperada para la que absolutamente ningún negocio, servicio o industria estaba preparado. Ellos fueron los responsables de tomar decisiones, arbitrar cambios y mover fichas para llevar a los bancos argentinos al siguiente nivel, la transformación digital.

El resultado, a primer golpe de vista es una banca que se readaptó, que avanzó en meses lo que hubiera probablemente llevado años, y usuarios que con más flexibilidad y ductilidad de la que muchos hubieran apostado, se acostumbraron al modo virtual. 

Según el análisis de Gabriela Saavedra, socia líder de servicios financieros de KPMG Argentina, "el sistema financiero continúa demostrando un comportamiento sólido con un crecimiento del nivel de intermediación que observó el impacto de los mayores niveles de mora y en consecuencia incremento en sus pérdidas crediticias en 2020". "El saldo de previsiones contabilizadas del conjunto de entidades se incrementó a lo largo del año pasado, tanto en valores absolutos como en relación con el crédito total y aquel en situación irregular. La rentabilidad presenta una tendencia a la baja, aún cuando se registren resultados positivos", define la ejecutiva.

Así el tablero, los CEOs de los principales bancos siguen capitaneando barcos que aún tienen muchas aguas y muchas olas por sortear, tanto dentro como fuera de sus propias estructuras.

Juan Cuattromo, de Banco Provincia.

"La industria deberá enfrentar desafíos no menores, como las regulaciones de tasas, comisiones, los impactos negativos de una inflación elevada, así como la creciente competencia de nuevos players, las fintechs que entran a participar en espacios específicos, como pagos, comercio exterior o seguros", analiza Fabián Kon, CEO de Banco Galicia. "Uno de los principales desafíos es mantener los resultados, dada la alta inflación y las restricciones sobre los ingresos: tasas activas y pasivas reguladas, líneas dirigidas, incrementos de comisiones regulados, entre otras", puntea el ejecutivo.

Gustavo Manriquez, CEO de Banco Macro, define al 2021 como "un año bisagra: La pandemia nos desafió a nuevas tecnologías y formas de operar. Debemos tener muy en claro ese desafío". En ese sentido, avanza: "Entendemos que este será un año muy transaccional, debido a la baja en la demanda del crédito que estamos visualizando. Por otro lado, es un año donde se trabajará mucho sobre la experiencia del cliente para desarrollar nuevas propuestas de valor".

Juan Cuattromo, presidente de Banco Provincia, pone el acento en el proceso de inclusión financiera que buscan dinamizar. "Se incentiva el uso de los medios de pago electrónicos con el relanzamiento de la billetera digital gratuita Cuenta DNI. Las restricciones a la circulación derivaron en un fuerte aumento en el uso de las plataformas virtuales, no solo para la adquisición de bienes sino también de servicios y esto, evidentemente tiene su impacto en la estrategia comercial del banco, y más aún, cuando se incorpora el rol político que nos cabe como institución pública".

Alejandro Butti, flamante CEO y Country Head de Santander Argentina, también plantea la transformación y la inclusión financiera como "el mayor desafío". ¿La meta? "Acelerar la transformación cultural de Santander con foco en el cliente y priorizando la agilidad y el trabajo en equipo, generando crecimiento rentable y expandiendo nuevas líneas de negocios en áreas como inversiones y agro", dice.

Según el análisis de S&P, la prueba más dura para los bancos podría ser 2021. En su informe "América Latina: Panorama bancario por país", la calificadora de riesgo hace hincapié que, en el caso de la Argentina, las condiciones ya eran débiles pre-Covid-19: "A pesar del acuerdo del soberano para reestructurar su deuda, la industria bancaria continua lidiando con condiciones económicas muy desafiantes, que la pandemia exacerbo".

El informe agrega que "la rentabilidad disminuyó desde el máximo de 2019 debido a las menores tasas de los instrumentos del Banco Central y al impacto del ajuste por inflación". Según las mediciones de S&P, el ratio de retorno promedio sobre activos fue de 5,1 por ciento en 2019; 2,7 por ciento en 2020 y el estimado para 2021 es de 2 por ciento.

Alejandro Butti, de Santander Argentina.

Gustavo Cardoni, gerente General del Banco Ciudad, hace un repaso por el contexto en el que le tocará moverse este año al sistema financiero: "Sobre un escenario inicial de recuperación moderada de la economía, van surgiendo ahora interrogantes en cuanto a la evolución de la actividad en función del avance que venimos viendo en los contagios por Covid, y las restricciones sobre la movilidad que pudieran ir definiendo las autoridades". Y agrega: "Esto se suma a la incertidumbre de todo año electoral que imprime un mayor grado de volatilidad a los mercados financieros, y entendemos configura un entorno que seguirá siendo demandante para las entidades financieras".

Experiencia digital

Uno de los hitos para el sector bancario el año pasado fue haber logrado pasar de una banca muy presencial, con largas filas de clientes para ser atendidos, a una banca prácticamente sin ventanillas. "Hoy a los clientes simplemente les importa que las entidades financieras tengan la capacidad de innovar y que entiendan sus necesidades para adaptarse a las demandas de forma permanente. Hay un gran desafío porque tenemos que discutir cómo hacemos el cambio cultural abandonando el legado del pasado pero construyendo sobre los valores de marca y sobre los vínculos creados con los clientes", asegura Martín Zarich, presidente ejecutivo de BBVA.

En ese sentido, y en medio de profundos cambios en los hábitos de los clientes, los principales bancos se unieron el año pasado para lanzar MODO, la plataforma que le da "batalla" a Mercado Pago, la empresa de MercadoLibre que ya lideraba en materia de pagos virtuales y con el aislamiento obligatorio potenció su alcance.

"Antes de la pandemia, el 77 por ciento de los argentinos utilizaba el efectivo como principal medio de pago, mientras que el 30,2 por ciento visitaba los bancos personalmente para realizar pagos y retirar dinero", según surge de una investigación publicada por la empresa de software bancario Temenos. Estos hábitos se transformaron completamente: menos de una cuarta parte visita hoy los bancos personalmente (24,2 por ciento), el 72,2 por ciento utiliza dispositivos móviles para realizar pagos, el 60,5 por ciento lo hace a través de la web y el 21,5 utiliza la banca telefónica.

"Los hábitos de los clientes cambiaron y al mismo ritmo tuvimos que acompañar el cambio y la nueva realidad para ayudar a los clientes", pone sobre la mesa Zarich.

"Desde el plano de la innovación tecnológica, continuaremos agilizando los procesos y vamos a extender la red a zonas y localidades que hoy no tienen acceso a los servicios del banco. Es decir que nos modernizamos pero sin perder de vista nuestro rol de banco de cercanía", detalla el presidente del Banco Provincia. "Buscaremos fomentar la inclusión financiera a través nuevas funcionalidades que impulsen aún más el uso de Cuenta DNI. Apostamos a una nueva pedagogía en relación a los servicios financieros", remarca.

"Como industria seguimos impulsando la digitalización. Por un lado, aumenta la seguridad y genera un ecosistema mucho más eficiente comparando los costos del sistema alrededor de la logística que implica el billete físico. Por otro lado, aumenta la economía formal y mejora los niveles de bancarización y acceso al crédito", dice Kon, de Galicia.

Martin Zarich, de BBVA.

Desde Macro, Manriquez remarca que "durante el último tiempo, cambió mucho la atención personal a un servicio digital. Es interesante entender que no hay que perder de vista cómo se combinan ambos modelos, esa es la clave".

Banco Ciudad lanzó en marzo último un nuevo home banking y una App Móvil. "Las nuevas plataformas, web y aplicación móvil para Android y para iOS, fueron diseñadas en base a un relevamiento de las necesidades de los usuarios y aprovechando las ventajas de cada sistema operativo", detalla Cardoni.

"Vamos a acelerar la digitalización -puntualiza Butti de Santander- para convertirnos en la mejor plataforma abierta de servicios financieros. Lanzamos o estamos próximos a lanzar GetNet, OpenBank Argentina y otros desarrollos que vendrán, con un fuerte componente de inclusión financiera".

"El desafío es seguir siendo un canal que facilite la vida de nuestros clientes, ofreciéndoles productos cada vez más digitales y a medida", dice Alejandro Ledesma Padilla, CEO de ICBC, que seguirá apostando al segmento estratégico del comercio exterior.

"Las necesidades del cliente bancario se transformaron a lo largo de todo 2020. Cada vez más las estrategias comerciales ubican al cliente en el centro", resume Saavedra, de KPMG.

"Argentina está entrando en la era de la banca tieless; una experiencia menos formal, más rápida (en muchos casos, en tiempo real), más personalizada y realmente accesible las 24 horas. La pandemia ciertamente aceleró este cambio, pero las generaciones más jóvenes fueron responsables de impulsar este cambio", señala Alex Pacheco, gerente de ventas de Temenos Latam.

Empresas en línea

Y si los individuos lograron cambiar su modo de relacionarse con el banco, las empresas no quedaron atrás. En ese contexto, el cheque digital es una herramienta que todos los bancos mencionan como un logro. "Otro de los instrumentos financieros que en 2021 vamos a seguir impulsando es el eCheq, un nuevo medio de pago 100 por ciento digital para individuos y empresas. Banco Provincia implementó el descuento de eCheq con un esquema de tasas diferencial en agosto de 2020. Desde entonces, más de 3100 pymes descontaron 77.000 eCheqs por $30.000 millones", dice Cuattromo.

"En 2020, el cheque electrónico revolucionó el mundo digital de pagos. Galicia fue el primer banco en disponibilizar el producto dotándolo de atributos diferenciales, y manteniendo una participación superior al 40 por ciento. En línea con este tipo de productos, acabamos de lanzar la factura de crédito electrónica, que les permite a las empresas contar con una nueva opción de crédito", detalla Kon.

Alejandro Ledesma de ICBC.

Mirando al segmento corporativo, Butti de Santander, cuenta que "durante 2020 ayudamos a más de 25.000 pymes y empresas, otorgando más de $ 93.500 millones en líneas especiales para pago de sueldos y capital de trabajo. También ayudamos a 22 clínicas y hospitales otorgando líneas por $ 1500 millones y contribuimos mediante créditos al pago de un cuarto de millón de salarios".

En la misma línea va Zarich, de BBVA. "El banco se está volcando en apoyar a todos sus clientes, ofreciendo facilidades al segmento minorista y proporcionando a las empresas liquidez. Consideramos que el sistema financiero es parte de la solución de esta crisis".

Desafíos

Además de la transformación digital, la lista de desafíos que tiene pendiente el sector bancario suma más drivers y no es corta. La cantidad enorme de efectivo dando vueltas por el sistema es un punto que preocupa al sector en general y todos ponen énfasis en arbitrar más medios para disminuir su uso.

"Hoy la inflación genera cada vez más efectivo cuyo valor se va depreciando, y esto hace que cada vez haya más papel que entra al sistema a través de diferentes canales, con un costo muy grande para todo la industria. Debemos trabajar juntos, sector privado y Gobierno, en un marco regulatorio e impositivo adecuado para incentivar el uso de los medios digitales de las empresas, comercios y personales", dice Kon. Y reclama "reducir la carga impositiva sobre el sector productivo y el financiero, que explica en parte mayores costos que se reflejan en las tasas de interés". El ejecutivo se queja de Ingresos Brutos: "Diez provincias han aumentado alícuotas recientemente, entre ellas la Ciudad de Buenos Aires (+100 pbs), Provincia de Buenos Aires (+200 pbs) y Córdoba (+200 pbs)".

La reactivación del crédito y los niveles de morosidad también están, por supuesto, entre los desafíos. "Sin dudas la profundización del financiamiento bancario es una asignatura pendiente y de la misma manera se observa que una porción significativa de las operaciones se sigue focalizando en productos de baja complejidad, mayormente transaccionales", analiza Saavedra, de KPMG.

El sector tiene alta liquidez y bajo nivel de préstamos. De acuerdo con los datos del Banco Central, a mediados de abril el total de depósitos en el sector financiero superaba los $ 9,3 billones de los cuales la mitad estaban en cuentas a la vista (caja de ahorro y cuenta corriente) y el resto en plazo fijos. Los préstamos al sector privado apenas totalizan $ 3,4 billones.

Zarich, desde el timón de BBVA, prende una señal de alerta. "En este momento hay una restricción muy fuerte por la propia demanda. El contexto macro de la Argentina hace que los empresarios no inicien su proyecto, no demanden excepto el capital de trabajo muy básico, y lo mismo pasa con las personas. Veremos cuándo se puede ir flexibilizando".

¿Las claves para empezar a transitar hacia una normalización? "Lograr una mayor estabilidad de la moneda y el control de la inflación serán claves para generar un sistema financiero que pueda brindar confianza, canalizar el ahorro e impulsar los créditos", dice el CEO de BBVA.

Medir los daños
En cuanto a la salud de la cartera de los créditos vigentes, los últimos números del BCRA indican que el ratio de irregularidad del crédito al sector privado descendió a comienzos de este año para ubicarse en 3,8 por ciento. Sigue vigente la modificación transitoria sobre los parámetros para clasificar a las personas deudoras y la posibilidad de transferir cuotas impagas al final de la vida del crédito, normas para palear los efectos de la pandemia.
"El 2021 será de normalización. Esperaría ver números de morosidad que suban, pero tenemos un margen muy grande para trabajar dentro de niveles que no nos preocupan", opina Martín Zarich, CEO de BBVA.
"La mora puede incrementarse a partir de la salida de la reprogramación de cuotas que finalizó el 31 de marzo. Durante los 12 meses anteriores, el 80 por ciento de los clientes continuó pagando sus cuotas regularmente. El impacto real de quienes optaron por la reprogramación podrá verse recién a finales de mayo", advierte Alejandro Ledesma Padilla, CEO de ICBC.
En igual sentido va Gustavo Cardoni, gerente General de Banco Ciudad. "La morosidad dependerá de los efectos que pueda causar la segunda ola".

Ledesma Padilla, de ICBC, focaliza en un segmento concreto y pone una mirada optimista sobre las empresas exportadoras: "La demanda de préstamos para capital de trabajo se mantendrá firme y algunas empresas de sectores específicos, con oportunidad de crecimiento, están tomando créditos para bienes de capital y proyectos de inversión, pero restringidas por la normativa".

"Estamos trabajando en conjunto con el Ministerio de Desarrollo Productivo, en un programa de financiamiento (desde ICBC) y capacitación, a través de la Fundación ICBC, para pymes que exporten a China, el gran socio comercial de la Argentina", dice el CEO de ICBC.

"Desde Santander buscaremos impulsar el financiamiento. En algunos sectores esperamos mayor demanda de crédito, como el sector agropecuario, construcción, vehículos, y consumo", dice por su parte Butti.

Con objetivos muy particulares y diferentes en muchos sentidos a la de las entidades privadas, en Banco Provincia están apuntado todos los cañones a fortalecer el financiamiento al sector productivo. "El banco duplicó el saldo de su cartera de préstamos al sector productivo y expandió el crédito destinado a las empresas por encima del promedio del sistema financiero. La mayor parte de este crecimiento se debe a las colocaciones destinadas a las pequeñas y medianas empresas, en el marco de la implementación del programa Reactivación PyME, que hoy supera los $100.000 millones colocados con soluciones a más de 11.000 empresas de la provincia", detalla Cuattromo

Desde el Banco Ciudad, el foco también está puesto en atender el financiamiento para capital de trabajo y bienes de capital. "Estuvimos muy activos en ambas líneas en este primer trimestre y sobrecumplimos la exigencia del Banco Central con nuestras líneas de inversión", remata Cardoni.

La película aún se está rodando. Los ganadores y los perdedores, las alzas y las bajas.

Por Mónica Fernández

La versión original de esta nota se publicó en el número 329 de revista Apertura. 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios