Aseguran que el entorno global favorece al oro: cómo aprovecharlo desde Argentina

Con una ganancia superior al 22%, el oro vive su segundo año consecutivos de subas y el rendimiento más alto desde 2010. El entorno de extrema liquidez monetaria, tasas nominales y reales bajas y dólar cayendo podría beneficiar al metal precioso en 2021.

En medio de un año de elevada volatilidad, las acciones tuvieron tenido una performance positiva. El Selectivo S&P 500 sube 14,4% en lo que va de 2020. Sin embargo, al comparar al índice con la dinámica del oro se observa que el metal precioso por ahora tuvo un rendimiento superior al principal índice accionario del mundo. El oro sube 22,5% en 2020 mientras que las acciones mineras ganan un 22%. La baja del dólar este año permitió que las acciones y las materias primas se recuperen.

De hecho, prácticamente todos los activos se fortalecieron contra el dólar, el cual acumula una caída del 6% este año y del 15% desde los máximos de marzo.

La fuerte caída del dólar esta relacionada con la enorme cantidad de dinero emitida recientemente. Estamos en un entorno de extrema liquidez monetaria junto con tasas de interés nominales baja. Además de eso, la caída en las tasa de interés en EE.UU. junto con la suba de la inflación hace que el contexto se le sumen las tasas de interés reales negativas. Es decir, comprando bonos el inversor no logra tener rendimientos por encima de la inflación, por lo que debe salir a buscar rendimientos en otros activos más riesgosos.

De esta manera, se conjugan distintos factores positivos que favorecen al oro a mediano y largo plazo.

El banco de inversión Goldman Sachs se mantiene optimista sobre el oro en 2021.En un informe publicado recientemente, los analistas del banco afirmaron que mantienen su objetivo de precio del oro para 2021 de u$s 2300. Aunque los economistas ven una fuerte recuperación económica en los EE.UU. y en todo el mundo el próximo año, Jeffrey Currie y Mikhail Sprogis, los autores del informe dijeron que invertir en oro sigue siendo una estrategia positiva.

"En nuestra opinión, el mercado alcista estructural del oro no terminó y se reanudará el próximo año a medida que las expectativas de inflación suban, el dólar estadounidense se debilite y la demanda minorista de mercados emergentes continúe recuperándose", señalaron.

Entre los factores que ve Goldman Sachs destacan la existencia de tasas reales negativas junto con un entorno de dólar a la baja. Concretamente, esperan que la caída del dólar estadounidense continúe en 2021, lo que debería ayudar a sostener los precios.

Los analistas de Criteria explicaron que el contexto global sigue favoreciendo un posicionamiento estratégico en oro: “Estamos en un entorno con políticas fiscales y políticas monetarias super laxas convierten al oro en la moneda de último recurso. Además, las tasas reales negativas y crecientes riesgos de inflación junto con la tendencia a la debilidad del dólar, son condimentos positivos para el posicionamiento en el metal. Por último, rendimientos nominales cercanos a cero podrían disminuir la protección otorgada por los bonos del tesoro de EE.UU., generando flujos al oro , comentó Nicolas Max, head de Asset Management de Criteria

Finalmente, Mariano Calviello, Head Portfolio Manager de Fondos Fima afirmó que estos niveles de tasas de interés van a generar un dólar débil, que puede impulsar a los precios de los commodities a que mantengan su evolución positiva, al mismo tiempo que la actividad económica se recupere.

“La fuerte corrección en el precio del oro del mes de marzo coincidió con una apreciación muy importante del dólar a nivel mundial, producto del inicio de la pandemia y de la incertidumbre existente sobre la evolución futura. Desde entonces, la depreciación del dólar coincidió con una importante alza del oro, hasta agosto, a partir del cual el dólar se mantuvo débil pero el oro comenzó a bajar desde los máximos. En agosto coincidió con un mes en el que volvió el optimismo por las vacunas y fue el mejor agosto desde 1984, impulsando también commodities producto de la mejor perspectiva futura. En ese sentido el oro puede estar sufriendo esta mejora del contexto, a medida que se suman mayores posiciones de riesgo, pese a q se mantiene la perspectiva de un dólar débil junto con una tasa cercana a cero , indicó.

Agregar oro a la cartera

A la hora de diseñar un portafolio, diversificar la cartera suele ser un factor de éxito para que las inversiones a mediano plazo sean positivas. En ese sentido, agregar oro a las carteras resulta clave para obtener buenos resultados y disminuir volatilidad en las carteras.

José Ignacio Bano, gerente de inversiones de Invertir Online remarcó que tener oro sirve para bajar la volatilidad en las carteras a la vez que ofrece retornos positivos de largo plazo.

A nivel histórico, tener oro en el portafolio es siempre una buena elección. Por un lado te baja la volatilidad de la cartera y sin quitarte rentabilidad. El oro ofrece una rentabilidad en los últimos 50 años del 10% por año mientras que la inflación en ese período fue de 3,8% por lo que da una buena tasa real , señaló

Por otro lado, Bano detalló que la correlación entre la base monetaria y el oro es positiva, por lo que el metal debería subir aun mas dada la elevada emisión monetaria que se llevó a cabo este año.

“Todos los bancos centrales demandaron oro en los últimos años, ya que el metal funciona como refugio de valor. Además, es importante remarcar que en los últimos tiempos se vio un crecimiento fuerte de la base monetaria de EE.UU., lo que es un factor clave ya que hay una fuerte correlación entre dicha variable y el metal. La base monetaria en EE.UU. se duplicó este año por causas del Covid-19 y no creció tanto el oro. Fue tan grande el salto de base monetaria este año pero el año que viene es muy probable que el mundo siga con problemas y que los países desarrollados sigan necesitando de monetizar su deuda y déficit fiscal , dijo Bano.

¿Cómo invertir?

Existen distintas formas de acceder al rendimiento subyacente del oro, ya sea a través de la adquisición directa de lingotes y monedas o a partir de la compra de ETFs, acciones de mineras o futuros.

Manuel Carpintero, portfolio manager de Nash Inversiones afirmó que el oro tuvo un muy buen recorrido este año y si bien le ve potencial, cree que el momento para comprar el metal precioso aún no llegó.

“El oro viene recortando en las últimas semanas. Me gusta para tener oro en carteras aunque no todavía ya que creo que puede caer un poco más. Quien quiere comprar oro con cuenta en Argentina podría hacerlo a través de oro en Rofex y no todavía a Cedears de compañías mineras como Barrick Gold o Yamana Gold. Estas acciones tienen más volatilidad y no sirven tanta cobertura. Si bien correlación bajo con el resto del mercado, iría directamente a futuros de oro para apostar al oro , dijo Carpintero

Desde Invertir Online entienden que la mejor forma de invertir en oro es por medio de ETFs y, en particular, comprando el fondo SPDR Gold Trust (NYSE: GLD).

Dentro de sus ventajas de invertir en el ETF de oro son bajos costos bajos. El índice de gastos del fondo es de 0,4% anual. Además, no se debe incurrir en costos adicionales de almacenamiento y seguro. El fondo contiene lingotes de oro en una forma estandarizada, cuyo precio es determinado según la Asociación del Mercado de Lingotes de Londres. Finalmente, el factor de liquidez es clave. El ETF tiene más de u$s 74.000 millones de en activos bajo gestión y se negocian en promedio más de u$s 1.500 millones de forma diaria , explicó Bano.

Finalmente, y en relación a oportunidades en Cedears, Bano afirma que la minera Barrick Gold muestra potencial hacia adelante.

A nivel fundamental, Barrick Gold tiene ratios de valuación están muy en línea con el mercado. A su vez, Barrick tiene un margen neto superior al resto , finalizó.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios