Inversiones

Trade electoral: mercados toman posición tras el desembarco de Massa en Economía

Los bonos suben más del 20% desde sus mínimos. Las acciones también se recuperan. Para analistas, la llegada de Massa evita un escenario catástrofe y comienza a abrirse el juego de especulaciones electorales en el Gobierno y en el mercado.

El mercado especula con el potencial inicio de un trade electoral. Los distintos drivers que en el pasado podrían haber generado un cambio de humor en el mercado, no tuvieron ese efecto esperado.

Ante la falta de catalizadores, la cuestión electoral es casi la única causa que podría generar un mayor optimismo en los inversores. Si bien hay cierto escepticismo, parte del mercado entiende que, de a poco, el famoso trade electoral podría estar comenzando.

Para los analistas, la llegada de Massa apuntó en la dirección de darle un cambio de humor al mercado.

¿Efecto tasa? El dólar blue y el financiero vuelven a caer y la brecha se comprime a menos de 115%

Un sector duplicó el crédito en apenas seis meses y se gestiona por celular

Rebote de corto, bajas de largo

Los activos argentinos están claramente en niveles muy bajos. Los globales caen entre 40% y 57% desde que salieron a cotizar en septiembre de 2020 luego del canje de deuda que llevó a cabo el Gobierno con acreedores privados, en medio de la reestructuración de u$s 65.000 millones.

Por su parte, el S&P Merval en niveles de u$s 400 vale un 77% menos que sus máximos históricos de 1800 dólares.

Las acciones medidas por el S&P Merval en dólares prácticamente se mantienen en los mismos niveles respecto de los que viene operando en los últimos dos años.

Sin embargo, en las últimas semanas, el mercado inicio un fuerte rally. En el último mes los bonos en dólar muestran subas de entre 15% y 21 por ciento.

Por su parte, las acciones también despegaron, con subas de 68% para Edenor, 55% para YPF, 52% de avances en Mercado Libre y 46% en Vista Oil.

Acciones como Grupo Supervielle, Cresud, Globant, TGS, BBVA Argentina, Loma Negra, Grupo Financiero Galicia y Banco Macro muestran un avance de entre 30% y 40 por ciento.

Javier Casabal, estratega de Adcap Grupo Financiero detalló que el nombramiento de Sergio Massa como nuevo ministro de Economía sugiere que tendrá el apoyo político para impulsar algunas reformas económicas críticas para evitar una crisis terminal.

Además, agregó que si bien hay poco espacio para un plan de estabilización integral, Casabal cree que Massa logrará llegar a 2023 en mejor forma, y que esto pueda repercutir positivamente en la deuda.

"Aunque todavía no se han unido figuras de alto perfil al equipo de Massa, creemos que su ambición de convertirse en el candidato presidencial del Frente de Todos en 2023 lo impulsará a implementar medidas enérgicas con valentía. Para revertir su índice de aprobación desfavorable, creemos que se enfocará en lograr resultados para convertirse en la cara de la recuperación de la Argentina", dijo el estratega de Adcap Grupo Financiero.

En ese sentido, Casabal entiende que la llegada de Massa elimina el escenario de catástrofe y comienza a preparar el escenario para un escenario político de dos candidatos presidenciales moderados para 2023.

"Dejar atrás la confrontación política y pasar a una vida más civilizada desde el lado del debate público podría ser precisamente lo que Argentina necesita para iniciar su recuperación. Creemos que la recuperación de los precios de los bonos seguirá a la entrega de Massa, pero podría seguir siendo barata hasta que el catalizador político se aclare", consideró Casabal.

Wait and see

El mercado parecería estar operando en modo de "Wait and See" ante la expectativa de nuevos anuncios y medidas económicas que logren definir los próximos movimientos de los activos locales.

Martin Salvo, CIO de BIND Inversiones sostuvo que las primeras medidas de Massa incluyeron la reducción de subsidios a la energía, el reordenamiento de los planes sociales, la eliminación de los adelantos transitorios al tesoro, el incentivo al agro para que liquide las exportaciones y un mayor control sobre las importaciones.

Para el especialista, en la mayoría de los casos, se trató de señales que iban en la dirección correcta, pero cuya implementación o impacto concreto se verá a través de los meses. Sin embargo, aún resta por ver el impacto en la deuda.

"La asunción de Massa resultó en una suba de los bonos soberanos y una apreciación del tipo de cambio paralelo. El mercado reaccionó con un optimismo moderado, pero sigue siendo un escenario con una dinámica que se va monitoreando en base diaria", dijo.

El operador de bonos de un importante banco local explica que existe la posibilidad de que el mercado comience a especular con el inicio de un trade electoral, aunque el mercado se muestra en modo "ver para pagar", a la espera de nuevas medidas y anuncios.

"Los bonos incorporan un elevado nivel de pesimismo y con altas chances de ver un default. Los precios son una oportunidad dado que el potencial alcista que le vemos es mayor al bajista, más aun para una inversión de largo plazo. Aun asi, el mercado espera más detalles del plan Massa y los resultados del mismo para comenzar a pagar", dijo.

Sobre las chances de un trade electoral, el trader de bonos del banco cree que es posible que en las próximas semanas y meses se empiece a ver en los precios.

"Los cambios políticos generaron un mejor clima en el humor político. El massismo tomó un protagonismo mayor, dejando de lado al albertismo y al kirchnerismo. Esto puede ser bien visto por el mercado y llevar a que los inversores comiencen a especular con un cambio político tanto dentro del oficialismo como fuera del mismo", comentó el trader.

No todos están convencidos de la llegada de un trade electoral y de hecho se mantienen con cautela sobre la dinámica de los activos locales de corto plazo.

Maximiliano Bagilet, analista de mercados de TSA Bursátil, del Grupo Transatlántica advierte que si bien hay una gran expectativa para que a Sergio Massa le vaya bien, los indicadores actuales siguen siendo los peores de la región.

Por esta razón, el especialista se TSA Bursátil se mantiene con cautela sobre la posibilidad de un trade electoral.

"Todavía no estamos en condiciones de ver un trade electoral, a pesar de que la mayoría de los activos argentinos se encuentran en niveles ridículos en términos nominales. Cuando revisamos las valuaciones y las proyecciones todavía no vemos oportunidades de compras firmes de corto plazo. Sumado a eso no observamos el efecto de las medidas o un plan concreto a seguir para llegar hasta fin de año", advirtió.

Por otro lado, Bigilet advierte que, para aquellos inversores en busca de un trade electoral meramente especulativo, recomienda esperar el inicio del último trimestre donde el potencial éxito del "plan massa" podría llegar a verse de manera concreta, aunque el mercado a nuestro entender espera si o si un cambio de color político en 2023 para revertir el panorama.

Ardían Yarde Buller, economista jefe y estratega de Facimex Valores coincide en que todavía me parece un poco temprano para que pueda arrancar un trade electoral.

"Creo que hoy el foco está puesto plenamente en el muy corto plazo ya que los inversores quieren saber cómo se van a ir enfrentando los desafíos económicos más inmediatos como pueden ser el bajo nivel de reservas netas, la elevada inflación o la deuda en pesos", comentó.

Además agregó que "una definición que puede ser más importante que las elecciones para los activos en este momento es determinar si la nueva gestión económica va a iniciar el camino de la corrección de los grandes desequilibrios macroeconómicos que arrastra Argentina o solamente va a tratar de administrarlos para llegar de la mejor manera posible a 2023".

Potencial alcista

Hoy los bonos siguen operando bajo fuerte estrés. Con la recuperación del último mes, los Globales del tramo corto rinden 43%, mientras que la deuda del tramo medio y largo opera con tasas de entre 21% y 24 por ciento.

Si bien las tasas de interés comprimieron significativamente desde sus máximos recientes, todavía los rendimientos de la deuda argentina siguen siendo muy altos en términos comparativos, más aun contemplando que la deuda emergente en dólares rinde 7,1% y que los bonos de emergentes de alto rendimiento rinden 9,5%.

Debido al fuerte castigo, en el caso en que los bonos comiencen un proceso de normalización, el potencial alcista luce elevado en base a los cálculos de los analistas.

En el informe publicado por Adcap Grupo Financiero, estiman subas potenciales para los bonos soberanos en un promedio de 48% hasta diciembre de 2023 y de 65% para la Provincia de Buenos Aires.

Pensando en objetivos para la deuda soberana, Juan Manuel Franco, economista jefe de Grupo SBS, cree que los bonos de la parte media y larga de la curva son los que más pueden llegar a subir.

Los actuales precios de los bonos todavía dan cuenta de que el mercado especula con un eventual proceso de reestructuración.

Según cálculos de Franco, mirando hacia una eventual reestructuración en 2024 y pensando en un Valor Presente Neto de los nuevos bonos a entregar de 30 dólares, el GD35 ofrecería un upside de 90%, seguido de los 83% y 81% que ofrecerían los GD46 y GD41, respectivamente.


Si el Valor Presente Neto de los nuevos bonos a entregar de cara a una próxima reestructuración en 2024 fuera de u$s 40, las mayores ganancias se observarían en el Global 2035, con rendimientos de más de 155%, seguido del 145% y 140% que ofrecerían los Global 2041 y 2046, respectivamente.

Finalmente, para un Valor Presente Neto de u$s 50, las mayores ganancias se observan en el Global 2035 que subiría más del 215%, mientras que los Globales 2038, 2041 y 2046 ofrecerían retornos del 180% al 205 por ciento.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios