Inversiones y dolar

Argentina replica el caso de India: la segunda ola de Covid pone fin a la calma cambiaria

La segunda ola en India puso fin a la calma cambiaria evidenciada desde abril de 2020. En el caso de Argentina, la calma en el dólar tiene sus inicios en octubre. El estallido de la segunda ola pone nervioso al mercado y empuja al dólar al alza.

La dramática crisis sanitaria que se vive en India está acaparando la atención global. Tanto es así que las mayores potencias del mundo no dudaron en solidarizarse con el país asiático y colaboraron para evitar que la catástrofe y las muertes continúen escalando. La explosión de casos y muertes en India imprimió una mayor volatilidad en su mercado cambiario, que se vio reducido una vez que las ayudas globales se oficializaron. 

Pese a las enormes diferencias que hay entre la Argentina y la India, el caso del país asiático puede servir para ver cómo impacta la segunda ola de contagios en el mercado cambiario. La segunda ola en India le puso fin a la calma cambiaria que se vivía allí desde abril de 2020. En el ámbito local, en tanto, pudo verse el mayor cambio de tendencia en el tipo de cambio desde noviembre pasado. 

Mientras la cantidad de casos de coronavirus ascendía, en línea con la cantidad de fallecidos, entre febrero y abril la rupia india se devaluó un 4,8%. El mercado tomó nota de la mayor incertidumbre y buscó rápidamente la cobertura, optando por dolarizarse. Sin embargo, una vez que se oficializaron las ayudas internacionales para paliar la crisis sanitaria, el mercado cambiario se calmó y la rupia se apreció 1,6%.

El mercado se muestra más tenso ya que con el estallido de la segunda ola de coronavirus y el agravamiento de la crisis sanitaria dio por finalizado el contexto de calma cambiaria que se había iniciado en abril de 2020, cuando en el peor momento de la pandemia, el dólar en India alcanzó un techo. Desde allí la rupia se apreció un 6%, con el dólar pasando de 77 hasta 72,5 rupias.

Si bien la crisis sanitaria que vive India es muy distinta a la que sufre la Argentina, el punto en común es que el estallido de la segunda ola también esta generando una mayor tensión cambiaria en este país. Claramente por cuestiones demográficas y del tamaño de la economía, Argentina no está sufriendo el drama sanitario que está viviendo el país asiático y las diferencias son muchas. Aunque el punto en común es justamente el mayor nerviosismo de los inversores a causa de la segunda ola, el cual se traduce en el cambio local, en una suba del tipo de cambio paralelo.

Martín Polo, estratega jefe de Cohen, afirmó que las escalas entre Argentina e India son diferentes. "En el caso de India, claramente se remarca que tuvo muchos casos y está complicada. Hay que tener en cuenta que es una economía muy grande y los millones de casos es a otra escala respecto de lo que se mide en Argentina. Sin embargo, lo que pasa en India afecta no solo a ese país sino también a la región ya que los índices bursátiles de Asia viene más flojos en comparación con Europa y Latinoamérica, así como también las monedas asiáticas que vienen un poco más débiles", sostuvo Polo.

Además el economista explicó que India es la segunda economía de Asia y para este año se esperaba un fuerte rebote. "Se espera un rebote del 12% al 13%. Hay que tener en cuenta que India es uno de los principales compradores de aceite de soja. Aún no se refleja en los precios ya que la soja siguió subiendo, pero el actual contexto sanitario agrega un marco de duda sobre algunas variables financieras. No se sabe cómo va a terminar India ni las medidas que se terminen adoptando, y el mercado, ante esa duda, reacciona en consecuencia y por eso sube el dólar y cae la bolsa", afirmó Polo.

El dólar como cobertura

En contextos de mayor incertidumbre económica y financiera, los inversores buscan activos que los protejan. En ese sentido, en los mercados emergentes, el dólar tiende a ser el activo preferido por los inversores y por ello, ante mayor incertidumbre, la volatilidad en el mercado cambiario tiende a incrementarse.

En línea con lo que ocurre con la India y en Argentina, desde Bull Market Brokers advirtieron que hay una relación directa entre el dólar y la crisis sanitaria.

"El coronavirus y sus mutaciones locales impactan directamente en la expectativa de déficit fiscal de las economías. Y por lo tanto, en la emisión -sea monetaria o de nueva deuda- y eso deprime la moneda como los bonos. No hay dudas de que las cuarentenas son alcistas para el dólar en todas las economías emergentes que son muy sensible a los flujos internacionales y las expectativas fiscales, pero también en las sumergidas como la Argentina donde el impacto se traslada al dólar financiero o el blue", comentaron.

Por otro lado, los analistas de la compañía sostuvieron que una cuarentena en Argentina tiene un daño mayor que en otras economías.

"En el caso argentino una cuarentena estricta tiene una capacidad de daño mayor, mientras que en economías como la brasilera no, ya que en Brasil el Gobierno decidió asumir el costo político de los muertos pero no de una crisis económica mayor. Argentina que tiene esa hoja de ruta, debe pasar el invierno para dar por terminado este riesgo sistémico que es la permanente amenaza de cuarentena. Mientras ese riesgo continúe latente, la prima de riesgo seguirá jugando en contra para los valores que usa el Gobierno para financiarse", afirmaron.

La cantidad de casos de coronavirus se han incrementado notablemente en Argentina en las últimas semanas, haciendo que nuestro país entre de lleno en la segunda ola. Según el mismo Gobierno, el sistema de salud está bajo un fuerte estrés producto de la mayor cantidad de contagiados. De esta manera, el presidente Alberto Fernández decidió incrementar los controles a la circulación y a imponer una cuarentena 2.0, lo cual generó un impacto directo en el mercado cambiario.

El caso argentino

Esta mayor incertidumbre desde el lado económico generó que los inversores se encuentren más cautelosos y por ello el dólar vuelve a subir. Se comienza a ver el final, o al menos una pausa, de la estabilidad cambiaria. El dólar contado con liquidación acumula cinco semanas de subas consecutivas y en ese período creció 6,9%.

Es decir, al igual que en India, la crisis sanitaria genera mayor incertidumbre, el cual se traslada en un contexto de mayor volatilidad en el tipo de cambio.

Fernando Marull, director de FMyA, explicó que el contexto de mayor volatilidad cambiaria responde a que Argentina ingresa en una nueva fase de la crisis del coronavirus.

"Nosotros esperábamos que si Argentina entraba nuevamente en modo Covid, la brecha cambiaria también iba a rebotar. De esta manera, la crisis sanitaria imprime más riesgo, más anuncio fiscal, posiblemente más maquinita y como resultado, mayor presión sobre la brecha cambiaria. Igualmente, por ahora el impacto es acotado. Y el Banco Central (BCRA) tiene reservas para reforzar la intervención en el dólar contado con liquidación o MEP si quiere estabilizarlo. Con el agro y el BCRA comprando reservas, será difícil que se el escape", explicó Marull.

Martín Polo agregó que la Argentina tiene un panorama similar que la región.

"El contexto global para Argentina viene muy bien. Sin embargo vemos que el dólar paralelo se recalentó, alentado por distintas expectativas. Se juntan muchos factores, entre ellas la posibilidad de ver una mayor cuarentena y que la misma pueda derivar en que el BCRA deba emitir sin respaldo, lo cual refuerza una mayor tensión cambiaria", dijo Polo.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios