Análisis macroeconómicos antes de cerrar la semana

Todos los condimentos parecen haberse combinado para llevar a la actividad económica a una fuerte desaceleración, efecto rematado por el reciente pico de volatilidad cambiaria.

Así lo revela un informe elaborado por SBS Fondos enviado a sus clientes, en el que se resalta  el crecimiento de la economía se desaceleró a 1,4% a/a en marzo, alcanzando la menor tasa de expansión desde abril del año pasado.

Asimismo, la serie desestacionalizada reflejó una baja de 0,1% m/m que extendió la caída de 0,2% m/m registrada en febrero. “Gran parte de esta dinámica negativa responde al impacto de la sequía. En este sentido, estimamos que excluyendo al sector agropecuario la economía se habría mantenido estancada en febrero y habría crecido cerca de 0,4% m/m a.e. en marzo .

Además, desde la compañía destacan que "el efecto de la sequía se sentirá con mayor dureza en los registros de los próximos meses".

Por otro lado, destacaron que que, “según el EMI (Indec), la producción industrial creció 3,4% a/a en abril. No obstante, la dinámica mensual fue negativa según lo capturado por los indicadores privados".

Por su parte, los analistas de Balanz Capital aclararon que la situación actual no es un 2001 pero ello no significa nada si la Argentina no tiene disciplina. “La volatilidad de las últimas dos semanas representa el primer ataque al corazón grave para Cambiemos y según nuestra perspectiva, el inevitable anuncio de las ambiciosas nuevas metas fiscales, dependiendo de su cociente de realismo, deberían ser intrínsecamente alcanzables, pero solo si el gobierno de Mauricio Macri  reformula su ya difunto gradualismo y escapa de su tendencia a la negación intermitente de la realidad del mercado .

Además, señalaron que “si hay una clara lección que aprender de la debacle económica 1998-2001 es que los gobernantes argentinos no deben sacrificar la actividad económica para sostener un nivel terapéutico teórico del Peso que se base en la quimioterapia de una tasa de interés de alrededor del 40% como la actual para poder mantenerse. Una prolongada recesión fomentada por una reacción de la política monetaria del BCRA podría ser la estaca en el corazón de la gobernabilidad ganada con tanto esfuerzo por Cambiemos. En algún momento de los próximos 60-90 días, el equipo de Macri deberá admitir que hay un 13%-15% de tasa de interés real (aunque eso haga saltar la moneda a un nivel más alto) .

En la misma línea, el informe señala que en las semanas recientes, la moneda argentina comenzó a evidenciar signos de desequilibrio a pesar de la intervención anti incendios del BCRA. “La montaña que constituye el vencimiento de intereses y capital es un obstáculo intimidante si se combina con la financiación de continuos déficit fiscales que podrían llegar al 3,5%-4,5% del PIB, incluso bajo los supuestos revisados más edulcorados. Si los mercados de activos fijos locales e internacionales son amigables con la evolución económica y el entorno político argentinos, podríamos prever su voluntad de renovar un porcentaje razonable de estos vencimientos .

Tags relacionados