Financiamiento del déficit

Por qué las Lelites generan desconfianza en buena parte del mercado

Los nuevos títulos que licitará el Gobierno exclusivamente para FCI son intransferibles, precancelables y a 30 días como máximo. La caja potencial de estos papeles es de $ 445 mil millones.

El Ministerio de Economía de la Nación anunció el jueves pasado el lanzamiento de las Letras de Liquidez del Tesoro (Lelites), un nuevo instrumento en pesos pensado para que los fondos comunes de inversión (FCI) arrimen algo de algo de dinero para ayudar al Tesoro a cerrar el programa financiero 2021.

Se trata de instrumentos en pesos precancelables e intransferibles, con un plazo de emisión inferior a los 30 días, que sólo pueden ser suscriptos por FCI.

Nacen las Lelites: el nuevo instrumento de Guzmán para seducir a los FCI

Más allá de que en el mercado hay quienes desconfían que este tipo de papeles pueda tener buena aceptación entre los fondos, la caja potencial en cuestión arroja un número suculento. "Si toda la industria accediera, el máximo para fondeo llegaría a $ 445.000 millones", consignó un informe reciente de GMA Capital.

El documento remarca que la industria de fondos comunes de inversión administra un total de $ $ 3.045.000 millones. Actualmente, la exposición al sector público de este tipo de jugadores institucionales, sin contar a los money market, ronda el 46 por ciento.

Más allá de la mencionada caja potencial, GMA Capital resaltó: "¿Cuánto podría recaudar el Tesoro? Es difícil estimarlo dado el carácter voluntario de la norma".

En ese sentido, un portfolio manager consultado por El Cronista no se mostró interesado por incorporar Lelites a su cartera.

"En un fondo de money market este instrumento a mi no me sirve. Es más, te diría que me espanta clientes", disparó el ejecutivo.

Esta misma persona afirmó también: "Hoy los clientes quieren money market completamente puro, sin ningún instrumento soberano o corporativo. Solo plazo fijo, caución y cuentas remuneradas".

En línea con estas declaraciones, el broker Consultatio Plus había escrito en sus redes días atrás: "No creemos que haya mucha demanda por parte de los money markets, que en general prefieren evitar el riesgo soberano y tomar riesgo BCRA".

De todas formas, el portfolio manager mencionado anteriormente explicó que en un fondo t+1 "podría eventualmente tener alguna Lelites", pero advirtió: "Al ser intransferible, tiene una desventaja con respecto a cualquier otro titulo soberano o corporativo que sí tiene mercado y puedo venderlo en caso de rescates grandes. En general no vi mucho entusiasmo en la industria".

Por último, ante la consulta de qué tipo de jugadores podrían ingresar a tal instrumento, si para él es tan poco atractivo, reconoció: "Los money market de los bancos mas grandes van a verse condicionados y seguramente participen para que esto que hoy es voluntario no se convierta en compulsivo".

Por su parte, el portfolio manager de Toronto Trust, Jorge Viñas, indicó que "dependiendo de la tasa que estén dispuestos a convalidar desde el Gobierno y de las condiciones para la recompra, podría haber cierto interés".

La normativa elaborada recientemente por la Comisión Nacional de Valores (CNV) menciona que para los FCI inciso "a" (todos salvo los money market) que liciten Lelites el límite de activos valuados a devengamiento pasará de 20% a 25%, pudiendo cubrir ese porcentaje con hasta 15% del total del fondo en los nuevos títulos cortos y con hasta 20% con el resto de activos a devengamiento (como sucedía previo al cambio de normativa).

Para los fondos inciso "b" (money market), la nueva norma mantiene el límite de invertir como máximo el 30% en activos valuados a devengamiento, habilitándose ahora a cubrir la mitad de ese porcentaje (es decir, el 15%), con los nuevos títulos del Tesoro. El resto de la normativa de los money market no cambia.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios