Deuda

Riesgo dólar: el mercado, atento al vencimiento de $ 305.000 millones de esta semana

Si bien los analistas prevén una licitación exitosa, hay incertidumbre sobre qué harán los tenedores extranjeros. Si no renuevan, crecería la presión sobre la brecha.

Esta semana el Tesoro enfrenta vencimientos de deuda en pesos por un total de $ 305.200 millones. De ese monto, dos grandes fondos del exterior concentran 20,4% de los vencimientos. Este dato genera incertidumbre en el mercado ya que se desconoce la estrategia que buscarán llevar a cabo dichos fondos. Analistas advierten que ante una estrategia de salida por parte de los fondos, el mercado cambiario podría encontrar más volatilidad.

La licitación de instrumentos en pesos anunciada para este miércoles por el Ministerio de Economía fue vista por el mercado como una suerte de prueba de fuego. De ella depende la estrategia financiera, dados los abultados vencimientos y la presencia de inversores del exterior. 

El Tesoro sabe que el vencimiento le representa un desafío importante ya sea por el tamaño de la deuda a vencer así como también por la calidad de los tenedores de la deuda. Inversores privados representan alrededor del 40% y los no residentes, un 20% del vencimiento. Es por ello que para el actual vencimiento, ofrecerá en la licitación diversos instrumentos en pesos para hacer frente a los compromisos.

Se reabrirán las emisiones de Ledes (S31G1 y S29O1), Lepase (SG311 y SO291), Lecer (X28F2), Boncer (TX23) y bonos dólar linked (TV22). Además, realizará tres nuevas emisiones de Ledes con vencimiento a noviembre de 2021, Lecer con vencimiento a mayo de 2022 y el nuevo título dólar linked mencionado anteriormente.

Tanto el mercado como el Tesoro temen que un mal resultado en el rollover de la deuda en pesos provoque la necesidad de cubrir ese excedente con emisión monetaria.

De esta manera, en un contexto en donde el año pasado se emitió un 7,5% del PBI y en el que la inflación no da respiro, junto con un escenario de nuevas restricciones por la segunda ola de coronavirus, hacen que no haya demasiado espacio adicional para emitir pesos. Es por eso que resulta clave tener un buen rollover de deuda.

Si el resultado es malo y se debe emitir para cubrir el bache, el temor es que esa nueva emisión termine desencadenando un contexto de mayor aceleración inflacionaria y de mayor presión sobre la brecha cambiaria, la cual ronda el 66% actualmente.

Martín Saud, senior trader de Balanz, explicó que si el resultado de la licitación arroja un buen rollover de deuda, podría haber tranquilidad en el mercado y mayor calma en el tipo de cambio, que tendrá menos presión. Sin embargo también advirtió que el mayor riesgo que existe de cara al actual vencimiento es que un poco más del 30% de esta letra está en manos de no residentes, lo que implica un riesgo mayor de no renovación.

"En el caso en que los no residentes no renueven, puede haber presión en el tipo de cambio ya que son más o menos u$s 400 millones de dólares. Es una cantidad bastante significativa para lo que se opera en la bolsa. De todos modos, creemos que el Banco Central (BCRA) tiene las herramientas para hacer frente ante una eventual salida de los fondos con todo el ingreso de dólares que está teniendo por la cosecha. Llegado el caso, dependerá de la decisión que tome el BCRA para hacer frente a esa salida de capitales", comentó.

Por su parte, Rodrigo Benítez, economista jefe de Quinquela, advirtió riesgos cambiarios ante un eventual resultado desfavorable en la licitación.

"Si bien el mercado espera niveles altos de renovación, si no se lograra ese objetivo el riesgo es que esos pesos se canalicen hacia el mercado de dólar financiero (contado con liquidación y MEP) y aumente la brecha cambiaria. En especial teniendo en cuenta que algo más del 20% de los vencimientos están en manos de inversores extranjeros que podrían decidir dolarizar sus tenencias. Esto explica la decisión del Tesoro de ofrecer un abanico amplio de opciones y seguramente será clave la interacción con el BCRA, ya que es el que tiene capacidad de intervención en ese mercado. Por eso será clave monitorear en estos días además de la brecha, el volumen operado en los bonos utilizados para CCL o MEP", señaló el economista jefe de Quinquela Fondos.

Pedro Siaba Serrate, estratega de Portfolio Personal Inversiones (PPI), advirtió que el Gobierno tiene un test importante esta semana ya sea por el monto del vencimiento de deuda así como también por la calidad de los inversores.

"Calculamos que del total de $ 305.000 millones, el 40% está en manos de privados y el 20% está en manos de tenedores extranjeros. Vemos que es un potencial riesgo para el contado con liquidación ya que si esos tenedores no quieren renovar y salirse vía contado con liquidación, es probable que tengamos más volatilidad en ese mercado y debamos ver un BCRA más activo vendiendo reservas netas para controlar al dólar", estimó el estratega de PPI.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios