El fin del rulo

Mercados con menor volumen y profundidad podría afectar la financiación del Gobierno

Analistas destacan que se ve afectado el componente transaccional en el mercado. Resaltan que podrían haber mayores presiones cambiarias.

"Quisieron matar un mosquito con una bazuca", es lo que advertían distintos analistas y operadores del mercado local en base a la norma cambiaria emitida por el BCRA

Hay consenso en el mercado de que la última regulación del BCRA genera un incentivo a los agentes a operar por canales externos, lo cual podría afectar por completo el volumen y profundidad del mercado local, golpeando en ultima instancia el financiamiento del Gobierno.

El BCRA emitió una norma en la que busca controlar aun más el tipo de cambio en la bolsa y evitar que el mismo se dispare en los próximos meses. 

Sin embargo, alertan que la misma afecta la profundidad y el volumen del mercado local, lo cual en última instancia podría complicar el financiamiento del Gobierno y con ello, generar nuevas presiones cambiarias.

Traban severamente la operatoria en el mercado y lograrán que se opere complemente en el mercado externo y con ello corren el riesgo de que se les corte la financiación más de lo que ya está cortada.

El miércoles hay una cita clave de los mercados con el Tesoro donde podría revelarse la predisposición de los inversores.

Un operador de un broker local señaló que la norma del jueves afectó de lleno la operatividad en el mercado y el volumen operado en la Bolsa, amenazando la financiación del Gobierno en el mercado

"Esta norma afecta al volumen, la fluidez y la profundidad del mercado local. Pero también genera un impacto negativo en la financiación del déficit fiscal del Gobierno en el mercado local. La norma es muy severa y pone en riesgo la capacidad del Gobierno de encontrar compradores de su propia deuda para financiar el déficit ya que reduce el volumen y tamaño del mercado", dijo

Además el trader proyectó que si ello pasa, "hay riesgos cambiarios futuros elevados ya que la deuda no rolleada se deberá cubrir con emisión y eso genera mas presiones devaluatorias, que era lo que en realidad querían combatir en una primera instancia".

Está claro que el BCRA quiso emitir una norma para contener el tipo de cambio en la Bolsa. 

Sin embargo, al hacer un cepo aún más recargado, el riesgo está en que los inversores abandonen el mercado financiero local, opten acceder al dólar y a la externalización de portafolios por vías alternativas y lleve a que el mercado local se achique, lo cual podría complicar el financiamiento el Gobierno.

"Todos los que formamos parte del mercado queremos que el mismo crezca y que el capital fluya desde aquellos agentes que tienen exceso de capital hacia los que cuentan con un déficit de capital. Sin embargo, la interpretación actual sobre la norma es muy negativa para el mercado de capitales local y afecta la fluidez en el mercado y en el volumen", comentó un portfolio manager de un fondo local.

Además agregó que "traba severamente la operatoria en el mercado y si bien buscan limitar el mercado externo, lograrán que se opere complemente en el mercado externo y con ello corre riesgo que se les corte la financiación más de lo que ya está cortada".

En los últimos años, el mercado local se ha tornado muy transaccional. Es decir, la bolsa viró hacia una gran casa de cambio. 

Otro ejemplo es la parte transaccional en los fondos comunes de inversión, en los cuales el 60% de la industria administra pesos de muy corto plazo. Advierten que con esta norma se afecta ese componente transaccional del mercado.

Finalmente, otro operador de un banco local destaca el impacto negativo de la norma en un mercado que se ha tornado transaccional.

"La medida del viernes genera un escenario de mayor represión financiera, la cual esta llegando a un extremo. Creo que el Gobierno se perjudica a sí mismo en términos de los objetivos que tienen de aumentar el financiamiento en la Bolsa para el Tesoro. Esta norma empuja al inversor a ir al blue y que el mercado sea mas chico de lo que es, afectando en última instancia su propio financiamiento".

Por otro lado, el mismo trader explicaba que el BCRA y el Gobierno ha aplicado una serie de medidas que busca controlar al mercado de una manera tal que puede llegar a perder el control.

"Sacándole el componente transaccional en el mercado, van a perder el control de las variables y del dólar. Si no se puede operar el dólar en la Bolsa en forma legal, van a terminar haciendo que el inversor vaya al blue, en donde el Gobierno no tiene control, por lo que van a terminar perdiendo más dólares y más rápido. No podés parar la demanda de dólares controlando o cerrando el mercado porque se termina generando un aumento de la demanda de dólares en un mercado que no controlan", comentó.

La norma del BCRA

El jueves por la noche el BCRA emitió una norma que regula la operatividad en el mercado cambiario local. Los inversores que busquen dolarizar sus carteras, a partir de ahora tienen nuevas restricciones.

La normativa del Banco Central de la República Argentina (BCRA) genera un "entorpecimiento" en el proceso para comprar dólares en la bolsa, haciendo que sea más engorroso y agregándole dificultades al mismo.

Los inversores deberán tener una caja de ahorro en dólares en Argentina para comprar dólares en la bolsa y quienes quieran comprar dólares para ser girados al exterior (dólar contado con liquidación) deberán tener una cuenta bancaria en el exterior.

Si se quieren comprar dólares contado con liquidación (cable), se deberá comprar el bono contra pesos, y una vez aplicado el parking, se deberá vender el bono contra la especie C y los dólares resultantes de la operación deberán ser transferidos a una cuenta bancaria en el exterior.

Las cuentas de inversión no servirán para esta operatoria, sino más bien las bancarias.

Para comprar dólares MEP, el inversor inicia la operatoria en su cuenta en pesos en Argentina. Los pesos los transfiere a su Alyc local y compra el activo en moneda local.

Luego, si quisiese comprar dólar MEP, vende el bono contra especie D y los dólares resultantes de la operación deberán ser destinados a una cuenta en dólares en Argentina, no pudiendo quedarse en la cuenta bancaria del bróker.

Finalmente, si se quiere pesificar con dólares en Argentina, el ahorrista debe usar las divisas para comprar bonos contra especie D, para luego venderlos. Esos dólares deberán provenir de una cuenta bancaria en dólares de Argentina bajo el mismo nombre.

Operadores del mercado explicaban que esta norma afecta la fluidez en el mercado.

"No tiene sentido la medida desde el lado operativo. El inversor no puede operar bonos dentro de la curva porque primero hay que mandar los dólares al banco y luego reenviarlos a la Alyc. Es muy severo porque complica el volumen y la operatividad en el mercado. Rompe la fluidez del mercado. Es difícil que esta medida tenga éxito", estimó un jefe de trading de un banco local. 

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios