Reservas complicadas

Advierten que el SWAP con China no contabiliza para el acuerdo con el FMI: qué salida ve el mercado

El Gobierno anunció una ampliación del swap con China por un total de u$s 5000 millones. Pero no contabiliza para el acuerdo con el FMI. Los analistas especulan con diversas alternativas

Recientemente el Gobierno anunció una ampliación del swap con China por un total de u$s 5000 millones. El mayor impacto es que el mismo exhibe un cambio clave respecto de los acuerdos anteriores y que es que los fondos serán de libre disponibilidad.

Sin embargo, según la letra chica con el FMI, el swap no se puede usar para contabilizar las reservas netas. De esta manera, el BCRA deberá intentar volver a comprar dólares para alcanzar la meta de reservas con el Fondo.

A causa del desplome en la liquidación, se especula con un nuevo dólar soja.

El BCRA logró comprar dólares, pero el rojo no baja de u$s 900 millones

Por qué hay tantos tipos de dólar en Argentina: la explicación más clara en sólo dos minutos 

  Nuevo acuerdo de SWAP con China  

Tanto el ministro de Economía, Sergio Massa, como el Presidente Alberto Fernández anunciaron un acuerdo llevado a cabo con el Gobierno de China en el que se amplía el actual SWAP de monedas entre el Banco Central de la República Argentina (BCRA) y el Banco Popular de China.

Según confirmaron los funcionarios argentinos, la ampliación del Swap es por un equivalente a unos u$s 5000 millones.

En ese sentido, el dato clave confirmado por Massa está relacionado con la usabilidad de dicho SWAP.

Massa remarcó que "el cambio más sustantivo en el swap con china es que libera el equivalente en yuanes a u$s 5000 millones de libre disponibilidad para que el BCRA los pueda usar en las operaciones comerciales y del mercado de cambios".

NO APLICABLE AL ACUERDO CON EL FMI

Este acuerdo llega en un momento de fuerte presión y debilidad para las reservas, contemplando también que el BCRA debe acumular dólares no solo para tener recursos y mantener la estabilidad cambiaria, sino también para poder cumplir con las metas del cuatro trimestre con el FMI.

Sobre este punto, y pese a que el Gobierno festeje el acceso a nuevos recursos financieros, dicho SWAP no se toma en cuenta para contabilizar el stock de reservas netas que permitan cumplir con el acuerdo con el FMI.

Adrián Yarde Buller, economista jefe y estratega de Facimex Valores remarcó que el swap con China no es considerado como parte de las reservas netas a los fines de computar las metas que tiene el acuerdo con el FMI.

Pese a ello, Yarde Buller destaca igualmente que el anuncio de esta semana igual es importante porque implica que ahora el BCRA tiene margen para empezar a usar el swap y en la práctica eso implica ganar poder de fuego. 

En línea con lo que menciona Yarde Buller, Juan Manuel Franco, economista jefe de Grupo SBS, sostuvo que el swap con China recientemente anunciado no se contempla en las metas de reservas, según establece el programa con el FMI, aunque sí puede limitar salidas por importaciones de productos chinos.

Finalmente, esto también fue confirmado por Maximiliano Bagilet, Team Leader TSA Bursátil y Julio Calcanino, Research Team Leader TSA Bursátil que también coinciden en que, en cuanto la metodología actual lo excluye al SWAP del cómputo de RRII netas. 

Sin embargo, dada la reciente flexibilidad del FMI no descartaríamos alguna suerte de "waiver" o cómputo parcial, aunque no lo tomamos como escenario base.

Lejos de la meta CON EL FMI

Desde TSA Bursátil señalaron que, según datos tomados del balance semanal del BCRA al 07/11/2022, las RRII netas según la metodología del FMI se ubican en aproximadamente u$s 5917 millones.

En ese sentido, explicaron que, dado que tras el último ajuste en los objetivos se requirió un avance de u$s 5000 millones a lo largo del 2022, el objetivo de cierre de año se ubicaría en torno a u$s 7325 millones.

De esta manera, según cálculos de los especialistas de TSA Bursátil el gap se ubica en u$s 1408 millones, aunque considerando que el BCRA vendió en el MULC u$s 482 millones hasta el 14/11 (último dato oficial disponible), las necesidades se amplían a u$s 1890 millones.

"Observando lo sucedido el año pasado desde el 15/11 a fin de año, dónde se observó un saldo vendedor en el MULC de más de u$s 700 millones, esperemos que continúe el drenaje de RRII, excepto que se tomen nuevas medidas extraordinarias", advirtieron.

Debido a que el SWAP no puede ser utilizado para contabilizar las reservas netas para cumplir con el FMI, el BCRA está obligado a seguir comprando dólares y poder acrecentar sus reservas.

En ese sentido, el BCRA está lejos de lograr las metas de reservas del BCRA del cuarto trimestre.

Con números similares, según Yarde Buller, en lo que resta del año, el BCRA necesita acumular reservas netas por casi u$s 1500 millones.

Perdida de reservas y rumbo a dólar soja 2.0

Debido a la perdida de reservas reciente y a la contracción de la liquidación del agro es que se especula con que pronto podría haber un nuevo dólar soja.

En las últimas semanas, el BCRA estuvo perdiendo reservas y de hecho, ya casi perdió un tercio de lo que pudo haber comprado durante el dólar soja.

El jueves el BCRA compro u$s 3 millones, sin embargo, pierde u$s 190 millones en 5 días, u$s 717 millones en 10 días y u$s 1156 millones en los últimos 20 días

Los analistas de Portfolio Personal Inversiones (PPI) afirmaron que desde el fin del dólar "soja" las ventas acumuladas llegan a más de u$s 1400 millones.

"En un mes y medio ya se vendió (a un TC promedio de $ 155,1) el 28% de los u$s 5019 millones comprados (a $ 200) bajo el esquema de dólar soja. Si bien no sorprende el signo de la intervención del BCRA tras el fin del incentivo a los productores, el mercado mira con atención la aceleración en el ritmo de ventas, aun con el nuevo sistema de importaciones SIRA en pleno funcionamiento. A modo de ilustración, el saldo promedio móvil de 10 días de u$s 87 millones supera largamente el de 20 días de u$s 55 millones", comentaron.

Por lo tanto, si bien el BCRA encuentra más recursos financieros para hacerse de divisas, debido a que el SWAP no cuenta para contabilizar en las reservas netas en el marco del acuerdo con el FMI, y dado el colapso en la liquidación del agro, el Gobierno buscará un nuevo dólar soja.

Los exportadores de oleaginosas y cereales liquidaron u$s 45 millones el jueves, acumulando u$s 258 millones en las últimas 5 ruedas y u$s 1009 millones en las últimas 20, versus los u$s 1052 millones de una semana atrás.

De hecho, el actual nivel de liquidación es el más bajo desde al menos comienzo de 2021, con solo u$s 600 millones en las primeras 12 ruedas del mes.

En noviembre, a esta altura ya se habían liquidado u$s 800 millones y en septiembre, con el dólar soja, se habían liquidado más de u$s 4400 millones en las primeras 12 ruedas de septiembre.

Franco agregó que durante septiembre, el "dólar soja" permitió recomponer las reservas de modo tal que si se mantenía ese nivel se podría cumplir la meta anual de reservas del programa con el FMI, que incluso fue revisada a la baja.

Pese a ello, Franco aclara que, los menores ingresos de dólares junto a demanda por importaciones y turismo producto de una alta brecha cambiaria llevaron al gobierno a implementar medidas para limitar las salidas de divisas por esas vías.

"Se especula que podría tener lugar un nuevo dólar soja en el rango de $ 215-225 para apuntalar reservas. Recordamos que la medida en septiembre logró ese objetivo, aunque al costo de una expansión monetaria del 27% de la base monetaria de cierre de agosto, por lo que esto deberá ser tenido en cuenta por el equipo económico a la hora de implementar, si es que efectivamente se hace la medida", dijo Franco.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.